Sigue a

American Way of Eating

Por motivos de trabajo, he tenido la oportunidad de pasar algunos días en Estados Unidos, concretamente en Palm Springs, California. Ese es el motivo por el que no he contestado a los comentarios del post anterior, ya lo he hecho, “sorry about that”. Ya son una par de veces las que voy a USA, y aunque estoy lejos de conocer el país, sí que me gustaría compartir con vosotros mis primeras impresiones, que también tienen su valor, sobre el “American Way of Eating“.

Lo primero que todo el mundo te pregunta cuando llegas a España es, ¿qué tal la comida? ¿mal no?. Pues sinceramente, no tan mal. Me explico, mi impresión es que, como muchas cosas en USA, la comida es muy extremista. O comes muy bien, pero te cuesta dinero, o comes fast-food, bastante mala. Se podría decir, que lo que no he visto es un “menú del día”. Quizá exista, pero yo no me lo he encontrado en ninguna de las dos visitas.

Comer a la carta

Si quieres comer bien, tienes que hacerlo a la carta, en alguno de los numerosos restaurantes internacionales que hay, Italianos, Mexicanos, Chinos, Griegos, etc…, etc… Ahí la carta, no tiene mucho que envidiar a cualquiera de los restaurantes del mismo tipo de aquí. Es más incluso diría que la variedad, y la riqueza de ingredientes de los platos es incluso superior. En general, los platos me parecen más elaborados y algo que me llama mucho la atención, es el interés que le dedican a una buena, completa y atractiva descripción de los mismos. Por ese lado muy bien. Eso sí, en ningún caso estos menús bajan de los 30-40$ más propinas (de las que hablaré luego). Sin embargo, la relación calidad precio, me parece muy buena.

El fast food y el catering

Ay. Aquí es donde uno se lleva las sorpresas más desagradables. Como dirían en algunas películas de USA traducidas, hay auténticas bazofias (por cierto, ¿quién usa aquí esta palabra?). No se me va de la cabeza algo que un compañero y yo pedimos en un centro comercial de San Diego. No alcanzo a describirlo, pero solo recuerdo que tenía patatas, y os aseguro que estuvimos un buen rato dando vueltas para ver qué pedíamos.

Burrito

Por otro lado, al menos en California, sus menús están muy influenciados por la cercanía de México y fajitas, burritos, etc… están por todos lados. El problema es que, de México, parece que solo han saltado el Río Grande, lo más fácil de preparar, que tiende a coincidir con lo más adictivo en alimentación. También me plantean serias dudas, los aceites que se usan para la preparación de alimentos. Eché mucho de menos el aceite de oliva :(

En el evento en el que estuve, hubo un cátering para todos los asistentes. Me llamó la atención la falta de frutas para el postre, no hubo ningún día y la presencia continua de salsas de todo tipo. Generalmente había una ensalada de primero, y algo italiano o mexicano de segundo. Un día pusieron “Spanish rice” con un ligero color amarillo… algo así como ¿paella?

Desayunos y bebidas

Sinceramente, de aquí sí podemos aprender algo. En un buffet libre de un casino desayuné una deliciosa tortilla con verduras, gambas, hojas de espinaca, etc… Es un desayuno mucho más nutritivo, por ejemplo, que un croissant a la plancha con margarina y mermelada industrial. Creo que aquí estamos demasiado tentados, y sobre todo últimamente, a la bollería para el desayuno, y hemos perdido la costumbre de desayunar con más nutrientes.

En los desayunos del evento, también había más variedad. Por supuesto, no faltaron los donuts, pero también había yogures (irónicamente desnatados) y frutas como arándanos, fresas, y frambuesas, acompañadas por cereales. En comparación con los desayunos de los eventos de España, había más cantidad y variedad, supongo que como reflejo de una mayor importancia del desayuno.

En cuanto a las bebidas, además del omnipresente café americano, lo suficientemente rebajado como para que puedas estar bebiendo todo el día, me dio la impresión de que “necesitan” que las bebidas sepan a algo. Incluso en el hotel, el agua tiene trozos de limón o naranja para darle sabor. Por supuesto, todo refresco se toma con muuucho hielo.

Cultura gastronómica

Hablando con compañeros de mi empresa que trabajan allí, lo más común es comer en el sitio un sandwich para salir cuanto antes. Descansar para comer una hora, se percibe como una “pérdida de tiempo” y comer como un trámite. Por otro lado, las raciones de comida son bastante grandes en cualquier caso, lo que creo que unido a las bebidas azucaradas, los aceites que usan en el fast-food y que toda su movilidad se basa en el transporte privado, ponen muy complicado no ingerir un número excesivo de calorías, y no es de extrañar que sea uno de los países con mayor índice de obesidad del mundo.

Palm Springs Palm Springs: Palmeras y Nieve

Final Tip

Es complicado acostumbrarse al tema de las propinas. En principio, sobre el precio final de una comida, se tiene que añadir entre un 15 y un 20% para la propina. Quizá esto haga que la atención que se recibe sea excelente en casi todos los restaurantes. Eso sí, parece que hasta los propios americanos están detectando cierto abuso en algunos casos, y nos comentaban que está ahora de moda el 0-30%, cero si el servicio ha sido malo y 30% si ha sido excelente. Como muchas cosas allí, extremos.

Ya os digo, son solo primeras impresiones, pero me gustaría también conocer las vuestras si habéis ido a USA, ¿qué os llamó más la atención? ¿Qué os gustó y qué no?


Imagen vía | Por sandytri, Por Kevin H., Por Swift Benjamin
En Directo al Paladar | El azúcar y otros peligros ocultos de las bebidas
En Directo al Paladar | Receta de burritos con crêpes
En Directo al Paladar | Ferran Adrià Chef del año en Estados Unidos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios