Compartir
Publicidad

Comer sano en Directo al Paladar (XXXVI): el menú ligero del mes

Comer sano en Directo al Paladar (XXXVI): el menú ligero del mes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como cada inicio de mes, presentamos nuestro menú ligero del mes que pretende ayudarnos a comenzar un otoño saludable favoreciendo la planificación de una dieta variada y equilibrada con recetas sabrosas y fáciles de preparar.

El menú ligero del mes

Recordemos antes de comenzar, que nuestro menú ligero sólo pretende ser una guía con buenas ideas que podemos emplear en casa para cocinar y comer sano cada día, y por ello, podemos hacer tantos cambios al mismo como lo creamos necesario.

Comenzaremos nuestro menú ligero con las propuestas para desayuno y/o merienda de cada día de la semana.

Dependiendo de tus gustos, necesidades y costumbres previas, puedes escoger una u otra alternativa y repetirla a lo largo de la semana o bien, ir variando las propuestas si eres de los que rápidamente cae en la monotonía.

Pan

Asimismo, puedes ajustar el tamaño de las raciones tanto en las sugerencias para el desayuno y merienda como en las propuestas para las comidas principales de cada día de la semana que se muestran a continuación:


Receta1

En este caso, es posible cambiar la sugerencia de una día por la de otro pero siempre es aconsejable respetar el momento del día en el que están indicados, ya que las recetas son seleccionadas teniendo en cuenta sus nutrientes para el almuerzo o la cena.

También podemos modificar ingredientes si disponemos de otros alimentos en casa o si los que incluyen los platos no son de nuestro agrado, de manera de adaptar el menú ligero del mes a nuestras características particulares.

1366 2000 21

Consejos para completar el menú ligero del mes

Además de nuestro menú con recetas para las diferentes comidas de una semana, siempre os dejamos algunos consejos para volver más fácil la tarea de comer sano y ligero.

En esta ocasión, os aconsejamos variar las fuentes de hidratos de carbono y seleccionar muy bien las mismas, de manera de saciarnos y obtener buenos nutrientes sin caer en excesos con su ingesta.

Es decir, recomendamos elegir cereales integrales para elaborar nuestras comidas o para protagonizar los platos principales y además, variar los mismos, pasando por el consumo de avena, quinoa, bulgur, pasta o arroz en diferentes preparaciones.

De esta forma, obtendremos nutrientes variados, no caeremos en la monotonía y lograremos más saciedad si escogemos cereales integrales, ricos en fibra que demora la digestión de los platos.

En Directo al Paladar | Menús ligeros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos