El extraño caso de las bolsas de la compra tóxicas

Síguenos

Bolsas

Hace unos días me llegó una noticia curiosa. De esas que automáticamente hacen saltar un resorte en nuestra cabeza. La noticia era la siguiente. El aumento en el uso de bolsas de la compra reciclables podría estar provocando intoxicaciones por E.Coli en California.

La hipótesis es la siguiente y podría tener cierta verosimilitud. Desde que se ha promovido el reemplazar las bolsas de plástico por bolsas reciclables, los restos de comida que pueden quedar dentro estas últimas, podrían ser un caldo de cultivo excelente para las bacterias. Dado que nadie o muy poca gente, lava estas bolsas o que si lo hacen puede que no lo hagan con la frecuencia necesaria, es más fácil que se haya intoxicaciones.

Es una hipótesis plausible, pero como veremos tanto la noticia que la sustenta como sus posibles causas reales, son cuestionables. De ahí la importancia de distinguir el grano de la paja en los estudios científicos.

Conflicto de intereses


Como os dije, aunque la noticia y el posible estudio pueden partir de una hipótesis razonable, hay algunos aspectos que me resultan cuestionables. Por ejemplo, cuando accedí al enlace de la noticia, Los Costes para la Salud de la prohibición de las bolsas de plástico (en inglés), me encontré con que la noticia estaba publicada por una asociación llamada PERC, Property and Environment Research Center. Esta asociación tiene como objetivo, perfectamente respetable, pero que hay que tener en cuenta, la defensa del medio ambiente a través del libre mercado. En este sentido, asociaban la regulación contra las bolsas de plástico, como un perjuicio contra el medio ambiente más que como un posible beneficio.

De hecho, venían a decir que como en California, había habido un aumento por las intoxicaciones con E. Coli, la posible causa era precisamente esta reglamentación. En su opinión, las imposición del uso de bolsas reciclables en vez de bolsas de plástico, es una imposición que además, según el estudio, tiene consecuencias para la salud.

El estudio original, titulado Assessment of the Potential for Cross-contamination of Food Products by Reusable Shopping Bags fue publicado en la International Association for Food Protection, y aunque su descarga no está disponible de forma gratuita, el PDF se puede localizar por internet.

Consideraciones del estudio sobre las bolsas de plástico

El estudio consistió en visitar diversos supermercados, y hacer un cuestionario a las personas que usaban bolsas reciclables. Por ejemplo, encontraron que más del 90% nunca lavaba estas bolsas, y otro porcentaje importante, no usaba bolsas separadas para verduras y carnes. Creo que hubiera sido bueno para el estudio, que los supermercados de muestra hubieran sido también catalogados en grupos, pero de eso no se apunta nada. Luego veremos qué importancia podría tener esto. También encontraron que un 8% de las bolsas tenían efectivamente E. Coli, y un porcentaje elevado de bacterias entéricas. Como es de suponer, las bolsas de plástico eran estériles.

Partiendo de este cuestionario, intentaron averiguar si en un entorno típico para el caso, como puede ser una bolsa reciclable con restos de comida en el maletero de un coche, era posible el crecimiento bacteriano. Supusieron que algo de líquido de las carnes se podría derramar y hacer que crecieran bacterias. Para el caso de E. Coli se logró demostrar, aunque no así para otros casos.

Lo siguiente que hicieron fue comprobar si lavando las bolsas se solucionaba el problema. Afortunadamente, un lavado sencillo con agua y jabón, eliminaba en un 99.9% cualquier resto de bacterias, haciendo imposible encontrar restos. El estudio acaba recomendando algo muy razonable, y es que se añada a las bolsas reciclables una frase en la que se recomiende su limpieza con cierta regularidad.

Por supuesto, el estudio original en ningún momento trató de asociar la regulación contra el uso de bolsas de plástico con el incremento de casos de intoxicación por E.Coli.

Hipótesis alternativas sobre el incremento de intoxicaciones

El estudio no dice dónde se tomaron las muestras ni en qué tipo de supermercados. Esto es importante. Por ejemplo, no es lo mismo coger muestras de una bolsa de un supermercado, donde la carne va empaquetada o envasada al vacío. En este caso, la probabilidad de que algo de líquido salga fuera es muy baja. Otro caso distinto puede ser un mercadillo de barrio, donde el envasado al vacío es menos común, y aquí sí, la posibilidad de que esto ocurra es más alta.

Mercado

De hecho, en los últimos años, en California han proliferado mucho los mercadillos de productos locales, directamente de los productores. Este simple hecho, podría estar detrás de un posible aumento de las citadas intoxicaciones. Que una cosa coincida con otra, no implica que sean necesariamente causa y efecto.

Para llevar

Aunque habría que seguir la pista bien a este estudio, hay algo que ya podemos aplicar. Es el hecho de que efectivamente las bolsas no reciclables debemos lavarlas y sobre todo limpiar restos de comida que hayan podido quedar en el interior para evitar crear un caldo de cultivo de bacterias. Tampoco hay que volverse loco. Es poco probable que si empaquetan bien la carne y nos la dan en bolsas de plástico, esta contaminación nunca se produzca. Además, la seguridad alimentaria y los controles son muy elevados en toda Europa, pero eso no quita que nosotros tengamos que hacer nuestra parte.

Por cierto, que ya que hay lavarlas, una buena opción es usar bolsas de tela grandes, que podemos hacer nosotros mismos ;)

Lo que no es de recibo, es tratar de tergiversar un buen estudio científico, para poner en duda el beneficio de reutilizar una bolsa. Solo hace falta aplicar un hábito nuevo, y salimos ganando todos.

Imagen | Por Robert Couse-Baker, Por lydia_shiningbrightly

En Directo al Paladar | Bolsas de la compra con receta incorporada
En Directo al Paladar | La hipocresía de cobrar las bolsas de la compra

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios