Los snacks: cómo incluirlos en la dieta a favor de la salud

Sigue a

snackbis


Seguramente estáis familiarizados con la palabra snack, aunque aún está no se registra en la Real Academia Española, pues se trata de un término extranjero muy usado en la actualidad para denominar a aquellos alimentos o tentempiés que ingerimos en medio de las comidas. Hoy dedicamos unas líneas a los snacks y te contamos cómo incluirlos en la dieta a favor de la salud.

Por qué consumimos snacks

Bajo el nombre de snack, tentempié, colación o aperitivo, encontramos aquellos alimentos que si bien no se incluyen en comidas principales se consumen en medio de ellas para acortar el tiempo entre una ingesta y otra, o reducir el apetito, quizá por ello, hoy es muy frecuente el consumo de snacks.

Si bien snacks se asocia corrientemente a las patatillas de bolsa u otros snacks comerciales, un snack no es más que un alimento o preparación relativamente pequeña, que utilizamos para comer a media mañana o media tarde, o quizá, antes de ir a dormir, si ya ha pasado mucho tiempo desde la cena.

Así, el consumo de snacks tiene una gran importancia para nuestra dieta, pues nos permite lograr un buen fraccionamiento, controlar el nivel de hambre o apetito y mantener al aparato digestivo ocupado y en actividad.

Los beneficios del consumo de snacks, por supuesto siempre que la elección de los mismos sea saludable, se traducen en mayor estabilidad de las glucemias o lo que es igual, de la energía que disponemos en el organismo, así como en mejor control de las calorías ingeridas, porque al prevenir un nivel de hambre elevado, podemos consumir menores raciones de alimentos en comidas principales.

snack1

Además, al mantener ocupado al aparato digestivo, evitamos episodios de malestar abdominal y le damos un empujón al metabolismo.

Y si escogemos bien nuestro snack, también su consumo es una oportunidad para sumar buenos nutrientes al organismo por medio de la dieta.

Cómo incluir snacks saludables en la dieta

Lo primero para lograr una dieta saludable es la compra, así, para incluir snacks saludables primero debemos escogerlos adecuadamente, intentando evitar snacks comerciales que suelen contener grasas trans, mucho azúcar, grasas y/o sodio y por el contrario, crear snacks caseros.

Un snack debe saciar o al menos calmar el gusanillo dentro nuestro pero además, debe poder consumirse en relativo poco tiempo, es decir, no debe traducirse en una comida principal, por eso, lo ideal es incluir algo de proteínas, grasas sanas, fibra y de ser posible agua en un snack saludable.

Así, algunos ejemplos de ingredientes que pueden conformar un snack saludable son:

  • Cereales integrales o derivados: avena, pan integral u otros
  • Yogur o leche: porque sus proteínas sacian rápidamente
  • Frutas frescas: por su alto contenido en fibra y su gran porcentaje de agua que se acompaña de micronutrientes
  • Semillas y/o frutos secos: ofrecen mucha fibra, grasas buenas y micronutrientes
  • Frutas deshidratadas: aportan buenos minerales y vitaminas mientras también ofrecen mucha fibra
  • Verduras: sumarían a la dieta fibra, vitaminas, minerales y gran porcentaje acuoso.


Cualquiera de estos ingredientes combinado con uno u otro o en medio de una preparación puede constituir un snack saludable para incluir en la dieta a favor de nuestro organismo.

snack2

Además, es importante para incluir snacks saludables en nuestra dieta, la forma en que los consumimos, ya que si realmente queremos obtener sus beneficios, lo mejor es no picotearlos, es decir, no consumirlos al paso, andando y casi de manera inconsciente, sino que lo ideal es sentarse a consumir un snack, disfrutarlo y controlar su ingesta, de manera de que realmente sacie, se perciba por el cuerpo como un alimento más y nos permita acortar el tiempo hasta la próxima ingesta.

Si comemos un snack desde el envase, mientras conversamos o trabajamos, es muy probable que la cantidad que consumimos sea superior y ni siquiera nos demos cuenta de todo lo que consumimos. ¿Nunca os ha sucedido que las galletas desaparecen sin que nos demos cuenta? pues no se trata de un pequeño fantasma que las roba, sino de nosotros, que picoteamos inconscientemente.

Así, mejor escoger el snack, darnos unos minutos para él, y sentarnos a comerlo mientras disfrutamos del mismo.

Ejemplos de snacks saludables

Los siguientes alimentos y/o preparaciones pueden ser un snack saludable, aunque todo dependerá de la forma en que lo consumes, por lo tanto, recuerda darle un espacio en la mesa y en tu día agitado a estos tentempiés entre horas:


Recuerda que los snacks pueden ser muy favorables siempre y cuando los escojas bien y los incluyas de manera adecuada en tu dieta para beneficiar la salud del organismo.

En Directo al Paladar | Snacking: un peligro en la alimentación infantil y juvenil
En Vitónica | Más snacks saludables para comer entre horas
Imagen | Dietriffic

    Deja un comentario

    Ordenar por:

    0 comentario