Publicidad

MasterChef Celebrity: buenos platos, chistes malos y una eliminación más que esperada

MasterChef Celebrity: buenos platos, chistes malos y una eliminación más que esperada
Sin comentarios

Aunque las audiencias de Masterchef se están desinflado un poco (la semana pasada el share bajó de los 20 puntos habituales al 18,9 %), el concurso sigue acumulando dos millones de seguidores, que no está nada mal par estar en el ecuador de una edición con mucho menos gancho que otras.

En la primera prueba de la noche, los aspirantes han recibido la visita de una decena de ancianos ganadores de concursos gastronómicos regionales, que han mostrado sus especialidades. Platos legendarios como el marmitako, caldereta de cordero, carrilleras, rabo de toro cordobés o caracoles.

Lógicamente, los concursantes debían emular estos platos. Eso sí, bien dirigidos por los invitados, por lo que la dificultad de la prueba ha sido mínima. Mucho mejor, porque así hemos aprendido varios trucos para hacer estos plato emblemáticos.

Por primera vez, el veredicto no se ha decidido descartando los peores platos, sino escogiendo los mejores. Y la verdad es que todos tenían buenísima pinta. Lástima que a Florentino le ha tocado el rabo y ha tenido la excusa perfecta para seguir con sus chistes homófobos que creíamos desterrados de la televisión.

Ainhoa Arteta, con la tarta de calazaba, y Josie, con los caracoles que no había probado en su vida, han resultado los ganadores de la prueba.

Masterchef Celebrity 2

Viaje a Cáceres

En la prueba de exteriores, el concurso ha viajado a Cáceres: otra inversión en promoción turística desaprovechada por la pandemia.

Toño Pérez, chef del restaurante Atrio (con dos estrellas Michelin) ha sido el anfitrión de la jornada, y ha enseñado a los concursantes a despiezar un cerdo ibérico entero, extrayendo piezas como el solomillo, la presa, el abanico, el lagarto, el secreto, la careta, la oreja...

Con todas estas piezas, los concursantes han tenido que hacer dos menús de cinco tapas de mar y montaña, servidas en bufet, en las que el cerdo se mezclaba con elementos marinos.

Chefsytonoperezvip Mcc5 6 Bayonas

El equipo rojo, capitaneado por Ainhoa Arteta, ha cocinado castañetas confitadas con gambas cocidas y ajoblanco; presa con mejillones en escabeche; careta guisada con bogavante; papada con almejas en salsa verde y, por último, pluma con carabinero.

Al equipo azul, capitaneado por Josie, le ha tocado la oreja con anguila ahumada, panceta y cigala; un Wellington de solomillo relleno de algas; albóndigas de lagarto con puntillitas y, por último, secreto adobado con vieiras.

Con tanto plato los concursantes han sufrido de lo lindo y, claro está, no todas las elaboraciones han salido como es debido. Tras una comida llena de gente sin mascarilla, ni distancia social, y con el habitual minuto de gloria para todos los organismos públicos que han pagado la fiesta, ha llegado el veredicto.

Lo mejor, el solomillo Wellington del equipo azul. Lo peor, el escabeche del equipo rojo, que se ha ido directo a la prueba de eliminación.

Vickyyandy

Prueba de eliminación

En el último reto de la noche hemos asistido al típico giro injusto de programa. Josie, el mejor de la prueba de exteriores, tenía que elegir si salvar a todo el equipo con delantal negro y bajar a sus compañeros a la galería o cocinar él mismo en la prueba. Ha elegido esto último, arriesgándose a dejar el programa pese a haber sido el mejor durante toda la jornada. También Gonzalo Miró que tenía el pin de la inmunidad ha decidido jugársela con el delantal negro para conservarlo en próximos programas.

Tras esto, los jueces han trasladado por fin un discurso nutricional útil, alertando sobre el exceso de consumo de azúcar añadido en nuestra dieta. Los aspirantes han tenido que preparar un plato dulce libre con el condicionante de no poder usar ni azúcar ni edulcorantes: solo podían endulzar con fruta o licores.

En general, con todos los ingredientes que tenían a mano, los concursantes han superado la prueba sin demasiadas dificultades. Tampoco es muy difícil endulzar algo si asas fruta o reduces un Pedro Ximénez. Los peores, de largo, han sido el brownie insípido, que parecía más un polvorón, de Gonzalo Miró; y una gelatina de mango con piña de Laura Sánchez que tampoco tenía pinta de saber a nada.

Gonzalo Miró se la ha jugado, pero finalmente el jurado ha decidido expulsar a Sánchez, aunque bien podría haber vuelto a echar dos concursantes y se acortartía todo esto.

En Directo al Paladar | TVE desvela lo que paga e ingresa por Masterchef (aunque hay algo que no cuadra)
En Directo al Paladar | Los ocho peores platos de MasterChef, a examen

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios