Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

El maridaje del helado: 5 cenas de verano que tienen que acabar con un helado de postre

El maridaje del helado: 5 cenas de verano que tienen que acabar con un helado de postre
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Banner

En verano cambiamos un poco nuestros ritmos de vida, mucho más si estamos en plenas vacaciones. Nos olvidamos de madrugar y nos relajamos tranquilamente en la playa o en la piscina mientras esperamos a que baje el sol.

La hora de la cena cobra un protagonismo especial, ahora es el momento de compartir un buen rato con la familia o los amigos en casa. Y todo buen menú siempre tiene que acabar con un postre a su altura, por eso el helado es el postre perfecto para una cena de verano.

Nos encanta degustar un buen helado especialmente al caer la noche porque ya no aprietan tanto las temperaturas y podemos disfrutar con calma de todo su sabor y textura. Las cenas de verano perfectas culminan con el mejor helado de postre. ¿Quieres saber cuál es el mejor maridaje?

Helado de postre, ideal para tus cenas veraniegas

Helado de Brownie

¿Alguna vez te has fijado en que los helados nunca faltan en el menú de postres de cualquier restaurante?

No importa el tipo de platos o si es un local desenfadado o de alta cocina, el helado nunca falla. Y es que es sin duda el postre perfecto, un bocado dulce que puede poner el broche de oro a cualquier festín o a una comida más frugal, y que además gusta a todo el mundo.

Si tienes helado en casa, siempre tienes un postre listo para degustar en cualquier ocasión.

Cuando llega el verano el helado se convierte en el rey indiscutible, apetece a cualquier hora por su poder refrescante y es ideal como colofón a una cena veraniega.

El helado es un postre suave y refrescante, que facilita una digestión ligera antes de ir a la cama, y que nos puede ayudar a dormir mejor gracias al triptófano

En estos días no hay ganas de estresarse en la cocina y las altas temperaturas pueden afectar a otros dulces, pero el helado siempre estará esperándote en el congelador, perfecto y listo para servir.

Ese momento de recoger la mesa y sacar los helados tiene algo de mágico que nos traslada a la infancia y pone el punto final a una velada perfecta.

Además el helado se adapta a cualquier menú gracias a la variedad de sabores Carte D'Or entre los que puedes elegir, complementando así los platos de la cena.

Es un postre suave y refrescante, que facilita una digestión ligera antes de ir a la cama, y que además nos puede ayudar a dormir mejor gracias al triptófano que contienen ingredientes como los lácteos y la fruta.

Si quieres triunfar de verdad en tus cenas de estos días sin complicarte en la cocina, apuesta por un buen helado de postre.

Barbacoa y sorbete de limón

Cenas con helado. Barbacoa

El verano es tiempo de barbacoas al aire libre, no importa si tenemos una gran terraza o un balconcito más discreto.

Solo tenemos que escoger la parrilla que más se adapte a nuestras necesidades, elegir la carne y el embutido según el número de invitados y añadir algunos platos de verduras para tener una cena de lujo. ¡Pero sin olvidarnos del postre!

¿Qué podemos servir para cerrar un festín así como se merece? El sorbete de limón es una de las mejores opciones.

El sorbete de limón es refrescante y ligero, sienta de maravilla tras una cena copiosa y hace el contrapunto perfecto a las piezas de carne

Las barbacoas y parrilladas nos emocionan y es difícil resistirse a veces a comer algo de más, porque además vamos picando de aquí y de allá en lugar de tener un gran plato principal.

Por eso el refrescante y ligero sorbete de limón es perfecto, sienta de maravilla tras una cena copiosa y hace el contrapunto perfecto a las piezas de carne. El toque ácido del limón limpia el paladar y ayuda a asentar el estómago sin riesgos a sentirnos pesados.

Puedes añadir fruta fresca de temporada como melón o sandía a la hora de servirlo para que sea aún más refrescante y darle un toque más personal.

Sushi y helado de vainilla

Sushi

Si tú también te has sumado a la moda de la cocina asiática seguro que te encanta disfrutar de los placeres de la comida japonesa en casa.

El sushi es perfecto para una cena de verano, ya sea con muchos amigos, en familia o en pareja. Los platos se sirven fríos, no hay que cocinar nada y es muy divertido compartir varios bocados pequeños con los palillos.

La cremosidad del helado de vainilla enriquece la ligereza del sushi y su fragancia da un sabor más profundo

Puedes montar la cena con tu sushi favorito, aunque las opciones más comunes incluyen arroz, salmón, atún, gambas, pulpo, aguacate, pepino y algas.

Que no te sorprenda saber que el helado también es un postre estupendo para coronar una cena asiática: a los japoneses también les encanta.

El clásico pero infalible helado de vainilla es una de las mejores apuestas, ya que su cremosidad enriquece la ligereza del sushi. Además, la fragancia de las vainas de vainilla que dan ese profundo sabor al helado es un maridaje perfecto para el pescado, especialmente los pescados azules y más aún si se sirven poco cocinados o ahumados.

Cena de picoteo y helado de brownie

Aperitivos

El arte del tapeo nos encanta practicarlo todo el año, pero en verano se convierte quizá es una de las opciones de menú más socorridas en casa.

Un brownie es casi como una tapa dulce que combina muy bien con cualquier aperitivo que sirvas en la mesa

Cuando más aprietan las temperaturas no apetece cocinar grandes platos contundentes, por eso reunirse alrededor de muchos pequeños bocados y raciones para compartir es una gran alternativa a las cenas copiosas.

Y para el postre tampoco hace falta complicarse para seducir a todos en la mesa: el irresistible helado de brownie será un éxito asegurado.

Los brownies siguen marcando tendencia en la carta de los restaurantes, pero en verano apetece algo más ligero y fresco para endulzar la cena. Esta variedad de Carte D'Or tiene todo el sabor del mítico pastelito americano en su forma más cremosa, con trocitos del bizcocho que potencian el sabor.

El chocolate más intenso funciona como armonía de los sabores frescos y como contraste de los picantes

Es casi como una tapa dulce que además combina muy bien con cualquier aperitivo que sirvas en la mesa, pues el chocolate más intenso funciona como armonía de los sabores frescos y como contraste de los picantes.

Puedes ofrecer diferentes toppings para que cada comensal se sirva a su gusto su propia “tapa dulce” personal.

Pizza y helado de stracciatella

Cenas de verano. Pizza y helado stracciatella

La pizza es una comida que entusiasma a grandes y pequeños, perfecta para darnos un capricho en una cena informal en cualquier momento del año, pero que se convierte en toda una fiesta en verano.

Si te animas a preparar tus propias pizzas caseras disfrutaréis de una cena veraniega la mar de divertida, y puedes invitar a toda la familia o a los amigos a que colaboren con la masa o poniendo los ingredientes que más os gusten, jugando un poco.

Es una buena forma de viajar a través de los sabores hasta la misma Italia, y, como no podía ser menos, el helado es el colofón ideal.

¿Sabías que el cacao hace muy buena pareja con el tomate y el queso? Un gelato italiano es la pareja ideal para tu pizza

De igual manera que es imposible resistirse a probar una tentadora pizza cuando se visitan tierras italianas, los famosos gelatos nunca faltan en cualquier rincón.

Por esta razón tu cena pizzera estaría incompleta sin un postre de helado, para el que recomendamos sabores inspirados en la misma Italia como el de stracciatella. Este clásico transalpino lo tiene todo para despertar el lado más goloso de todo el mundo, gracias a su suave combinación de nata y el mejor chocolate.

¿Sabías que el cacao hace muy buena pareja con el tomate y el queso? Por eso es el sabor predestinado a maridar tu pizza favorita.

Pescados y mariscos a la brasa y sorbete de mandarina

Salmon

La playa, el mar y el sonido de las olas son símbolos veraniegos, y es que es la época perfecta para acercarse a la costa y disfrutar además de los excelentes pescados y mariscos que llegan fresquísimos a la lonja.

Preparar una cena de verano a base de productos marineros a las brasas es todo un placer para degustar al atardecer, mucho más si nos espera un sabroso helado de postre para redondear la jugada.

¿Qué sabor marida mejor con un buen pescado a la brasa? Apuesta por el sorbete de mandarina y triunfarás.

Los aromas cítricos mediterráneos del sorbete de mandarina son muy refrescantes, este hace de contraste con los sabores marineros y limpia el paladar, dejando una dulce sensación de frescor y ligereza

Los pescados que están más de temporada son muy sabrosos y de aromas más intensos que los que tenemos el resto del año, como las sardinas, el bonito o el cabracho.

Cocinados al fuego se intensifica aún más su sabor, y por eso el sorbete de mandarina es el contrapunto perfecto. Con sus aromas cítricos mediterráneos, este sorbete es muy refrescante, hace de contraste con los sabores marineros y limpia el paladar, dejando una dulce sensación de frescor y ligereza.

Puedes añadir unas hojas de menta fresca para complementar el poder de la fruta.

Aprovecha los días de verano para montar cenas inolvidables en casa sin agobios, y endulza el momento con una buena copa de helado de postre que complemente cada menú. Es el momento de relajarse y dejarse llevar por los placeres sencillos, porque se puede disfrutar de una cena de lujo en casa y no hace falta complicarse demasiado. ¿Cuál es tu maridaje de menú veraniego y helado favorito?

Fotos | iStock.com/Дарья Петренко , iuliia_n, Igor Dutina

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos