Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Ideas de topping para helado que seguro tienes en casa

Ideas de topping para helado que seguro tienes en casa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Banner

Hay muchas maneras de disfrutar un buen helado más allá de cuál sea nuestro sabor favorito. Además de saber servirlo de la forma perfecta, podemos presentarlo con emplatados diferentes y divertidos, pero existen más formas de personalizarlo. Hay pequeños detalles que marcan la diferencia, así que para que triunfes sirviendo un helado de lujo te damos algunas ideas de topping con ingredientes que seguro tienes ya en casa. Lo más típico es añadir fruta troceada o chocolate, pero tenemos mucho más para elegir sin salir de la despensa.

Si partimos de un buen helado de calidad, ya tenemos un postre de primera categoría con el que podemos innovar para darle ese toque especial que lo convertirá en toda una experiencia placentera. Los toppings nos permiten jugar un poco añadiendo un contraste de texturas y de sabores que elevarán aún más el sabor del helado, y podemos ser todo lo creativos que queramos. Pero no hace falta complicarse mucho con productos extraños, ya verás que es muy fácil encontrar el topping perfecto sin salir de casa.

Frutos secos

Toppings con Limon

¿Quién no tiene en la despensa uno o varios tipos de frutos secos? Son un ingrediente básico de muchas recetas tradicionales y también de gastronomías exóticas, los usamos para hacer galletas y tartas y también son un básico del aperitivo y el picoteo. Almendras, avellanas, piñones, cacahuetes, pistachos, anacardos o nueces, todos combinan de maravilla con el dulce sabor y la cremosa textura del helado. Además podemos usarlos en crudo, tostados, caramelizados o incluso fritos y salados.

Una buena idea es preparar el topping casero con almendra laminada, un formato muy usado en la alta pastelería que en esta ocasión hemos utilizado para dar un toque final al sorbete de limón de Carte D'Or. Las almendras se presentan cortadas en finas láminas muy elegantes que aportan un punto crujiente delicioso sin resultar demasiado toscas, gracias a su fino grosor. Para conseguir aún más sabor, lo mejor es tostarlas ligeramente en una sartén sin aceite, hasta que cojan color y empiecen a desprender su aroma. Una vez se hayan enfriado, podemos guardarlas en un recipiente hermético y añadirlas directamente a nuestro helado preferido justo en el momento de servir.

Podemos experimentar con otros tipos de corte de los frutos secos para conseguir resultados distintos, ya que el tamaño y su textura influye en el sabor. Y si somos más aventureros, podemos usar los cócteles de frutos secos salados típicos del aperitivo. Probad a machacar un poco una bolsa con el rodillo de cocina, o trituradlos ligeramente con una picadora. El contraste entre los diferentes frutos secos mezclados con su punto salado potencia aún más el sabor del dulce helado.

Mermeladas y compotas

Helado con mermelada

En los emplatados de los grandes pasteleros nunca faltan los coulis y salsas de frutas que añaden color y sabor a cualquier dulce. ¿Cómo prepararlos en casa? No hace falta complicarse mucho, es suficiente con acudir a los botes de mermelada y compota que seguro que ya tenéis en la nevera. Los sabores clásicos hacen muy buena pareja con el helado, como la fresa, los frutos del bosque, el melocotón o la naranja, pero podemos probar con cualquier variedad.

Para preparar el sirope que hará de topping, tan solo tenemos que cocer a fuego lento la mermelada en un cazo, removiendo hasta que coja textura líquida. Si está muy espesa, podemos añadir un chorrito de agua, sin dejar que llegue a hervir. Después lo pasaremos por un colador para retirar los grumos y ya tenemos nuestro coulis casero listo para coronar el helado. Usando un biberón de cocina o una salsera de postres lograremos un acabado más profesional, pero una cuchara corriente también nos servirá.

Hierbas y especias

Toppings con Stracciatella

Otro básico de la cocina diaria son las hierbas aromáticas y especias, ¿por qué no aprovechar su versatilidad para dar un toque diferente a los helados? Solo hay que tener en cuenta que las especias secas tienen una potencia mayor que frescas, así que debemos usar una pequeña cantidad para conseguir el efecto deseado en nuestro topping. Al margen de aroma, también añaden un toque de color con el que podemos jugar, por ejemplo con canela o cúrcuma molida. Otras buenas opciones son el clavo, la nuez moscada, el anís o el azafrán, que van muy bien con la vainilla y el sorbete de limón.

En el caso de las hierbas aromáticas, podemos emplearlas secas o frescas, incluso de nuestro propio huerto urbano recién cogidas. Una vez limpias y secas, seleccionaremos las hojas más pequeñas y bonitas para decorar el helado, o también podemos picarlas. Pueden ser un gran topping dulce el romero, el tomillo, la menta, la hierbabuena, la albahaca el eneldo. Como alternativa atrevida y original, el pimentón dulce o picante crea un contraste que funciona sorprendentemente bien. Animáos a probar varias combinaciones, por ejemplo romero y coco con miel sobre helado de stracciatella de Carte D'Or.

Galletas y otros dulces

Helado con Crumble de galletas

Seamos más o menos golosos, todos tenemos en casa alguna caja de galletas, unas magdalenas o algunos bollos para el desayuno, sobre todo con niños en casa. Si podemos servir el postre con una bola de helado, también podemos coronar los helados con dulces. No se trata de presentar como en las heladerías una galleta de barquillo culminando la bola, sino convertirlos en toppings variados a nuestro gusto. Podemos partirlas en trocitos más grandes y crujientes o buscar una textura más fina para un toque más sutil.

La mejor manera consiste simplemente en machacar las galletas para espolvorearlas por encima, y esto se puede hacer directamente con las manos en el momento, según nos apetezca. También podemos escoger entre distintos sabores de galletas (de chocolate, caramelizadas, de miel, de cereales, etc.), triturarlas con una picadora o con el mortero, y guardarlas en botes herméticos para usar siempre que nos apetezca. Los bizcochos y magdalenas desmigados o picados también son un topping muy goloso irresistible, y es una buena manera de aprovecharlos si se han quedado algo secos.

Miel, melaza y siropes

Helado con Higos y miel

Entre los toppings cremosos nunca falta el caramelo, que podemos sustituir sin problemas en casa usando miel o siropes. La miel es un producto natural con un gran poder endulzante que tampoco falta en la despensa, y hace muy buena pareja con los helados de base láctea y también con los de frutas. Hay diferentes tipos de miel en el mercado según el tipo de flores que han usado las avejas, así que podemos experimentar con sabores.

La melaza es la miel de caña, tiene un color oscuro y un sabor tostado que combina a la perfección con la vainilla y la nata, mucho mejor si hemos añadido además un topping de frutos secos. Otras alternativas parecidas son los siropes de plantas, como el sirope de arce o el de ágave, con un sabor más ligero y una textura algo más líquida, perfecto para un helado de chocolate.

Cereales y muesli

Helado con cereales

Son otro clásico de desayunos y meriendas que solemos tomar con leche y yogur, y por tanto también pueden ser un original topping para nuestros helados. Hay innumerables variedades de cereales entre las que elegir y todas son válidas, así que solo tenemos que abrir la despensa y echar un puñado de tus cereales favoritos sobre tu helado recién servido. Los más neutros, como los copos de maíz tostados sin azúcar, son estupendos para combinar con otros toppings, como fruta o miel, mientras que las mezclas de muesli son ya una combinación perfecta por sí solas.

También podéis hacer vuestro topping de cereales totalmente personalizado, mezclando lo que más os guste. Por ejemplo, con copos de avena, uvas pasas, dátiles troceados, nueces, maíz o arroz inflado y un poco de azúcar. Podemos tostarlo todo en la sartén para que sean más crujientes y aromatizarlos con las especias que antes hemos comentado. Los más chocolateros disfrutarán añadiendo unos chips de chocolate a la mezcla, deliciosos como topping del helado de brownie o stracciatella.

Otras ideas para dejar volar la imaginación

Helado Copa

Volved a abrir la despensa y seguro que descubrís más ideas originales para un rico topping. Por ejemplo, los ingredientes más usados en repostería son ideales, como las guindas, los fideos de chocolate o los sprinkles de colores. Si pueden coronar una tarta, son perfectos también para el helado. Las semillas como el sésamo, la amapola o las pipas de calabaza también son otra buena opción, incluso las flores comestibles que cada vez se usan más para decorar platos de lujo. Y a los niños les encantará disfrutar de su helado con un divertido topping de gominolas de colores o pequeños caramelos.

El helado es todo un postre de categoría por sí solo, pero añadiendo unos toppings originales podemos convertirlo en un verdadero manjar. La variedad de sabores que ofrece Carte D'Or te inspirará para múltiples combinaciones. Ya habéis visto que solo necesitamos acudir a la despensa para encontrar multitud de opciones para presentar nuestro helado con un topping delicioso y sorprendente, y todo sin salir de la cocina. ¿Cuál es vuestro preferido?

Fotos | iStock.com/vikif, iStock.com/Lesyy, iStock.com/bbstudio_aad, iStock.com/&#169Catherine Yeulet, iStock.com/Juthamaso, iStock.com/topnatthapon

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos