Compartir
Publicidad

Pastel de queso ricotta y manzana con compota rápida de fresas. Receta

Pastel de queso ricotta y manzana con compota rápida de fresas. Receta
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La repostería de los meses fríos es mi favorita, pero reconozco que sin darme cuenta me apetece preparar postres más frescos y primaverales en cuanto llega el buen tiempo. Este pastel de queso ricotta y manzana con compota rápida de fresas es ideal para esta época, de textura suave y muy fácil.

La ricotta, similar al requesón, es un queso italiano fantástico por lo versátil que resulta en la cocina. En este pastel, de textura a medio camino entre bizcocho y tarta de queso, hace una miga muy ligera al paladar, esponjosa y húmeda, con un sabor suave que combina muy bien con las fresas.

Ingredientes para un molde de unos 22 cm

  • 200 g de azúcar, 125 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, 3 huevos L, 1 sobre de azúcar vainillado (unos 7-10 g), 185 g de harina de repostería, 1 pizca de sal, 1 cucharada de levadura química (impulsor), 220 g de queso ricotta, 1 manzana pelada, un puñado de fresas o fresones, 2-3 cucharadas de azúcar.

Cómo hacer pastel de queso ricotta y manzana con salsa rápida de fresas

Precalentar el horno a 190ºC y preparar un molde redondo desmontable - es más fácil si forramos el fondo con papel sulfurizado y engrasamos sólo los laterales - . Poner el azúcar con la mantequilla troceada en un cuenco amplio y batir con una batidora de varillas, hasta que estén bien integrados.

Añadir los huevos uno a uno, batiendo bien tras cada adición. Echar la harina de repostería, la sal, el azúcar vainillado y la levadura química, batiendo un poco. Agregar la ricotta y batir bien hasta conseguir una textura homogénea. Rallar encima la manzana pelada, desechando el corazón, y mezclar con ayuda de una espátula.

Llevar al molde y hornear unos 30-40 minutos, hasta que esté bien dorado y al pinchar con una brocheta salga limpia. Si se tostara demasiado por encima, cubrir con papel de aluminio. Esperar unos 10 minutos fuera del horno antes de desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Para la salsa rápida, trocear unas fresas o fresones en un cuenco, mezclar con azúcar al gusto y calentar en el microondas a máxima potencia unos 3-5 minutos.

Pastel de ricotta y manzana con compota rápida de fresas. Pasos de la receta

Tiempo de elaboración | 1 hora Dificultad | Fácil

Degustación

Este pastel de queso ricotta y manzana con compota rápida de fresas es perfecto para degustar a la hora del postre o de la merienda, o incluso durante un relajado brunch de domingo primaveral. Una vez frío es mejor taparlo bien y guardarlo en la nevera, recordando dejarlo templar un poco antes de servirlo. Añadir la salsa de fresas al gusto.

En Directo al Paladar | Pastel ligero de fresas y yogur griego. Receta En Directo al Paladar | Pastel de pera y queso ricotta. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio