Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Formas divertidas de emplatar un helado y triunfar a la hora del postre

Formas divertidas de emplatar un helado y triunfar a la hora del postre
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Banner

Está claro que la comida entra por los ojos, y los helados no iban a ser la excepción. Aunque todos tenemos nuestro sabor favorito y se nos hace la boca agua cuando lo tenemos delante, hay que reconocer que una presentación bonita puede ayudar a que saborearlo sea una experiencia irrepetible. Por eso vamos a proponeros formas divertidas de emplatar un helado y triunfar a la hora del postre.

En verano solemos tener un poco más de tiempo libre, los días son también más largos, aprovechad para dar rienda suelta a vuestra imaginación en la cocina y sorprender a vuestros comensales con alguna de nuestras propuestas. Si tenéis niños en casa estarán encantados de echar una mano, dejad que os ayuden, seguro que os sorprenden con su disposición y ganas de participar.

En un cucurucho personalizado

Cucuruchos 01

El DIY está de moda ¿por qué no adaptarlo a nuestro objetivo? Os proponemos personalizar los conos con vuestros toppings favoritos ¿Habéis probado a mezclar sabores dulces y salados? Galletas saladas trituradas, patatas fritas o almendras fritas saladas pueden ofrecer un contraste delicioso con vuestro helado preferido. Si las mezclas no son lo vuestro, añadid nueces picadas, pedacitos de toffee, caramelo picado, copos de coco, chocolate rallado o galletas dulces trituradas.

Para conseguir un cono personalizado, fundid chocolate en el microondas o al baño María, sostened el cono por la punta y hundid la parte superior del cono en el recipiente con el chocolate, de modo que quede empapado en una tercera parte aproximadamente. Antes de que el chocolate se enfríe "pegad" el ingrediente que hayáis escogido y dejadlo enfriar bien antes de llenarlo con el helado. Ya solo tenéis que añadir el helado, en este caso os proponemos la variedad de Carte D'Or Vainilla.

En forma de chupa-chup

Helado3

¿Quién no ha disfrutado alguna vez de un dulce chupa-chup? Sobre todo para los niños es una delicia a la que cuesta resistirse, os aseguramos que estas piruletas de helado serán todo un éxito. En cualquier tienda de productos de repostería podréis encontrar palitos de plástico para que sirvan de base a esta receta.

Para realizar los chupa-chups de helado, formad bolitas de helado usando dos cucharas y colocadlas en una bandeja forrada con papel encerado. En este caso puedes utilizar una variedad de Carte D'Or como la de helado de brownie o de vainilla. Guardad la bandeja en el congelador hasta que el helado esté bien firme, como mínimo una hora, y luego haced rodar cada bola de helado sobre nueces picadas, caramelitos picados o chocolate rallado, por último insertad el palito de piruleta en cada bola. Para que no se derrita el helado, estos chupa-chups tienen que servirse enseguida o guardarse en el congelador hasta el momento de degustarlos.

En una cápsula de chocolate

Muffins Chocolate 01

Los muffins y cupcakes invaden las pastelerías y nuestras cocinas, por eso os proponemos partir de esta idea para realizar una original presentación preparando una base de chocolate en forma de cápsula de magdalenas de la que también podréis dar cuenta junto al helado. Necesitaréis moldes con paredes acanaladas bien de papel o, mejor aún pues no se deformarán, metálicos.

Para fabricar las bases, derretimos chocolate (puede ser con o sin leche, según prefiráis) en el microondas o al baño María. Con un pincel de repostería recubrimos el interior del molde de papel o aluminio con el chocolate derretido y esperamos a que se endurezca. Repetimos la operación dos veces más, asegurándonos de cubrir cualquier resquicio. Si es necesario, volvemos a calentar el chocolate. Dejamos secar y guardamos en el congelador como mínimo una hora. Antes de rellenar con el helado para servir, retiramos el molde que nos ha servido de plantilla.Para este caso hemos utilizado la variedad Carte D'Or Stracciatella, que queda perfecta con la base de chocolate, tanto en textura como en sabor.

Usando una base de fruta

Manzana Rellena 01

La fruta es un alimento que a veces dejamos de lado, pero si la acompañamos con helado es una forma estupenda de introducirla en nuestra alimentación, sobre todo para los más pequeños de la casa que a veces son reacios a comerla. Para usarla como base es necesario escoger una fruta que sea lo más firme posible, como una manzana, una naranja o un melocotón.

Realizar una base de fruta para nuestro helado es tan fácil como lavar la fruta escogida, recortar la parte superior, vaciarla quitando parte de la pulpa así como las semillas o hueso que pueda tener y rellenarla con el helado. La pulpa que hemos retirado podemos aprovecharla cortándola en trocitos y añadiéndola por encima a este delicioso postre. En este caso hemos utilizado una manzana con helado Carte D'Or Stracciatella, pero las combinaciones son infinitas.

Entre galletas, bizcochos o hojaldre

Hojaldre

Aprovechad que el día dos de agosto es el Día del Sandwich de Helado para rendir homenaje a tan estupenda receta tuneándola un poco. Usad vuestras galletas preferidas, ese bizcocho del que quedan unas rebanadas o emplead una lámina de hojaldre para conseguir esta propuesta.

Sólo necesitaréis un cortador de galletas redondo o cuadrado. Si usáis láminas de hojaldre, dejadlas descongelar y cortad porciones de masa que iréis colocando en una bandeja de horno forrada con papel encerado. Pintad cada una con huevo batido, espolvoreadlas con azúcar molido y horneadlas unos 10 minutos a 200ºC o hasta que la masa esté dorada. Dejadlas enfriar del todo y después, rellenad una de estas bases con helado y rodajas de fruta, caramelo líquido, chocolate o nata montada y cubrid con otra base.

En breve os daremos muchas otras ideas sobre postres con helado en el espacio Verano Carte D'Or de Directo al Paladar.

Fotografía | chrisjtse

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos