Ensalada de trigo sarraceno con atún y gambas

Sigue a Directo al Paladar

Ensalada de trigo sarraceno con atún y gambas

Para presentar esta ensalada de trigo sarraceno con atún y gambas, primero debo confesar que es la primera vez que utilizo el ingrediente principal. Lo compré, en un ataque de curiosidad, en la tienda de dietética y herbolario del mercado municipal de mi pueblo. Una vez en casa, me di cuenta que en el mercado tenemos a mano un montón de productos e ingredientes, que no utilizamos nunca en nuestros platos, porque no sabemos o no se nos ocurre como prepararlo y cocinarlo.

Nos perdemos, por un lado, conseguir más variedad de ingredientes, haciendo así las comidas más divertidas y por otro, una gran cantidad de beneficios nutricionales que pueden aportar cada uno de estos productos. Así que a partir de ahora estoy dispuesta a ir probando y descubriendo cada uno de los productos nuevos, que vayan cayendo en mis manos y he empezado con esta sana, sabrosa y completa ensalada.

Ingredientes

200 gramos de trigo sarraceno, 200 gramos de atún en aceite, 250 gramos de colas de gambas o langostinos cocidos, 2 limones, 1 cebolla grande, 2 dientes de ajo, 2 ramas de perejil, 1 rama de cilantro fresco, 1 rama de menta fresca, 3 tomates, aceite de oliva, sal.

Cómo hacer ensalada de trigo sarraceno con atún y gambas

Hervimos el trigo sarraceno durante 15 o 20 minutos, en agua abundante agua con sal. Escurrimos muy bien, lo dejamos enfriar y lo ponemos en un bol.

Pelamos la cebolla y la picamos muy pequeñita. Limpiamos, secamos y picamos las ramas de perejil, cilantro y menta. Pelamos, desechamos las pepitas y picamos los tomates. Pelamos y picamos los ajos. Lo ponemos todo en el bol del trigo.

Ensalada de trigo sarraceno con atún y gambas

Añadiremos también al bol, el zumo de los limones, el atún desmigado, las colas de gambas, una pizca de sal y un par de cucharadas de aceite de oliva. Lo revolvemos todo muy bien y lo dejamos reposando en la nevera.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Baja

Degustación

Serviremos la ensalada de trigo sarraceno con atún y gambas en una fuente ensaladera y decorada con unas rodajas finas de pepino y unas colas de gambas.

Podemos preparar la ensalada a mediodía y servirla en la cena, el trigo habrá absorbido el sabor del resto del ingrediente y estará más sabrosa.

En Directo al Paladar | Receta de ensalada de pollo y sésamo
En Directo al Paladar | Receta de ensalada de patatas, salmón y salsa de rábanos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios