Publicidad

Nailed It!, el concurso de desastres culinarios de Netflix, llega a España de manos de la Terremoto de Alcorcón como ¡Niquelao!

Nailed It!, el concurso de desastres culinarios de Netflix, llega a España de manos de la Terremoto de Alcorcón como ¡Niquelao!
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Si lo más divertido de los concursos de cocina es ver los desastres que pueden llegar a perpetrar los cocineros aficionados ¿por qué no hacer un programa en el que todo vaya a dirigido al caos?

Esta es la idea de Nailed It!, un exitoso concurso estrenado el pasado año en Netflix, que contará con su propia versión española a partir del 25 de septiembre.

Aunque es posible que el programa tenga guiños locales, es de esperar que nos encontremos con un show fiel al original: un concurso rápido en el que los tres reposteros aficionados tienen que recrear grandes tartas y pasteles, suntuosamente decorados, que son casi imposible de llevar a buen puerto.

La traducción literal de Nailed It! es “dar en el clavo”, y proviene de los memes generados en internet para mostrar desastres culinarios de todo tipo, un fenómeno anterior al programa del que este bebe directamente.

Nailed It será “¡Niquelao!” en España

La elegida para sustituir en España a la cómica Nicole Byer, la presentadora del programa estadounidense, es nada más y nada menos que La Terremoto de Alcorcón, nuestra Divine particular. Y el programa tendrá su propio título “¡Niquelao!”, apelando directamente al público joven.

A pocas semanas del estreno, falta aún saber quiénes serán los jueces en la versión española, que en el programa original acompañan al presentador (aunque sin tanto protagonismo como en otros concursos como MasterChef).

Tampoco sabemos si se respetará tal cual la estructura del programa, que en su versión original dura 35 minutos (a ver si aprenden en Televisión Española) y consta solo de dos partes.

En la primera fase los concursantes tratan de recrear uno de los tres dulces disponibles y el ganador se lleva un premio especial y al gorro dorado de chef.

En la segunda fase los participantes tienen dos horas para recrear una complejísima tarta desde cero. Todos cuentan con un “botón del pánico” que les permite ser asistidos durante tres minutos por uno de los jueces. El peor de los reposteros de la primera fase obtiene, además, otro botón con el que puede distraer al resto de concursantes, algo que en el programa original consiste, básicamente, en que el presentador se pasa un rato incordiándolos.

Ahora solo falta ver si la versión española retiene, o aumenta, el espíritu gamberro del original.

Imágenes | Netflix

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir