Publicidad

Pastel de mantequilla y peras: receta que encantará a los amantes del sobao pasiego y los postres con fruta

Pastel de mantequilla y peras: receta que encantará a los amantes del sobao pasiego y los postres con fruta
1 comentario
13 votos

Para preparar este delicioso pastel de mantequilla y peras he escogido unas peritas de la variedad ercolina, que suelen tener poca arenilla, ser blandas y además con un tamaño ideal para meter dentro del pastel, aunque por supuesto vosotros podéis elegir aquellas que más os gusten, siempre que sean sabrosas y no demasiado duras, pues os quedará igual de rico. La combinación con el sabor potente de una buena mantequilla es espectacular

Ingredientes

Para 8 personas
  • Pera mediana tipo ercolina 6
  • Azúcar 150 g
  • Agua 150 g
  • Mantequilla a temperatura ambiente (y un poco más para engrasar) 250 g
  • Azúcar 220 g
  • Huevo a temperatura ambiente 4
  • Harina de repostería 220 g
  • Levadura química (1 sobre) 16 g
  • Almendra molida 90 g

Cómo hacer pastel de mantequilla y peras

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 35 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 1 h 15 m

Pelamos enteras las peras lavadas, dejándoles el rabito como adorno. Reservamos. En un bol ponemos el agua junto con el azúcar, removemos ligeramente, añadimos las peras y tapamos todo con film de cocina que resista el calor. Cocemos durante doce minutos en el microondas a 800W.

Este paso también se puede hacer en la cocina cociendo todo durante media hora de la misma manera a fuego medio. Dejamos enfriar las peras dentro del almíbar. Engrasamos y enharinamos un molde de 23 cm de diámetro, y forramos la base con papel de horno.

Pastel de mantequilla y peras

Precalentamos el horno a 180ºC. En un bol batimos la mantequilla blanda junto con el azúcar hasta que esté blanquecina. Vamos incorporando los huevos de uno en uno. Añadimos la harina mezclada con la levadura química en dos veces y por último el polvo de almendra.

Mezclamos todo bien y lo vertemos en el molde alisando la superficie. Clavamos las peras en esta masa haciendo un círculo y horneamos durante una hora a 170ºC.

13 votos

Con qué acompañar el pastel

El pastel de mantequilla y peras es, como os podéis imaginar, una especie de sobao pasiego gigante mezclado con fruta. Esta le aporta jugosidad, pero si aún queréis que esté más húmedo, os recomiendo reducir el almíbar de cocer las peras a la mitad dejándolo al fuego sin la fruta durante otros 15 minutos, y bañar con él el pastel justo cuando sale del horno. No necesita nada más que un buen café, licor dulce o infusión para acompañar. Los más pequeños lo disfrutarán con leche o bebida vegetal.

En Directo al Paladar | Pastel de chocolate fundido con peras. Receta
En Directo al Paladar | Tarta de peras caramelizadas y almendra. Receta

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios