Compartir
Publicidad
Publicidad

El arte de la pizza napolitana, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El arte de la pizza napolitana, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La pizza es quizás el plato más internacional de la historia, pero sus fundamentos originales no siempre se respetan. Es por ello que los napolitanos, y los italianos en general, celebran hoy la inclusión del arte de los ‘pizzaioli’ como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

En concreto, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, ha declarado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad la “práctica culinaria consistente en preparar en cuatro etapas la masa de una pizza y hornearla con fuego de leña, dándole vueltas”.

Pizza2

Como apunta la propia Unesco, esta práctica cultural nació en Nápoles, la capital de la región de Campania, donde viven y trabajan actualmente unos 3.000 pizzaioli que mantienen estrechos lazos de convivencia con las comunidades locales.

El reconocimiento, por tanto, no es para la pizza en sí –que no es exactamente un patrimonio inmaterial, como bien saben nuestros agradecidos estómagos–, sino para el arte o la cultura de la pizza napolitana, que como especifica la candidatura comprende esencialmente tres categorías de personas: el maestro pizzaiolo, el pizzaiolo y el hornero, a los que cabe añadir las familias napolitanas que practican este arte culinario en sus hogares.

Hay muchas pizzas, pero esta es la auténtica

Pizza Napoles

En realidad, como explica el periodista e historiador John Dickie en su libro Delizia!, la historia épica de la comida italiana (Debate), la palabra “pizza” comparte probablemente su origen con la “pitta” griega y la “pide” turca: una ancestral familia de panes planos. Aunque los napolitanos insisten en que la verdadera pizza surgió en 1889 en honor a la reina de Italia, Margarita de Saboya, y en honor a su bandera –el verde el orégano, el blanco de la mozzarela y el rojo del tomate–, lo cierto es que el plato debió aparecer mucho antes de que se generara esta popular leyenda.

Lo que no es leyenda, y es lo que reconoce la Unesco, es el entramado napolitano que rodea a la elaboración del popular plato. Las prácticas y los conocimientos vinculados a este arte culinario se transmiten fundamentalmente en las botteghe, donde los jóvenes aprendices observan el trabajo de los maestros pizzaioli para perfeccionarse y acabar dominando todas las etapas e instrumentos de elaboración de la pizza.

Nuestras recetas de pizza preferidas

Pizza de bonito y anchoas Pizza de bonito y anchoas

En Directo al Paladar adoramos la pizza y, aunque no contamos con el saber hacer ni la destreza de los pizzaioli napolitanos, nos lanzamos a menudo a prepararlas. Existen muchas fórmulas de masa de pizza casera y quizás sea necesaria una guía definitiva para conseguir acercarnos a lo que ya es un arte reconocido por la Unesco. Estas son nuestras recetas de pizza preferidas:

Imágenes | Pixabay y Wikimedia Commons
En Directo al Paladar | ¿Quieres ser el rey de la pizza? Esto es todo lo que necesitas
En Directo al Paladar | Nueve razones para comer pizza

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos