Síguenos

red sea star.jpg

Hoy navegando por Internet, he encontrado un reportaje que ha despertado mi curiosidad: los restaurantes más raros del planeta. El primero de la lista es el Red Sea Star, que permite a los turistas cenar bajo el mar, cual sirenitas. Está a cinco metros bajo el Mar Rojo, frente a la costa israelí de Eliat. Cuenta con 62 ventanales por los que se puede observar el fondo marino. Los suelos son de arena cubierta y tiene una sala de baile en la superficie.

Los baños tienen sus fans, o al menos eso es lo que opinan en Taipei. El Modern Toilet es un restaurante ambientado como un cuarto de baño gigante. ¿Las sillas? Inodoros clásicos; ¿las mesas? Lavabos con cristales superpuestos. Además hay urinarios por todas las paredes, los platos son pequeñas escupideras, las bebidas se sirven en orinales y las servilletas son rollos de papel higiénico.

Taipei se configura como lugar clave para restaurantes raros, raros, raros. Otro ejemplo es el D.S.Music, cuya ambientación se basa en los hospitales.Las camareras van vestidas muy provocativas con trajes de enfermeras, y dan espectáculos de show-girl. Las bebidas se toman de un suero que colocan y todo el restaurante está decorado en forma de hospital.

Por otro lado, hay restaurantes en los que la decoración no importa. Este es el caso del restaurante Dans Le Noir, donde se come totalmente a oscuras. Este invento pretende agudizar el olfato y el gusto para así evitar que la vista pueda influir de algún modo en la opinión que se tenga del plato.. Aunque su sede está en París, ha tenido tanto éxito que ya han abierto sucursales en Moscú y Londres. Pero hay otros restaurantes a oscuras, como el Nacht Mahl en Viena, el Blindekuh en Zurich, y el Dark Restaurant en Beijing.

Y por último, todos a la cárcel como si se tratara de la película de Berlanga.El Zen Cool en Pekín pretende que comamos dentro de una prisión. El restaurante tiene las puertas y ventanas propias de una cárcel, con barrotes de hierros; tienen cadenas colgando en vez de las clásicas cortinas, y además los camareros van vestidos de presos con sus números y todo. Ante todo originales.

Vía | Orange
En Directo al Paladar | Red Sea Star, comer en las profundidades del Mar Rojo
En Directo al Paladar | Restaurantes

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario