Compartir
Publicidad
Publicidad

Alcachofas al puñetazo. Receta ligera

Alcachofas al puñetazo. Receta ligera
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente esta sea una de las recetas más fáciles que haya publicado jamás y, también, una de las más sabrosas. Creo que, si eres amante de las alcachofas, coincidirás conmigo. Y si eres de los que gusta de quedar bien sin apenas esforzarse, adorarás esta receta de alcachofas al puñetazo pues no te despeinarás al hacerla. Palabrita.

Las alcachofas al puñetazo no requieren de más ingredientes que aceite de oliva virgen extra y sal, así como de un buen cuchillo y un horno en el que asarlas. Parece mentira que, con tan poca cosa, se pueda conseguir un resultado tan fabuloso. Ya lo dice el dicho popular, valga la redundancia, menos es más. Este es un gran ejemplo de ello.

Ingredientes para ocho unidades

  • 8 alcachofas, aceite de oliva virgen extra y sal.

Cómo hacer alcachofas al puñetazo

Retiramos un par de capas de hojas de la base de las alcachofas y cortamos el tallo, que podemos reservar para otra elaboración como, por ejemplo, un revuelto con alcachofa o un salteado de alcachofa. Buscamos poder colocar la alcachofa sobre su base, así que procuraremos que la parte inferior de las alcachofas quede plana.

Cortamos también la parte superior de las alcachofas, retirando las puntas que son duras y sin miedo de cortar demasiado. Colocamos las alcachofas boca abajo y las presionamos, con fuerza como si les diéramos un puñetazo, con la palma de la mano para que se abran y las hojas se separen unas de otras.

Volteamos las alcachofas de nuevo y las colocamos en una bandeja de horno. Sazonamos la parte superior de cada una de ellas y las rociamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Es importante que sea de buena calidad, pues esto se notará en el resultado final.

Introducimos las alcachofas en el horno, pre-calentado a 180ºC con calor arriba y abajo, y las asamos durante 45 minutos aproximadamente. Retiramos la bandeja del horno, dejamos reposar 10 minutos y servimos las alcachofas calientes, ya sea como guarnición o como entrante.

Alcachofascollage1024ma

Tiempo de elaboración | 60 minutos
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Las alcachofas al puñetazo son una manera ligera y natural de disfrutar de tan rica verdura. Son muy vistosas, pues las hojas se abren y asemejan flores una vez asadas. Se pueden servir como entrante, como parte de una comida o cena de picoteo, o como guarnición de un plato principal. Las hojas exteriores se desechan y se comen sólo las del interior, que quedan tiernas y jugosas como se aprecia en la imagen de portada.

En Directo al paladar | Coliflor asada entera al curry. Receta ligera
En Directo al paladar | Alcachofas crujientes para guarnición. Receta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos