Prebióticos y probióticos: sus beneficios y cómo incluirlos naturalmente a tus platos

Síguenos

1


Seguramente hemos escuchado nombrar a los prebióticos y probióticos muchas veces, o hemos leído estos términos en variedad de productos alimenticios, pues hoy hablamos de sus beneficios y te contamos cómo incluirlos naturalmente en tus platos, sin necesidad de echar mano a alimentos enriquecidos.

¿Qué son los prebióticos y probióticos?

Los probióticos no son más que microoirganismos vivos que se añaden a alimentos o que se presentan por su modo de elaboración en algunos productos alimenticios, tales como el yogur, al cual se inoculan lactobacilos para lograr el producto final.

Sobre los probióticos podemos decir que éstos llegan vivos al intestino y junto a las bacterias que están presentes allí, mejoran el funcionamiento de este órgano y constituyen una excelente barrera de defensa que refuerza el sistema inmunológico.

Por su parte, los prebióticos no son microorganismos vivos, la diferencia con los probióticos es que éstos son simplemente sustancias que estimulan el crecimiento de los probióticos y otras bacterias que se encuentran en nuestro organismo como constituyentes de la flora intestinal.

Los prebióticos actúan junto a los probióticos, repoblando la flora intestinal y optimizando sus funciones a favor de la salud de nuestro organismo.

prebiotico

Alimentos funcionales y probióticos

Un alimento es funcional cuando su ingesta supone un beneficio extra más allá de los nutrientes, para la salud del organismo. Bajo esta definición se incluyen productos industriales, fortificados o con añadidos artificiales que implican beneficios para la salud. Sin embargo, si analizamos la definición de alimento funcional, muchos alimentos naturales, por sus componentes originales, también pueden incluirse bajo la misma.

De hecho, los alimentos industriales que se comercializan como funcionales tienen un costo superior a los alimentos no funcionales, mientras que muchos alimentos en su formato natural pueden ofrecernos a menor costo, prebióticos y/o probióticos que benefician la salud.

Sólo encontramos de forma natural probióticos en el yogur, pues éstos no existirían si no tienen la acción de los microorganismos vivos antes nombrados, imprescindibles para su producción

Pero si podemos encontrar prebióticos en muchos alimentos naturales, que contribuyen a la expansión de estos microorganismos en el intestino.

Son alimentos funcionales en su forma natural por poseer prebióticos la alcachofa, la patata, los espárragos, las legumbres, las bananas, entre otros.

receta

Cómo incluir prebióticos naturalmente a nuestros platos

Como podemos ver, no es necesario pagar un extra de dinero para obtener estas bacterias beneficiosas para el organismo, pues podemos incluir naturalmente prebióticos a nuestros platos de la siguiente forma:

  • Utilizar ajo, cebolla y puerro como base para salsas, guisados, o aderezos para ensaladas, pues contienen inulina y fructooligosacaridos que son prebióticos naturales.
  • Incluir legumbres como ingredientes habituales de nuestros platos, que poseen rafinosa y estaquiosa con acción prebiótica.
  • Cocinar la patata o el boniato con piel o no cocinar en demasía, de esta forma conservamos su fibra indigerible que se comporta como prebiótico en el intestino.
  • Emplear cereales integrales derivados de trigo, avena o cebada que contienen inulina, un prebiótico natural de estos ingredientes.
  • Añadir espárragos o alcachofas a nuestras recetas para aprovechar sus frutctooligosacaridos o su inulina, respectivamente.


Como podemos ver, hay diferentes formas de obtener prebióticos de alimentos naturales y así, fomentar el desarrollo de probióticos en nuestro intestino que sabemos, benefician la flora de nuestro organismo y su funcionamiento.

Algunas recetas con prebióticos y/o probióticos son:


Imagen | Joyosity y Lotus Head

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario