Adapta tus platos al verano para cuidar la línea y la salud

Sigue a Directo al Paladar

verano


El buen tiempo ya se hace presente y a pocos días del verano somos muchos los que comenzamos la operación bikini o pretendemos modificar nuestra alimentación para estar acorde a la época del año. Por eso, para cuidar la línea y la salud te contamos algunos aspectos importantes a tener en cuenta para adaptar tus platos al verano.

La temperatura de los platos

Es sabido que el cuerpo intenta mantener una temperatura cercada a los 36 grados en cualquier época del año, por eso, cuando la temperatura ambiental se eleva, el organismo sufre las consecuencias y se ve obligado a eliminar líquidos por sudor para reducir el calor.

La temperatura de los platos puede ayudar en este proceso de termorregulación corporal si nos refresca e hidrata, por eso, para el verano nada mejor que escoger preparaciones frescas o refrescantes en las que debemos incluir a  variedad de frutas y verduras frescas, legumbres y pasta en ensaladas así como carnes como parte de bocadillos, ensaladas o empanadas.

La hidratación y el agua que comemos

Dado que el cuerpo elimina más líquidos por sudor en verano, no debemos descuidar la hidratación, para ello, no sólo es importante lo que bebemos sino también, debemos tener en cuenta el agua que comemos. Así es, el agua que comemos porque forma parte de nuestros platos y de los alimentos que los componen.

gazpacho

Las preparaciones y alimentos más ricos en agua que pueden ayudar a hidratarnos son por ejemplo: la leche y yogur, las sopas, frutas y verduras frescas, batidos, cereales y pastas que se hidratan durante la cocción.

Por eso, algunos platos ricos en agua que podemos incluir en nuestro menú para adaptar la alimentación al verano son las sopas frías, sorbetes, gelatinas, ensaladas y helados.

Por supuesto, con el sudor no sólo se pierden líquidos, sino algunos minerales que intervienen en el equilibrio hidrico del cuerpo como son el potasio, sodio y magnesio, por eso, estos minerales también deben incluirse a nuestros platos.

Para ello, nada mejor que hacer uso de frutas y verduras frescas que pueden brindarnos gran cantidad de agua y de estos micronutrientes para conservar una buena hidratación.

Los nutrientes más necesarios en esta época del año

Además del agua y los minerales antes dichos, en verano siempre es necesario atender especialmente las necesidades de algunas vitaminas y minerales que cuidan nuestra piel y la vista de la exposición al sol al mismo tiempo que ayudan a que cojamos un sano y bello bronceado en la playa.

Para eso, además de considerar las calorías, hidratos, proteínas y grasas, si queremos cuidar la línea y la salud en verano, no podemos olvidar los micronutrientes. Entre ellos es fundamental la ingesta de antioxidantes como la vitamina C, el selenio, los carotenos, la vitamina E y la vitamina A.

ensalada-verano

Carotenos y vitamina A contribuirán además, a obtener un color moreno sin descuidar la salud de la piel y los ojos cuando nos exponemos al sol. Estos nutrientes podemos encontrarlos en vegetales de hoja verde, tomate, maíz, hortalizas y frutas color naranja.

La vitamina E y C ayudarán a conservar las defensas y sobre todo, cuidarán el buen funcionamiento de cada una de las células del organismo. La vitamina E podemos encontrarla en frutos secos, semillas y aceite de girasol, mientras que la vitamina C la encontramos en vegetales como el pimiento y brócoli y en frutas cítricas sobre todo.

El selenio es un fuerte antioxidante que cuidará de la piel y de todo el organismo cuando nos exponemos más a las condiciones climáticas como sucede en verano. Podemos encontrarlo en frutos secos y legumbres sobre todo.

Teniendo que el contenido de agua de los alimentos no sólo ayudan a mantener la hidratación y la salud sino que pueden ayudarnos con la operación bikini porque el agua no aporta calorías pero si ocupa lugar en los alimentos, debemos incluir preparaciones frescas y ricas en agua en verano para cuidar la línea.

También debemos considerar ingredientes ricos en micronutrientes como los nombrados anteriormente para proteger la salud de todo el organismo y disfrutar del verano con ayuda de sabrosos platos.

Entre las recetas que pueden incluirse a nuestro menú para adaptar el mismo al verano encontramos:


En Directo al Paladar | Consejos para la alimentación durante el verano
En Directo al Paladar | Vigila lo que comes este verano
Imagen | Mijo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios