Popcorn Popper, un palomitero con casi 200 años de historia

Sigue a Directo al Paladar

Palomitero Jacob Bromwell

Cuando mi compañero Miquel hace solo dos días nos enseñaba cómo servir unos helados con estilo retro y nos contaba cuanto le gustaban las cosas con un toque antiguo americano, un punto de nostalgia se apoderó de mí y no pude evitar traeros hoy para que lo conozcáis, el Popcorn Popper, un palomitero con el diseño más genuino de los muchos que he visto hasta ahora.

Y cierto es que el modelo ya tiene unos cuantos años, nada menos que 190, pues una excelente reproducción de los primeros palomiteros que se comenzaron a utilizar en los Estados Unidos allá a principios del 1800, aunque se sabe que las primeras referencias a este tipo de utensilios se encontraron en Perú antes de la aparición de los incas.

Está fabricado por Jacob Bromwell, una empresa creada en a principios del siglo XIX y que aún hoy se dedica a seguir haciendo fieles reproducciones de altísima calidad de todos aquellos utensilios utilizados en América del Norte en esas primeras épocas. Y que siguen siglo tras siglo su mismo proceso de fabricación con materiales originales, no elaborando sus productos de cocina y panadería nada más que en su propio país.

El palomitero retro Popcorn Popper tiene la suficiente capacidad y tamaño para que podamos preparar rápidamente una buena cantidad de palomitas y un mango de madera que nos protege del calor mientras que las elaboramos y lo movemos. Simplemente un poco de aceite y sal y en un minuto ya conseguimos un picoteo, que aunque calórico es siempre apetecible, sin cables ni microondas, solamente al fuego de gas, eléctrico o incluso en hoguera si estamos en el campo.

Si os interesa ver como funciona podéis ver en acción en este vídeo a la actriz Carolyn Murphy que en un minuto se prepara un buen bol de palomitas.

Tal es la calidad que nos ofrece esta legendaria fabrica que nos garantiza de por vida su producto, aunque eso sí a un precio de 52 euros aproximadamente, lo que lo hace ciertamente excesivo gastar ese dinero en una sartén para esto, si solo tomas palomitas esporádicamente. Pero desde luego bonito es bonito, no lo voy a negar, y todo un detalle para los amantes de lo retro.

Lo cierto es que pensar en hacer palomitas en casa y con un diseño como éste, me trae un aire nostálgico a películas de vaqueros frente a una hoguera oyendo el chisporroteo de los granos o incluso me aventuro a imaginarme una pequeña cocina como la de “la casa de la pradera”, y es que el dulce aroma de las palomitas de maíz recién hechas sobre el fuego es siempre una atracción para todos los miembros de la familia y en las reuniones con amigos.

Más información | Jacob Bromwell
En Directo al Paladar | Cómo hacer palomitas de maíz en casa
En Directo al Paladar | Kit retro para hacer tortitas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios