La cocina de Malta, una desconocida muy interesante

Sigue a Directo al Paladar

La cocina de Malta

Hace unos días, tuve la oportunidad de conocer la cocina de Malta, una desconocida muy interesante, en mi opinión. La presentación, organizada por Turismo de Malta, tuvo lugar en Kitchen Club, una escuela de cocina, en la que pudimos realizar de forma práctica un recorrido por algunos platos malteses.

Tras las presentaciones generales, el representante de la Empresa Pública de Turismo de Malta, nos habló de los distintos pueblos que por la situación estratégica de las tres islas que forman Malta, han ocupado su territorio, y han dejado en él sus influencias. Éstas, también se notan en lo que nos afecta, en lo gastronómico, en el uso que los malteses han dado a los distintos ingredientes, hasta formar su propia cocina.

Orígenes e influencias

Los fenicios, cartagineses, romanos, árabes, españoles, franceses y británicos fueron algunos de los colonizadores de Malta, Comino y Gozo, las tres islas maltesas. En lo religioso, desde su conversión al cristianismo, Malta también fue posteriormente ocupada por los árabes, que trajeron su cultura.

Por esos motivos, también en la cocina maltesa se han integrado las formas de entender la gastronomía de los distintos ocupantes. El resultado tras ese mestizaje y cruce de civilizaciones, es una cocina claramente mediterránea, con gran influencia de sus vecinos, turcos, griegos y de los países del norte de África.

valletta capital de malta

Características de su cocina

Sabores potentes, intensos, uso de hierbas y condimentos, aceite de oliva y aceitunas, en resumen, un puro sabor a cocina mediterránea, con buenos quesos, vinos y su plato nacional principal, el conejo estofado. Los pescados, las ensaladas de tomate, y la excelente repostería, completan la oferta gastronómica, sin duda muy interesante.

Durante la exposición, nos contaron que además de ser un excelente lugar para aprender inglés, para bucear o para recorrer su amplia oferta cultural e histórica en la que todos los pueblos invasores han dejado su herencia, también es un buen lugar para visitar sus mercados, probar los productos artesanos y la excelente cocina de las Islas Maltesas.

Algunos platos de la cocina maltesa

Para demostrarnos la calidad de su cocina y hacer el evento más entretenido, contamos con la presencia de Mark Delia, un chef maltés, afincado en Sevilla, que nos enseñó a preparar algunos platos de su país, para nuestro disfrute.

cocina de malta aperitivo

Comenzamos pertrechándonos con delantales, gorros de cocina y cuchillos, y tras picar algunas verduras, preparamos y disfrutamos del aperitivo, una especie de humus hecho con habas verdes en lugar de con garbanzos, muy muy bueno. Este plato se llama Bigilla. Para beber probamos un refresco de Malta, el Kinnie, con un sabor a naranja amarga muy curioso.

malta pimientos

Como platos principales, tras el aperitivo, nos pusimos a preparar unos pimientos verdes rellenos de anchoas, con pan, ajo, aceitunas, alcaparras, etc. Su nombre era impronunciable: bzar ahdar mimli bl-incova. Tras rellenarlos, primero freímos los pimientos, y luego los rematamos asándolos en el horno. El sabor de la mezcla del relleno, nos encantó a todos. Eran muy fáciles de preparar y estaban muy ricos.

malta filetes rellenos

Seguimos con unos filetes rellenos, llamados Bragolli, que es un plato de origen británico. Los filetes se rellenan y después se enrollan y apilan en una fuente, para cubrirlos con zanahorias, cebolla y otras hortalizas picadas, y tras añadir un poco de vino blanco y un poco de agua, laurel y otras hierbas, se hornean cincuenta minutos en el horno a media potencia. Muy originales y realmente sabrosos.

Para finalizar, Mark Delia nos enseñó a preparar un postre con influencia turca, unos imgaret rellenos de una masa hecha de dátiles, clavo, agua de azahar y anís, que se extiende sobre una especie de masa quebrada. Después, la masa se enrolla sobre sí misma cubriendo el relleno, y se trocea en forma de rombos.

malta postre

Tras freír los rombos de imgaret en aceite muy caliente, se espolvorean con azúcar glass y se sirven inmediatamente. Es un postre que se toma templado y según nos decía, es muy típico en un kiosko en Valletta, (la capital) y estoy seguro de que me animaré a preparar pronto, ya que me gustó muchísimo.

En resumen, la cocina de Malta me ha parecido una deliciosa cocina mediterránea a pequeña escala, que usa sus productos locales y usa recetas tradicionales. Descubrir su gastronomía ha sido muy atractivo e interesante y, quizás algún día, podré descubrir el resto de los encantos de este país.

Más información | Visit Malta
Imagen de Malta | Paul Stephenson en Flickr
En Directo al Paladar | Pimientos del piquillo rellenos de bonito con tomate. Receta
En Directo al Paladar | El gastromercado Pop Up de Chamberí

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios