Tarta de cebolla. Receta

Sigue a Directo al Paladar

tarta cebolla

Una opción ideal para una comida ligera son las tartas saladas acompañadas de una ensalada verde. Así que hoy les dejo esta receta de tarta de cebolla que hice hace un par de días.

A quienes les guste la cebolla con seguridad disfrutarán con esta receta de tarta de cebolla, que no tiene ninguna dificultad aunque requiere un poco de tiempo para su preparación.

Los ingredientes: (para 8 raciones) para la masa quebrada o pâte brisée (usé la misma receta de masa quebrada que para la tarta de tomates cherry): 1 y 1/3 de taza de harina todo uso, 100 gramos de mantequilla, 1 huevo, una pizca de sal, agua helada. Si están cortos de tiempo, pudieran hacer la receta utilizando una lámina de masa quebrada de las que venden congeladas en el supermercado o si tienen thermomix pueden probar a hacerla con las instrucciones de mi compañero Pepekitchen. Para el relleno: 6 cebollas medianas, 3 huevos, 1/2 taza de crema de leche (nata), 1 taza de queso emmental rallado, aceite de oliva, 1/4 de cucharadita de nuez moscada, sal y pimienta recién molida al gusto.

La preparación: para la masa se coloca en un recipiente ancho la harina y la mantequilla fría cortada en trozos. Se va uniendo con los dedos la harina con la mantequilla hasta que la mezcla esté boronosa. Luego se abre un agujero en el centro de la mezcla y se añade el huevo batido que se va mezclando con la harina y la mantequilla con la ayuda de un tenedor, para después continuar con los dedos. Si la masa está muy seca se le agrega una cucharada de agua helada hasta obtener la consistencia deseada. Luego se formar con la masa una bola que se cubre con papel film y se lleva a la nevera por al menos una hora.

tarta cebolla2

Luego de al menos una hora se retira la masa de la nevera y se deja reposar unos minutos para que pierda el frío y quede a temperatura ambiente. Con la ayuda de un rodillo se extiende sobre una superficie plana enharinada y se coloca en un molde para tarta de unos 25 cms de diámetro. Se hornea en el horno precalentado a 180ºC por unos 8 a 10 minutos para que dore un poco.

Mientras la masa reposa en la nevera, se cortan las cebollas en julianas y se ponen a cocinar en un poco de aceite de oliva agregándoles un poco de sal, en una sartén a fuego medio por aproximadamente 45 minutos o hasta que comiencen a caramelizar.

En un recipiente aparte se baten los huevos con la crema de leche (nata), se añade la nuez moscada, sal y pimienta. Se agregan las cebollas y el queso emmental rallado y se revuelve todo muy bien. Se coloca el relleno en la tartaleta y se lleva al horno a 180°C por aproximadamente 40 minutos. Al sacarla del horno es bueno dejarla reposar unos minutos antes de servir.

Si hacen esta receta de tarta de cebolla con la idea de consumirla después, la pueden guardar en la nevera y calentarla en el horno por unos 15 minutos antes de comer.

Se puede servir tanto caliente, como a temperatura ambiente y es ideal para comidas ligeras, para llevar de almuerzo a la oficina o para un picnic al aire libre.

En directo al paladar | Tarta de tomates cherry
En directo al paladar | Tarte flambée alsaciana

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios