Cómo hacer raviolis. Receta de raviolis de calabaza

Sigue a Directo al Paladar

raviolis de calabaza

Aunque no he traído muchas cosas de mi viaje por Italia, no pude resistirme a comprar un molde para raviolis, muy útil a la hora de hacer esta receta de raviolis de calabaza, ravioli di zucca in brodo, que se sirven en un caldo ligero de carne o de ave. Es una receta tradicional de Bérgamo, cerca de Milán, pero se encuentran platos similares en otros lugares, como los ravioli di zucca de Mantua, que se rellena con calabaza asada, queso y amaretti (galletas de almendras) desmenuzadas, servidos con mantequilla.

Si no tienes molde para raviolis o la máquina de rodillos para estirar la pasta, puedes hacerlos igualmente a mano, estirando la masa con un rodillo y cortándola luego con un cuchillo afilado o cortapastas rizado, aunque el estirado con la máquina permite obtener una pasta de grosor más homogéneo y, sobre todo, te ahorra mucho trabajo.

Los ingredientes (4 personas)

Para la pasta: 350 gr. de harina, 3 huevos, 50 cc. agua fría, media cucharadita de sal fina.
Para el relleno: 200 gr. pulpa de calabaza, 100 gr. ricotta (requesón escurrido), 1 huevo, 1 cucharada de hierbas secas variadas (mejorana, orégano, tomillo), pizca de nuez moscada, sal, pimienta recién molida. 1 litro de caldo de carne o de ave, para servir.

La elaboración.

Para preparar la pasta fresca, mezcla en un bol los ingredientes, amasando hasta hacer una masa uniforme. Si lo prefieres, para ahorrar tiempo los puedes amasar en un robot de cocina, pasando luego a la mesa, donde se acaba el amasado a mano, hasta hacer una bola de masa elástica y lisa. Tapa con un trapo limpio y deja reposar 30 minutos.

raviolis de calabaza herramientas

Mientras asa en el horno la pulpa de calabaza, en dados, a 200º, unos 20-30 minutos, o hasta que esté tierna. Tritura y mezcla con la ricotta, las hierbas, el huevo, las especias y la sal. Si quieres, para que quede más espeso el relleno, añade un poco de grana padano rallado. Reserva en frío.

Corta la masa en trozos de unos 25 gr. con un cuchillo. Estira cada trozo usando el rodillo hasta que quede muy fina la masa. Si usas la máquina para pasta, ve pasando la masa por los rodillos, primero por el grosor más grande, reduciendo un punto en cada pasada. Para que la masa pase mejor por los rodillos es mejor enharinarla ligeramente antes de cada estirado.

Para raviolis es mejor no estirarla al mínimo grosor, queda mejor dos puntos antes del mínimo. Una vez lista, se pone una tira de masa sobre la mesa o el molde de ravioli, enharinados ligeramente. Ponemos cucharaditas del relleno, tapamos con otra tira de masa del mismo tamaño, que habremos mojado un poco para que pegue bien con la otra masa.

raviolis de calabaza paso

Con cuidado, apretamos con los dedos alrededor del relleno, para formar los raviolis, y acabamos cortando con un cortapastas. Si hemos usado el molde especial, pasamos el rodillo de madera sobre la superficie dentada, para cortar los raviolis.

Una vez preparados, calentamos el caldo, y cuando empiece a hervir a fuego suave, añadimos los raviolis, dejando cocer un minuto.

Tiempo de preparación: 30 minutos.
Tiempo de cocción: 30 minutos.
Dificultad: Difícil.

La degustación.

Sirve al momento la sopa con los raviolis de calabaza, acompañando con un poco de parmesano rallado, para que cada comensal se sirva. Para la sopa es mejor que sean raviolis pequeños, pero si quieres los puedes hacer más grandes y servirlos con un poco de salvia o albahaca frescas y mantequilla derretida, cociéndolos previamente en agua salada o caldo.

Vía | El libro de la pasta de Julia della Croce
En Directo al Paladar | Molde para hacer raviolis
En Directo al Paladar | Ravioli de alcachofa, con alcachofas
En Directo al Paladar | Ravioli de bacalao con salsa de pimientos. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario