Cuida la salud de tu boca con ayuda de los alimentos

Sigue a

boca1


Las caries son un problema frecuente en la actualidad y de hecho, son una de las enfermedades del siglo XXI que se incrementan junto a los malos hábitos. Y así como nuestros hábitos pueden generar patologías, también pueden prevenirlas, por lo tanto, te contamos cómo cuidar la salud de tu boca con ayuda de los alimentos.

Factores que afectan la salud bucal

Hace días atrás os hablábamos de la bacteria que produce las caries y contábamos que el alimento principal de las mismas son los azúcares, que ellas utilizan para fermentar y formar el ácido necesario para su supervivencia y desarrollo.

Así, ya tenemos un primer factor que afecta la salud bucal y que se encuentra vinculado a lo que comemos: los azúcares.

Pero además, tenemos que saber que los alimentos ácidos también pueden afectar nuestros dientes y su salud, pues debilitan el esmalte dental y además, acidifican el medio bucal en el cual las bacterias que generan caries se sienten a gusto.

Asimismo, tenemos que contemplar el grado de adhesividad a los dientes de determinados alimentos o ingredientes de nuestros platos, así como su permanencia en la boca, pues a mayor adherencia a los dientes mayor potencial cariogénico y más riesgo de dañar nuestra boca.

Por otro lado, los alimentos sólidos suelen ser más riesgosos para la salud de la boca que los líquidos, pues los primeros necesitan masticación y toman mayor contacto con nuestra dentadura.

boca2

Estos factores como son el contenido de ácidos, de azúcares, el grado de adhesividad y permanencia en la boca, son los que vuelven a algunos alimentos más peligrosos que otros para nuestra boca.

Sin duda, los hábitos de higiene bucal son un factor determinante para cuidar la salud bucal, pero con la alimentación también podemos ayudar notablemente.

Cómo cuidar la salud bucal mediante lo que comemos

Para cuidar la salud de la boca, es importante tener en cuenta lo que comemos, y por supuesto, los ingredientes que empleamos al elaborar los platos que después consumimos.

Algunos consejos para cuidar la salud bucal mediante lo que comemos son:

  • Reducir la ingesta de platos dulces, chucherías y productos de pastelería, pues los caramelos masticables, bollos o pasteles con miel, por ejemplo, se adhieren fácilmente al esmalte dental dando el sustrato para las bacterias que producen caries.
  • Cambiar bebidas azúcaradas por aquellas sin azúcar que no alimentan los causantes de daños en nuestra boca. Entre las bebidas a evitar encontramos no sólo los refrescos, sino también, zumos comerciales o naturales, aguas saborizadas y bebidas isotónicas que en exceso también dañan los dientes.
  • Consumir alimentos ricos en calcio, pues garantizar la inclusión de calcio en nuestra dieta es fundamental para cuidar la dentadura compuesta a base de éste y otros minerales.
  • No cepillarse los dientes tras haber consumido ácidos, pues desparramaremos el ácido de los alimentos sobre el esmalte dental, debilitándolo. Así, los cítricos pueden ser riesgosos, como los zumos recién exprimidos, el vinagre en exceso, entre otros.
  • Realizar una correcta higiene bucal para barrer las placas formadas por bacterias y no propiciar su desarrollo al limpiar bien nuestra boca.
  • sonrisa

  • Incluye alimentos con flúor en la dieta, pues el flúor vuelve más resistente el esmalte dental y así, ayuda a prevenir caries, por ejemplo: pescados, mariscos, té negro y el té verde que también cuida de dientes y encías.
  • Reduce los momentos azúcar, es decir la cantidad de veces que consumes algún alimento o plato con azúcares simples, pudiendo ser éste una infusión con azúcar o miel, un pastel, un caramelo o un zumo. Se sabe que si logramos menos de 4 momentos azúcar al día podemos prevenir enfermedades bucales.
  • Consume más lácteos, pues estos alimentos son fuente de calcio y proteínas, componentes de nuestros dientes, pero además, tienen un ph alcalino que puede neutralizar el ácido que forman en la boca las bacterias que producen caries
  • Ingiere suficiente cantidad de líquidos pues con ellos evitas la sequedad bucal y barres con gran parte de impurezas, así como bacterias que permanecen en la boca.


Con estos consejos podrás cuidar lo que comes para proteger la salud de la boca, pues no sólo la higiene correcta de la boca contribuye a prevenir enfermedades, sino que con ayuda de los alimentos podemos colaborar grandemente.

Después de todo, no se trata sólo de conseguir una buena sonrisa, sino también de cuidar nuestro organismo todo, pues la boca es la puerta de entrada a nuestro medio interno, y si no fortalecemos la misma, el paso de agentes peligrosos será más sencillo.

Recuerda que si bien la alimentación puede poner en riesgo la salud de nuestros dientes, también puede ayudar a prevenir patologías bucales.

En Directo al Paladar | Ciruelas pasas para prevenir las caries
En Directo al Paladar | Ositos de gominola contra las caries
Imagen | Orofacial y Nina Matthews Photography

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario