Compartir
Publicidad

44 recetas para cocinar con pan y aprovechar hasta la última miga

44 recetas para cocinar con pan y aprovechar hasta la última miga
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pan es uno de los mejores inventos o descubrimientos de la humanidad y jamás me cansaré de alabar sus virtudes y bondades. También me repito mucho animando a todo el mundo a hacer sus propios panes, pero en una fecha señalada como hoy podemos hacer un homenaje al pan de una forma algo distinta, pero también importante. Y es que hay muchas recetas para cocinar con pan que demuestran que no es solo un producto para tostadas o mojar la salsa del plato.

¿Cuántas veces usamos diferentes tipos de pan en nuestras comidas? Desde bocadillos y sándwiches hasta tostas, montaditos, rellenos de albóndigas o incluso postres, el pan se convierte en un ingrediente más de la cocina. Muchas de estas recetas son además perfectas para aprovechar los restos de pan que se quedan algo duros. Un primer consejo: aprovechad esos pedazos para obtener pan rallado casero, un aprovechamiento sencillo y práctico.

Tostas, montaditos y canapés

Tostas de vieiras con pimientos confitadísimos

Improvisar un picoteo rápido en casa es fácil si se tiene una buena despensa y pan de calidad. Las tostas pueden dar muchísimo juego combinando bien los ingredientes, pero todo comienza con una buena base panadera. Hay muchas variantes con distintos nombres: crostini, bruschetta, montadito, canapés... Diferentes tamaños y presentaciones para una fórmula básica, pan con cosas. Las más pequeñas de un bocado suelen ser canapés de fiesta, mientras que las más grandes pueden ser un almuerzo o cena estupendo si se coronan con buenos productos.

Picoteos varios para el aperitivo

Banderillas

A la hora del aperitivo no solo podemos recurrir a las tostas. Hay recetas un poco más elaboradas en las que el pan juega también su papel, empezando por estas banderillas de salchichas con queso y rebozadas, un bocado original y sabroso. Harían una combinación ideal con una fuente de nuggets caseros, perfectos para los niños o para compartir con amigos en casa.

Y si tenemos invitados para una cena informal o vamos a preparar algún aperitivo especial, el pan de ajo es un picoteo que nunca falla. Es tan fácil de hacer que sería una pena tener que recurrir al comprado, así que animáos con mi receta favorita de pan de ajo, o con esta versión que añade un gratinado de queso realmente apetecible.

Bocadillos y sándwiches

Bocadillo de Membrillo y Gruyere con pera

En Directo al Paladar hemos compartido muchas recetas de bocadillos, sándwiches y variantes a lo largo de estos años, y no nos cansaremos de hacerlo. Un buen bocata, con pan de calidad y relleno de ingredientes variados y saludables, puede ser un almuerzo o cena más que digno. Por ejemplo, el bocadillo de pollo especiado con aguacate, crema de queso y canónigos no podría ser más completo, igual que el sándwich de ensalada de pollo y aguacate, una alternativa más fresca.

Buscando inspiración internacional podemos irnos a Portugal con su suculenta francesinha o francesiña, ideal para estómagos muy hambrientos, o quizá nos apetezca más un hot dog o perrito caliente a la española. Para una cena completa pero más ligera podemos elegir el completo sándwich de atún y alcachofas, y si nos apetece dar un toque otoñal al bocadillo el de jamón cocido con dulce de membrillo, pera y Gruyère es toda una delicia.

Pasteles salados

Pastel escocés

Reconozco que en mi casa jamás se ha servido ese típico pastel frío de pan de molde, normalmente relleno y cubierto con mayonesa, pero sí lo he visto en muchas reuniones, fiestas y barbacoas con familiares y amigos; es todo un clásico. Sencillo, rápido y abierto a modificaciones, podemos elaborarlo en forma de rollo como si fuera un brazo gitano y servirlo en rebanadas.

Si queremos darle un toque más actual tenemos esta versión renovada con jamón y queso, en formato individual y muy resultón. Pero hay otras opciones de pasteles salados con pan, como la impresionante New York Cheesecake salada, y el original pastel de cerdo y huevo o Scotch egg pork pie. Para dejar a los invitados con la boca abierta.

Rellenos con mucha miga

Albóndigas

¿Cuántas veces hemos usado el pan para dar más consistencia a rellenos de carne o pescado? También se utilizan en recetas veganas, y es que es un recurso práctico para aprovechar restos de pan y mejorar diferentes masas antes de darles forma. No suelen faltar en las albóndigas, empezando por las recetas más clásicas. Tenemos por ejemplo albóndigas en salsa al estilo de la abuela o su versión en salsa oscura, una receta también familiar.

Tampoco falta el pan en las albóndigas marineras, pues ayuda a conseguir un relleno más jugoso y consistente sin convertirlas en piedras. Un ejemplo son las albóndigas de sepia, aunque más típicas suelen ser las de merluza en salsa de vino blanco o de merluza en salsa verde. Ya entrando en otros terrenos tenemos la suculeta receta de aros de cebolla rellenos de cheeseburger, para triunfar en cualquier ocasión.

Postres y dulces con pan

Pudin de brioche y fresas

Hace poco mi padre recordaba con nostalgia uno de sus dulces favoritos de la infancia: pan duro en leche con azúcar y canela. Un plato humilde de tiempos en los que no se tiraba nada, pero que podía ser un dulce muy goloso y disfrutable. A mí me gustan mucho esas recetas en las que se aprovechan sobras de masas de pan para renacer con forma de postres irresistibles, y a veces hago el pan de Calatrava de mi madre cambiando las magdalenas por pan.

En casi todos los países encontramos recetas de aprovechamiento de pan. Desde el británico cocoa bread pudding de chocolate, el danés de manzana o el de fresas y brioche, hasta las versiones navideñas de roscón de reyes o panettone, aquí no se tira nada. Y si no queremos complicarnos mucho la vida, ¿hay algo más sencillo y goloso que la merienda de pan con chocolate de toda la vida? Siempre podemos darle una vuelta de tuerca con un toque especial.

Y más recetas para cocinar con pan

Ensalada con costras y pescado seco

Que nadie piense que esto es todo, tenemos todavía muchas más recetas para cocinar con pan, y las que nos quedan por probar. Algo tan sencillo como trocear restos de pan duro y pasarlos por la sartén o el horno nos permite hacer picatostes caseros, pero también es la base de muchos platos tradicionales. Y ese mismo pan se puede reblandecer si se deja marinar con un buen aliño, dando un toque delicioso a las ensaladas. Aquí tenéis más ideas:

Está claro que el pan puede dar mucho juego en la cocina, aunque a veces simplemente cumple su función acompañando cualquier plato para dejarlo reluciente. Lo importante es disponer de pan de calidad y saber cómo disfrutarlo y aprovecharlo bien antes de que se ponga duro. Y si llegáramos a ese punto, no tenemos más que elegir alguna receta de aprovechamiento para no desperdiciarlo. ¡Feliz Día Mundial del Pan!

En Directo al Paladar | Doce más una recetas de pan para iniciarse como panadero en casa
En Directo al Paladar | Un año de panes para celebrar el Día Mundial del Pan

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos