Publicidad

Pastel de moras con buttermilk o suero de leche: dulce sobremesa de finales de verano

Pastel de moras con buttermilk o suero de leche: dulce sobremesa de finales de verano
4 comentarios

Es época de moras, y qué mejor manera de celebrarlo que convirtiéndolas en protagonistas de la cocina. Quien tenga la suerte de poder salir a recolectarlas, que aproveche para hacerse con un buen cargamento y hornear un capricho como este. Combinadas con azúcar moreno y un toque integral, este pastel me hace pensar ya en las tardes frescas de otoño.

Si las moras están bien maduras aportarán su sabor dulce a la masa, por lo que no hace falta añadir demasiado azúcar. Además, el buttermilk potencia los sabores de la fruta creando una masa más esponjosa y aromática. Se puede sustituir por una preparación casera mezclando 330 ml de leche con 20 de zumo de limón o vinagre, dejándolo reposar 15 minutos antes de utilizarlo en la receta.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Huevo L 2
  • Mantequilla sin sal 60 g
  • Buttermilk (ver notas) 350 ml
  • Azúcar moreno y extra para espolvorear (opcional) 75 g
  • Esencia de vainilla 2.5 ml
  • Harina de repostería 100 g
  • Harina integral 200 g
  • Levadura química 1 cucharada
  • Sal 1/2 cucharadita
  • Moras un buen puñado

Cómo hacer pastel de moras con buttermilk

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 25 m

Precalentar el horno a 200ºC y engrasar un molde redondo bajo de unos 28 cm de diámetro. Derretir la mantequilla y dejar que se enfríe un poco.

Batir con ayuda de unas varillas manuales los dos huevos con el buttermilk, el azúcar moreno y la vainilla; añadir la mantequilla y batir un poco más.

En otro recipiente más grande, mezclar las harinas con la levadura y la sal. Formar un hueco e incorporar la primera preparación, mezclando con suavidad usando una espátula o cuchara de madera.

Pastel de moras con buttermilk. Pasos

Repartir la masa sobre el molde, igualando la superficie. Distribuir las moras por encima y espolvorear con un poco de azúcar, al gusto. Hornear durante unos 20-25 minutos, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. Dejar enfriar antes de servir.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar el pastel de moras

Al no tratarse de un pastel excesivamente dulce, el pastel de moras con buttermilk resulta delicioso a cualquier hora del día, ya sea como desayuno o bien como postre. Si las temperaturas ya acompañan, su pareja ideal es una buena taza humeante de café o té, o podemos optar por completarlo con nata montada o una crema ligera de vainilla.

En Directo al Paladar | Pastel de queso ricotta y moras. Receta
En Directo al Paladar | Pfannkuchen o pastel tortita de frambuesas y moras. Receta sin gluten y sin lactosa

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios