Sigue a Directo al Paladar

pizza de verduras de colores

Dicen que la comida tiene que entrar por los ojos y yo estoy absolutamente de acuerdo. Por eso cuando he preparado esta receta de pizza de colores, he intentado que su aspecto fuera muy apetecible. Tal como ha quedado, estoy casi seguro de que aunque la cobertura sea sólo a base de verduras, se la comerían hasta los más carnívoros.

Si hace unos días os enseñé como preparar mi receta de pizza casera de pollo con salsa barbacoa y champiñones, hoy le toca el turno a esta fantástica pizza de colores a base de verduras en la que he utilizado otra fórmula para la base. A ver si os gusta tanto como a mí y pese a los calores, os animáis a encender el horno.

Ingredientes para 4 personas

  • Para la masa: 200 gr de harina de fuerza, 75 ml de leche, 25 gr de mantequilla, 1 yema de huevo, media cucharada de sal y medio sobre de levadura seca de panadería. También podéis utilizar una base de pizza fresca de la zona de refrigerados de las tiendas de alimentación
  • Para el relleno: corazones de alcachofas en conserva, espárragos trigueros, pimientos rojo, amarillo y verde, cebolleta en crudo y rehogada, aceitunas negras, queso mozzarella, salsa de tomate frito, orégano, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer una pizza de colores

Preparamos la masa de pizza mezclando los ingredientes. Si queréis, podéis ver cómo hacerlo en el vídeo que preparó mi compañero Minue. Ya os he contado otras veces que a mí me gustan las pizzas muy finas y rectangulares para aprovechar la superficie de la bandeja del horno, pero hacedlo a vuestro gusto.

Extendemos la masa sobre un papel de hornear o un silpat que pondremos en la bandeja de horno y lo cubrimos con un par de cucharadas de tomate frito. Distribuimos la mozzarella sobre el tomate, como véis en las fotos. Cortamos los pimientos de colores en trocitos y los colocamos repartiendo bien los colores.

pizza de colores paso a paso

Picamos un trozo de cebolleta en juliana y otro trozo lo cortamos en brunoise muy finito y lo rehogamos en una sartén. Repartimos ambas clases de cebolleta. Ponemos unos espárragos verdes con las puntas hacia el centro de la pizza y rellenamos los huecos con los corazones de alcachofas cortados en cuartos. En el centro ponemos un corazón de alcachofa abriéndolo un poco.

Para finalizar, cortamos unas aceitunas negras por la mitad y las distribuimos con un poco de gracia, espolvoreamos con unas hojas de orégano, un poco de pimienta negra y completamos la pizza echando un buen chorro de aceite de oliva. La asamos en el horno precalentado durante unos 15 minutos a 225º, hasta que los bordes se vean bien dorados y con aspecto crujiente.

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Media

Degustación

Esta receta de pizza de colores, la debéis preparar para disfrutar en buena compañía, mientras véis una película de vuestro agrado. Os aseguro que la combinación peli – pizza es una de las más placenteras que podréis encontrar. Para llevarla a la mesa, podéis ponerle unos cogollitos de albahaca pinchados en cada ración, para que suelten su aroma en el momento.

En Directo al Paladar | Un nutricionista escocés desarrolla una pizza saludable
En Directo al Paladar | Pizza calzone vegetariana

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios