Compartir
Publicidad

Comer sano en Directo al Paladar (XXXVII): el menú ligero del mes

Comer sano en Directo al Paladar (XXXVII): el menú ligero del mes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si planificamos correctamente nuestra dieta podemos lograr un menú ligero y muy nutritivo que nos ayude a comer más sano para proteger al organismo con una buena alimentación, por eso, una vez más os dejamos nuestra ayuda que servirá de guía para que puedas organizar tu propio menú saludable.

El menú ligero del mes

Como siempre decimos, nuestro menú ligero de cada mes ofrece recetas y sugerencias para comer más sano, pero puedes adaptar raciones, preparaciones y demás aspectos del mismo a tus preferencias, necesidades o disponibilidades.

Comenzamos nuestro menú ligero dejando las sugerencias de desayuno y/o merienda. Recuerda que puedes escoger una opción y repetirla o ir variando las mismas si te aburres fácilmente comiendo lo mismo:

Todas las propuestas pueden ser modificadas empleando ingredientes que hay en casa y si bien, las raciones son indicadas en cada receta seleccionada, vosotros podéis incrementar o reducir las mismas acorde a las costumbres previas, necesidades y/o preferencias.

1366 2000 22

Y ahora toca dejar nuestras propuestas para las comidas principales de cada día de la semana excepto el domingo, momento en el cual dejamos a vuestro criterio la elección el menú:


1366 2000 25

Aquí también es posible cambiar el tamaño de las raciones y/o modificar las recetas propuestas acorde a los gustos, preferencias o disponibilidad de ingredientes de cada uno.

Si deseas cambiar un plato de un día por el de otro, siempre recuerda respetar el momento del día en que fueron propuestos, ya que los nutrientes de cada receta son los adecuados para la cena o la comida según se han establecido.

1366 2000 23

Consejos para completar el menú ligero del mes

Además del menú con las recetas incluidas, siempre os dejamos algunos consejos que contribuyen a comer más sano y ligero cada día.

En esta ocasión, recomendamos reducir los azúcares añadidos en la dieta, es decir, no aquellos que encontramos en alimentos frescos y/o naturalmente, sino todos los azúcares que se adicionan durante el procesamiento de un producto.

Un primer paso para lograr esto es leer el etiquetado de los alimentos e identificar entre los ingredientes si cuenta o no con azúcares añadidos. Además, podemos evitar los alimentos procesados dulces y salados, pues éstos últimos también suelen esconder azúcares en su composición.

Y por supuesto, siempre intentar comer y cocinar más en casa es clave si queremos lograr una dieta más sana con menor proporción de azúcares añadidos.

En Directo al Paladar | Menús ligeros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos