Compartir
Publicidad

Crema de coliflor cremosa y ligera. La receta más sencilla y sabrosa con un pequeño truco

Crema de coliflor cremosa y ligera. La receta más sencilla y sabrosa con un pequeño truco
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estoy tan enganchada al brócoli que me he olvidado un poco de otra de mis verduras favoritas, la versátil coliflor. Ahora que apetecen platos de cuchara calientes la he recuperado en una de mis opciones favoritas para cenar, la crema de coliflor con esta receta cremosa y ligera, que no podría ser más simple y sabrosa. Tiene un truco muy simple y es cocinarla en varios tiempos para potenciar todos sus sabores.

Me encantan las cremas de verduras pero no son tan simples como pueden parecer. A veces son muy sosas y otras se enmascaran demasiado con añadidos como nata o queso. El secreto de esta receta está en ajustar la cocción para potenciar sus características. Una cocción corta hace salir esos sabores típicos de las coles, mientras que si se alarga el tiempo los aromas se suavizan y se hacen más complejos, con matices de frutos secos. Pero cuidado, si nos pasamos se volverá algo insípida.

Ingredientes para 4-6 personas

  • 1 coliflor, 1 puerro, 1 cebolla dulce pequeña o 2 cebollas francesas, agua, aceite de oliva virgen extra, mantequilla (opcional), vinagre de Jerez, cebollino fresco, pimienta negra y sal.

Cómo hacer crema de coliflor

Cortar las hojas de la coliflor y la parte más gruesa y fibrosa del tallo, reservándolos para un caldo o para otra receta. Separar unas cuantas flores pequeñas enteras y trocear el resto de la coliflor, incluyendo el tallo que no hemos descartado. Cortar los extremos del puerro, dejando solo hasta la parte de verde más clarito, abrir por la mitad longitudinal y lavar bien. Cortar en rodajas y hacer lo mismo con la cebolla.

Calentar un chorro de aceite de oliva en una olla o cazuela y dorar el puerro y la cebolla con una pizca de sal, removiendo constantemente durante 5-7 minutos hasta que se doren un poco. Añadir la mitad de la coliflor troceada, remover bien y cubrir con agua, aproximadamente 1 litro o algo más. Llevar a ebullición, bajar el fuego y cocer durante 15 minutos. Incorporar entonces el resto de la coliflor, remover, añadir algo más de agua si hiciera falta y dejar cocer unos 15-20 minutos más.

Mientras tanto, calentar un poco de mantequilla o de aceite de oliva en una sartén y añadir las pequeñas flores que hemos reservado. Cocinar a fuego medio-fuerte, removiendo constanemente, hasta que se doren bien, con un toque crujiente sin llegar a quemarse. Sacar, aliñar con el vinagre de Jerez al gusto y reservar.

Triturar la crema de coliflor hasta dejarla muy fina, ajustando la cantidad de agua al gusto para tener la textura deseada. Salpimentar y servir con las flores crujientes de coliflor, cebollino picado y un poco de aceite de oliva o la mantequilla dorada de la sartén, si se desea.

Crema de Colifor. Pasos

Tiempo de elaboración | 50 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Esta crema de coliflor cremosa, ligera y sencilla es perfecta para disfrutar al máximo de los sabores de esta saludable verdura. El toque crujiente de las flores doradas añade un contraste de texturas estupendo, potenciando aún más los aromas naturales del plato. Al cocerla en agua y solo añadir aderezos a la hora de servir se pretende que la coliflor desarrolle todos sus sabores de forma plena y natural, sin enmascarar, y eso se consigue sobre todo con la cocción en dos tiempos.

En Directo al Paladar | Crema de coliflor con tostas de Gruyère. Receta
En Directo al Paladar | Crema de coliflor al curry. Receta con y sin Thermomix

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos