Compartir
Publicidad

47 ideas para cocinar con carne picada y tres consejos para comprarla y conservarla correctamente

47 ideas para cocinar con carne picada y tres consejos para comprarla y conservarla correctamente
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La carne picada o carne molida es un ingrediente habitual en muchas recetas, por lo que no es extraño que siempre tengamos este producto en nuestra nevera o congelador. Hoy queremos daros 47 ideas para cocinar con carne picada y tres consejos para comprarla y conservarla correctamente.

Lo primero es recordar que este es un producto delicado, que se estropea fácilmente, por lo que conviene usarlo inmediatamente o en caso contrario, guardarlo en el congelador donde podrá estar en perfecto estado hasta seis meses, listo para cuando queramos usarlo previa su descongelación.

En la nevera, no es bueno mantener la carne picada más de dos o tres días, porque perderá su color natural y buena parte de su sabor y jugosidad, estropeándose en pocos días, pasado ese plazo. Así que si compráis un kilo de carne picada y os sobra parte una vez hecha la receta elegida, lo mejor es que la congeléis en porciones fáciles de usar y evitéis riesgos alimentarios.

Tres consejos para comprar y conservar la carne picada.

1366 2000

No es lo mismo carne picada que preparados de carne tipo burguer meat con conservantes. Yo siempre compro la carne picada el día que la voy a utilizar, y siempre pido que me la pasen por la máquina UNA SOLA VEZ, porque con dos pasadas queda casi como una pasta y se comienza a oxidar más rápido.

Si no vas a consumir la carne picada en un día o dos, mejor congelarla o comprar preparados con aditivos conservantes.

Cuando compramos un trozo de carne y pedimos que nos la piquen, podemos elegir la pieza o corte que queremos, viendo si es magra, si tiene grasa y eligiéndola a nuestro gusto. Así tendremos buena carne picada, ya sea de vacuno, de cerdo o de mezcla.

Yo suelo elegir carne picada de ternera, os recomiendo pedir carne de la aguja que sale bien de precio y es muy tierna, recordando que no aguanta más de dos días sin riesgo.

Si por ejemplo vas a hacer la compra un miércoles o un jueves para usar la carne picada el fin de semana, mejor no compres carne picada delante de ti, sino preparados de los que vienen envasados, porque esos llevan aditivos que facilitan su conservación.

Otra buena opción -y es mucho mejor- es comprar la carne picada delante de ti y congelarla al llegar a casa, con nuestro sistema para porciones, y después descongelarla lentamente el viernes dentro de la nevera.

47 ideas para cocinar con carne picada

salsa boloñesa Salsa boloñesa auténtica

Hamburguesas de carne picada

Quizás preparar hamburguesas sea uno de los primeros pensamientos que se nos ocurren cuando tenemos carne picada. Yo de hecho cuando me sobra carne picada suelo formar hamburguesas y las guardo congeladas para cuando nos apetecen en casa.

hamburguesa casera Cómo hacer hamburguesas caseras

Aquí podéis ver cómo hacer hamburguesas caseras, con todo lujo de detalles y por si queréis aprender más, aquí tenéis los consejos y trucos de Carmen para hacer hamburguesas, con su mejor receta de hamburguesa.

Tampoco debemos olvidar las versiones de este plato que tiene su origen -y su nombre también deriva de allí- en Alemania. Esta receta de frikadellen o hamburguesas especiadas alemanas es una buena muestra de cómo las preparan allí. No dejéis de probarlas.

big kahuna burger La mítica hamburguesa Big Kahuna de las pelis de Tarantino

Para incluir una receta completa, he seleccionado una hamburguesa mítica, la Big Kahuna, la famosa hamburguesa de las películas de Quentin Tarantino que podéis preparar siguiendo estas instrucciones.

  • Ingredientes : 180 g Carne picada (150 ternera y 30 de cerdo), 1 Cebolla caramelizada, 2 rodajas de piña natural, 1 Pepinillo muy muy muy picado, 2 lonchas de bacon, lechuga, tomate, queso de sándwich, kétchup, mostaza a la antigua y patatas para la guarnición.
  • Elaboración: La elaboración de esta hamburguesa requiere -para ser de verdad una hamburguesa sabrosa digna de emocionar a Samuel L. Jackson- un proceso de elaboración algo más trabajado que una hamburguesa casera. La primera parte es hacer la mezcla de la carne, trabajando los dos tipos de carne, añadiendo la cebolla caramelizada y el pepinillo muy picado. Después se sazona y se deja reposar. Debido al nombre Big Kahuna he decidido añadir un pellizco de especias cajún que le dan un toque muy especial. Tras reposar la mezcla en la nevera durante una hora, es fácil dar forma a la hamburguesa, que estiré para que tuviera un tamaño similar al panecillo. Los demás procesos para montar esta hamburguesa son tostar ligeramente los panecillos para que queden ligeramente crujientes, dorar las rodajas de piña, y freír el bacon hasta que quede bien tostado. Una vez tenemos todo listo, hacemos la hamburguesa a la plancha con temperatura media alta, para que quede bien dorada por fuera y jugosa en su interior. Serán necesarios dos o tres minutos por cada cara. Al darle la vuelta, colocamos una rodaja de queso -preferiblemente una loncha de cheddar- y vamos montando la hamburguesa. Sobre el pan, colocamos la lechuga y sobre ella la hamburguesa con queso. Cubrimos el queso con tres lonchas de bacon y coronamos con dos rodajas de piña bien doradas. De guarnición, hemos preparado unas patatas fritas, dejando un poco de ketchup y mostaza a mano para que cada uno lo añada a su gusto.

Receta completa Big Kahuna Burger

La auténtica salsa boloñesa y otras recetas italianas

lasaña Lasaña tradicional de carne

Dominar la preparación de la Salsa boloñesa es fundamental porque con ella podemos hacer muchísimas recetas de pasta, usándola con pasta corta como en estos macarrones gratinados con salsa boloñesa, para rellenar canelones de carne o para hacer una deliciosa lasaña, ya sea la tradicional, o la Vincisgrassi, de la provincia de las marcas.

Otras recetas de pasta en las que podéis utilizar carne picada son por ejemplo las recetas de tallarines con carne picada y queso roquefort, o la de nidos de espaguetis con queso de burgos y carne picada.

espagueti meatballs Los spaghetti meatballs o espaguetis con albóndigas son un plato mítico en los USA

Esta receta de espaguetis con albóndigas o spaghetti Meatballs es tan popular que por poner un ejemplo es la que se están comiendo los perros de La Dama y el Vagabundo y sin duda una de las primeras que todo adolescente americano aprende a cocinar.

  • Ingredientes: 500 g Carne picada, 1 Huevo, 15 g Pan rallado, 1 Cebolla, 300 g de Espaguetis, Salsa Barbacoa una cucharada sopera, Especias al gusto, 1 Zanahoria rallada, 1 rama de Apio, 200 ml de Vino tinto, 50g de Tomate concentrado, 200 ml de Caldo de carne
  • Elaboración: Comenzamos preparando las albóndigas. Para ello, mezclamos en un bol la carne con el huevo, el ajo y el perejil, trabajando la masa hasta que esté uniforme. Añadimos el pan rallado y las especias que os gusten. Yo suelo añadir pimienta y una mezcla de especias picantes. También le va muy bien una cucharada de salsa barbacoa que le da un sabor especiado muy interesante. Formamos las albóndigas y las cocinamos en el horno, metiéndolas 10 minutos a 190º simplemente colocándolas sobre la bandeja. A los 5 minutos damos la vuelta a las albóndigas para que se hagan por los dos lados de forma homogénea. No importa que no estén cocinadas del todo porque se terminarán de hacer en la salsa. Para hacer la salsa, freímos la cebolla y el ajo muy picados en una sartén amplia. Añadimos después la rama de apio picada lo más pequeña que podamos y añadimos el concentrado de tomate, una copa de vino tinto y el vaso de caldo de carne, incorporamos las especias en función de nuestros gustos y dejamos que cueza y reduzca durante 15 minutos. Para rematar la salsa, agregamos la zanahoria rallada y dejamos cocinar 5 minutos. Entonces reintegramos las albóndigas para que se terminen de cocinar otros 10 minutos dentro de la salsa y mientras ponemos a cocer los espaguetis en una olla grande con agua y sal. Si durante los últimos diez minutos de cocción de las albóndigas con la salsa, ésta se quedase sin líquido, añadimos un cucharón del agua de cocción de la pasta.

Receta completa de spaghetti meatballs o espaguetis con albóndigas

Albóndigas de carne picada

albondigas Receta de albóndigas a la jardinera

Ya que hemos incluido los espaguetis con albóndigas en el apartado anterior, digamos que las albóndigas son perfectas para cocinar usando el producto que hoy nos ocupa. Se trata de un guiso sabroso que podemos hacer con muchos tipos de carne y muchos tipos de salsa y que ya hemos preparado con mucha frecuencia.

Desde las albóndigas en salsa clásicas de Pam, a las albóndigas con salsa oscura de cebolla que me enseñó mi madre a las albóndigas a la jardinera que publicamos hace unos días, o las riquísimas albóndigas caseras de ternera con salsa de verduras al Jerez, todas son sabrosísimas y un plato excelente para diario porque cunden y están buenísimas. También os encantará la versión marroquí, las keftas o las originales patatas rellenas de albóndigas que nos enseñó Esther o las potentes albóndigas de cerdo con salsa Teriyaki de Philippe.

sepia tinta albondiguillas Sepia en su tinta con albondiguillas

Por su originalidad, aquí tenéis la receta completa de María José, una combinación mar y montaña de sepia en su tinta con albondiguillas que seguro que os apetecerá.

  • Ingredientes: 1 Sepia grande, 150g Carne picada de cerdo,150 g Carne picada de ternera 1 Huevo, Pan de hogaza remojado en leche (un trozo), Pan rallado, Harina de trigo, Ajos, Perejil fresco, un manojo, Pimienta negra molida, Chocolate negro un trocito, 1 Cebolla, Almendras tostadas, Avellanas tostadas y Vino blanco
  • Elaboración: Limpiamos la sepia y la troceamos. Guardamos un poco de tinta para añadirla después. En una cazuela honda ponemos aceite y la sepia en frío. La hacemos ligeramente y añadimos vino blanco y la cebolla picada. Removemos. Añadimos agua hasta que cubra con la tinta y dejamos hervir hasta que la sepia quede blanda. Para hacer las albóndigas, mezclamos las dos carnes picadas, dos o tres ajos grandes picados menudos, el perejil picado, la sal, la pimienta y el huevo entero. Lo mezclamos junto a un poco de harina y galleta picada. Formamos las albóndigas pequeñitas para que cojan más gusto con la sepia. Las pasamos por harina y las freímos. Una vez hechas, las añadimos a la cazuela y las cubrimos de agua, dejándolas cocer. Hacemos una picada con las almendras, las avellanas, el pan escurrido, unos ajos y el chocolate y la añadimos a la cazuela. Rectificamos de sal. Removemos y servimos.

Receta completa aquí

Verduras con rellenos a base de carne picada

Musaka de carne griega Musaka de carne griega

Nada tan rico como la combinación de verduras y hortalizas con una salsa a base de carne picada y tomate. Buen ejemplo es esta receta tradicional griega, la moussaka o musaka, elaborada con capas de berenjena y una salsa similar a la boloñesa.

También podemos utilizar la carne picada para rellenar champiñones, preparar aros de cebolla rellenos de cheeseburger, hacer las clásicas berenjenas rellenas de carne, calabacines rellenos de carne, o esta otra versión en la que rellenamos los calabacines de carne picada al curry tika massala, o los sarmale, una receta rumana de hojas de repollo rellenas de carne picada.

pimientos rellenos de carne Pimientos rellenos de carne picada

Como receta completa, he elegido unos pimientos del piquillo rellenos de carne picada, un clásico que nunca falla en las reuniones familiares y que se puede tener listo con antelación y dar un calentón o gratinado unos minutos antes de servir.

  • Ingredientes: 8 Pimientos del piquillo, 400 g Carne picada, 1 Cebolla, 50 ml de Nata líquida para cocinar
  • Elaboración: Con unos buenos pimientos del piquillo de lata, y un buen relleno, con esta receta todos se van a chupar los dedos. Picamos la cebolla en brunoise y la pochamos a fuego lento. Agregamos la carne picada y la sofreímos. Cuando empiece a cambiar de color, agregamos una pizca de harina y un poco del líquido de la lata de pimientos, ligando así el relleno tras remover un poco. Rellenamos con cuidado los pimientos con una cuchara y los vamos colocando en una fuente de barro apta para el horno. Con los pimientos que se rompan, -dos o tres son suficientes- y la nata líquida, preparamos una salsa con la batidora y la usamos para cubrir los pimientos antes de meterlos en el horno. Guardamos un poco de la salsa para servir por encima después de hornear. Horneamos los pimientos rellenos de carne durante 15 minutos a 180º y si queremos podemos optar por dar un toque de gratinado para que tengan mejor presentación. Llevamos a la mesa y nos sentamos para recibir cómodamente las alabanzas de los comensales.

Receta completa de pimientos rellenos de carne

Empanadas, croquetas y empanadillas

croquetas carne picada Croquetas de carne picada

Son platos muy nuestros. Desde las sabrosas croquetas de carne picada a la clásica empanada de carne, quizás la más fácil del mundo cuyo relleno apenas tiene tres ingredientes principales, la carne el tomate y la cebolla, a las clásicas empanadillas en sus distintas versiones, estas recetas suelen estar presentes en los menús de todas las casas.

Nos encantan las empanadillas de carne, ya sean fritas o cocinadas en el horno, la versión paraguaya de esta receta que nos enseño María José o la que hemos destacado, las empanadillas de ternera y champiñones con tomate, de la abuela de Carmen.

empanadillas carmen Empanadillas de carne, champiñones y tomate
  • Ingredientes: Masa de empanada, 300 g Carne picada, 15g de Tomate concentrado, 1 Cebolla, 20 ml de Agua, Aceite de oliva virgen extra, Sal y Huevo batido para dorar la masa
  • Elaboración: Pelamos y picamos el diente de ajo y la cebollas. Calentamos aceite en una sartén y los pochamos a fuego muy suave hasta que la cebolla esté traslúcida, removiendo de vez en cuando para que no se quemen y amarguen el relleno. Si tapamos la sartén, aceleraremos el proceso y el sofrito quedará más jugoso. Mientras tanto, limpiamos los champiñones con un trapo húmedo o con una brocha de cocina, retiramos los tallos y cortamos en trozos pequeños y regulares. Cuando la cebolla haya alcanzado su punto, añadimos los champiñones y cocemos durante unos 10 minutos o hasta que no queden restos del agua que soltarán en la sartén. A continuación añadimos la carne, removemos hasta integrar y salpimentamos al gusto. Después de un par de minutos removiendo, para que la carne se dore de forma homogénea, agregamos la salsa de tomate y cocemos cinco minutos antes de retirar del fuego y enfriar completamente. Si tenemos prisa, pasamos el relleno a una fuente amplia y la metemos en la nevera. Preparamos la masa en un recipiente hondo en el que ponemos la harina, media cucharadita de sal y la manteca en dados. Mezclamos con las yemas de los dedos hasta conseguir una especie de migas. Hacemos un hueco en el interior y añadimos el agua poco a poco, incorporándola bien antes de añadir más, para no pasarnos y que no nos quede demasiado dura. Una vez lista, pasamos la masa a una superficie de trabajo y amasamos durante cinco minutos. La dejamos reposar 30 minutos en la nevera, cubierta con papel film, para que sea más fácil de manipular. Transcurrido este tiempo, la extendemos sobre papel sulfurizado con un rodillo y cortamos con un cortapastas circular de unos 10-12 cm de diámetro. Humedecemos los extremos con un poco de agua y colocamos una cucharadita de relleno en el centro. Doblamos la masa sobre el relleno y presionamos los bordes para que queden bien sellados y no se escape el relleno durante el horneado. Colocamos las empanadillas ya rellenas y formadas sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado. Batimos el huevo, pincelamos con él las empanadillas y espolvoreamos con semillas de sésamo (opcional). Cocemos en horno pre-calentado a 190ºC durante 15-20 minutos o hasta que estén doradas. Dejamos atemperar unos minutos antes de servir.

Receta completa aquí

Pasteles de patata con carne picada

Son un clásico de la cocina y parecen tener su origen en la cultura británica. Desde el Cottage pie tradicional al pastel de carne y puré de patata que nunca falla para terminar con la receta de lasaña de puré de patata, todos nos gustan muchísimo.

lasaña puré de patata Lasaña de puré de patata
  • Ingredientes: 500 g Carne picada, 5 Patata, 1 Berenjena, 1 Cebolla, 1 Pimiento verde italiano, 1 vaso de salsa de tomate, aceite de oliva virgen extra y sal y pimienta negra molida
  • Elaboración: Empezamos cociendo la patata pelada y troceada con agua y sal durante 15 minutos. Después, la pasamos por el pasapurés, añadimos un chorrito de aceite de oliva y pimienta negra molida y la reservamos. Por otro lado, pochamos en una sartén la cebolla, la berenjena y el pimiento, bien picados todos. Antes de que empiecen a dorarse, añadimos la carne picada y dejamos que se cocine. Cubrimos la base de una fuente apta para el horno con una capa de puré de patata, colocamos encima una capa con la carne, otra con la salsa de tomate y terminamos con una capa de puré de patata. Por último, introducimos la fuente en el horno para que se gratine.

Receta completa aquí

Otras recetas con carne picada

Baggle pizza Baggle pizza de carne picada
Chili con carne Chili con carne
Filetes rusos clásicos Filetes rusos de mi abuela Lola

Como última receta completa he seleccionado la receta de filetes rusos de mi abuela Lola, ya que esta receta tradicional cada vez es más desconocida habiendose sustituido mayoritariamente por las hamburguesas.

  • Ingredientes: 500 gr de carne picada de ternera, 1 diente de ajo, 2 ramas de perejil, sal, 1 huevo, 1 rebanada de pan duro y 2 cucharadas de leche. Sal y pimienta. Harina para albardar. Opcionalmente: 1/2 cebolla, 100 gr de bacon o de tocino de jamón picado. Para la guarnición: 4 cucharadas de tomate frito y 2 patatas para freír
  • Elaboración: Comenzamos haciendo un majado en el mortero o almirez con el ajo y el perejil y unos granos de sal gorda hasta obtener una mezcla homogénea. No hace falta que sea una pasta, pueden distinguirse el ajo y el perejil, pero han de haberse golpeado durante un par de minutos. En un bol, mezclamos la carne picada con el huevo y el pan remojado en la leche. Si quisiéramos utilizar los ingredientes opcionales como la cebolla muy picada y el tocino, los incorporamos también. Salpimentamos. Añadimos el majado del mortero y trabajamos el conjunto con un tenedor para repartir uniformemente los ingredientes. Hacemos 8 bolas con la masa resultante y las aplastamos con la palma de las manos hasta obtener un filete muy plano que pasamos por harina. Freímos en aceite de oliva muy caliente para que se doren enseguida y queden jugosos por dentro. Escurrimos en papel absorbente para retirar el exceso de aceite de la fritura y servimos inmediatamente, acompañados de patatas fritas y de tomate frito, calculando dos filetes por cada comensal.

Receta completa de Filetes rusos

Si todavía quieres más recetas con este producto, aquí puedes encontrar todas nuestras publicaciones utilizando carne picada.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio