Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

17 razones por las que el helado no es solo para el verano

17 razones por las que el helado no es solo para el verano
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Banner

Con el mes de septiembre llega para muchos el final de las vacaciones, toca despedirse del verano y volver a nuestras rutinas. Los días calurosos van quedando atrás, pero eso no quiere decir que tengamos que decir adiós a nuestros helados favoritos. Los meses más fríos también pueden ser ser el momento ideal para degustar un buen helado y convertirlo así en un postre para todo el año.

Está claro que un verano sin helado no es verano, ya que además de ser el bocado perfecto para endulzar las vacaciones es perfecto para refrescarnos de las altas temperaturas. El helado nos encanta, ¿por qué limitarlo entonces a unas pocas semanas? Solo hay que fijarse en los italianos, auténticos maestros del gelato, para comprobar cómo sus heladerías siguen en plena actividad incluso en invierno. Y es que hay muchas razones por las que el helado no es solo ideal para el verano, ¿cuál es la tuya?

Tarta
  1. Es la pareja ideal de tartas y pasteles. En cuanto llega el otoño comienza la temporada de tartas de temporada: calabaza, manzana, castañas, chocolate, membrillo, nueces... No hay nada como acompañar una porción recién hecha con una bola de helado.
  2. No hay riesgo de que se derrita demasiado pronto. En verano hace mucho calor y las altas temperaturas nos obligan a comer rápidamente el helado antes de que se derrita. Cuando refresca mantiene mucho mejor y durante más tiempo su textura perfecta.
  3. Vuelven las reuniones y cenas en casa con amigos; para no complicarte con el menú la mejor opción para servir el postre es tener una buena selección de helados en el congelador.
  4. Compartir nuestros sabores favoritos de helado en familia nos trae a la memoria los recuerdos de las vacaciones de verano, haciendo menos dura la vuelta a la rutina.
  5. No hay nada como el placer de disfrutar de un cremoso helado en casa, bajo la manta del sofá, con la calefacción o la chimenea, mientras en la calle cae la lluvia o la ciudad se tiñe de blanco bajo la nieve.
  6. Si tenemos un catarro o nos visita la alergia, el helado con su poder refrescante y textura cremosa será nuestro mejor aliado para suavizar y calmarnos la garganta.
  7. Se acercan las fiestas navideñas y con ellas los banquetes y las tradicionales comilonas en familia. Elegir el helado para el postre de Nochebuena o Nochevieja es la mejor opción para culminar la celebración con un bocado dulce ligero y digestivo.
  8. Los helados tienen muchos beneficios nutricionales que podemos aprovechar durante todo el año. Nos aportan vitaminas, minerales esenciales y proteínas de alta calidad. Ahora que hay menos horas de luz solar es una buena forma de reforzar los huesos gracias a su contenido en vitamina D y calcio, algo básico para todas las edades.

    1366 2000

  9. Con nuestros sabores favoritos podemos preparar batidos con helados para toda la familia, perfectos sobre todo para la hora de la merienda en casa con niños.

  10. Disfrutar del helado nos hace más felices, ayudándonos a superar esos baches emocionales que todos tenemos durante todo el año. ¿Te has fijado que en las películas los protagonistas siempre calman las penas amorosas con su helado favorito?
  11. También es perfecto para superar la astenia otoñal o primaveral y encarar la temporada de frío con energía, optimismo y vitalidad.
  12. Combina de maravilla con las bebidas calientes. Prueba a servir el chocolate a la taza o el café humeante de media tarde con una buena bola de helado de vainilla o brownie y lo comprobarás.
  13. Es más fácil que encuentres tus sabores favoritos. En verano, con el calor y las vacaciones, todo el mundo se lanza a comprar helados para refrescarse, y a veces te llevas el disgusto de que tu variedad predilecta se ha agotado. En invierno es más probable que tus helados preferidos siempre te estén esperando para llevarlos a casa.
  14. Puedes practicar tus dotes de cocinillas. Es el momento de emprender nuevos retos y tomarse en serio aficiones como la cocina; ahora tienes más tiempo para practicar con recetas creativas para sorprender con postres como la tartaleta de coco y avellana con helado de chocolate y vainilla o el bizcocho genovés con helado de brownie.

    Helado Brownie

  15. El helado es el producto perfecto para sumar a tus smoothies y conseguir una textura extracremosa. Si eres de los que se apunta esta temporada a la moda de los batidos saludables, te encantará prepararlos con una bola de tu sabor de helado favorito.

  16. Un buen plan para un fin de semana de frío es quedarse en casa compartiendo copas de helado mientras disfrutamos de una maratón de cine con escenas de películas míticas que no serían igual sin un helado.
  17. Podemos descubrir nuevos maridajes con productos de temporada a lo largo de todo el año. En verano nos encanta servirlo con frutas estivales, pero también es una buena idea probar otras combinaciones en los diferentes meses del año. Por ejemplo, sorbete de limón con granada, helado de vainilla con turrón, helado de stracciatella con castañas, etc.

Hay muchas razones para seguir disfrutando del helado durante todo el año, y todas se pueden resumir en que no necesitamos motivos especiales para hacerlo. Nos encanta el helado, ¿por qué renunciar a él más allá del verano? Seguiremos disfrutando de nuestros sabores favoritos sin importar lo que marque el calendario. Y a ti, ¿cómo te gusta más degustar el helado en casa?

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos