Europa prohíbe promocionar los beneficios saludables del vino en su etiquetado

Síguenos

Vino

Polifenoles, resveratrol, flavonoides, antioxidantes, seguro que más de una vez habréis oído nombrar estas palabras, todas relacionadas con sustancias que el vino posee y a las que, según estudios científicos, otorgaban distintas propiedades como la de protección de enfermedades coronarias, ateroesclerosis o antitumorales, por citar algunas. Pues bien de ahora en adelante, no se volverán a ver anuncios publicitarios ni etiquetas en las botellas promocionando los beneficios saludables del vino.

Y es que desde el pasado seis de septiembre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado una norma comunitaria en la que se prohíbe la publicidad de todas las bebidas alcohólicas que superen los 1,2 % en volumen de alcohol, entre las que se encuentra el vino, y que proclame cualquier efecto positivo para la salud de esta bebida, independientemente de que sea cierto o no. Con ello los jueces pretenden proteger la salud de los consumidores, creyendo que se pueden influenciar por este tipo de menciones y aumentar los hábitos en el consumo de bebidas alcohólicas.

Esta norma comunitaria es el resultado de un antiguo litigio entre una compañía vinícola alemana, la Deutsches Weintor, que acudió a la justicia de su país para obtener la autorización para publicitar uno de sus caldos con la indicación de “fácil digestión y reducida acidez”, alegando que esta propiedad se refería al bienestar general y no tenía relación alguna con la salud. Como entre ambas partes no se llegó a un acuerdo, la compañía volvió a recurrir a los tribunales, acabando el contencioso en el Tribunal de Justicia de la Unión europea.

En su sentencia, el tribunal considera que la utilización de esta frase aun siendo cierta, llega a ser incompleta, pues según ellos silencia que con independencia del buen desarrollo de la digestión, los riesgos inherentes al consumo de bebidas alcohólicas no pueden descartarse de modo alguno, ni siquiera limitarse. Y por el contrario, que quede en relieve únicamente su fácil digestión puede estimular al consumo del vino y en resumen aumentar sus riesgos.

El fallo de la sentencia, prohibición total de uso de tales declaraciones beneficiosas en el etiquetado y en la publicidad de bebidas alcohólicas como una futura protección al consumidor. Además aclara que el hecho de prohibir, sin excepción alguna, a una empresa vinícola o a un distribuidor de vinos el uso de este tipo de declaraciones, es compatible con los derechos fundamentales de la Unión Europea y con el principio de proporcionalidad.

Y tú ¿crees que la decisión tomada por la Unión Europea es correcta ya que protege directamente al consumidor o excesiva, pues le privará de una información que mejoraría su decisión a la hora de elegir qué vino desea beber?

Imagen | Alexbrn
Más información | Eur-lex
En Directo al Paladar | La cata de vino ¿es un fraude?
En Directo al Paladar | Cinco aplicaciones de Iphone para disfrutar el vino

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios