Compartir
Publicidad

Pudin de manzana y soletillas, receta de aprovechamiento en toda la regla

Pudin de manzana y soletillas, receta de aprovechamiento en toda la regla
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Teníamos unas manzanas reinetas dando vueltas por el frutero de una receta anterior y unas soletillas, así que se nos ha ocurrido hacer una receta de aprovechamiento de toda la vida, pudin de pan. En este caso con fruta y bizcochitos para dar como resultado esta receta de pudin de manzana y soletillas.

Podéis cambiar las soletillas por pan duro, siempre y cuando trituréis un poco la mezcla para no encontrarnos tropezones indeseados, más que los propios de la manzana. Si éstos tampoco os hacen gracia no hay más que pasar por la batidora toda la mezcla y ¡listo!

Ingredientes

Para 4 personas
  • Manzana reineta 1
  • Bizcochos de soletilla 5
  • Huevo 2
  • Leche entera 250 ml
  • Mantequilla 15 g
  • Azúcar 30 g
  • Caramelo líquido

Cómo hacer pudin de manzanas y soletillas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 45 m

Calentamos el horno a 180º C. Caramelizamos un molde de flan mediano. Lavamos, pelamos y troceamos la manzana. En un cazo o sartén echamos la mantequilla y cuando esté derretida agregamos la manzana y la mitad del azúcar. Cocinamos hasta que la manzana esté ligeramente dorada.

Aparte batimos los huevos con el azúcar y la leche. Añadimos las soletillas desmigadas y la manzana, una vez hecha. Mezclamos todo y vertemos la mezcla en la flanera. Cubrimos con papel de plata y cocemos al baño María en el horno unos 45 minutos o hasta que el pudin haya cuajado.

Sacamos la bandeja del horno y dejamos que la flanera se enfríe dentro. Retiramos del horno y refrigeramos hasta el día siguiente. Pasamos un cuchillo por el borde, desmoldamos y servimos el pudin bien fresquito.

Pudin de manzana y soletillas. Receta

Con qué acompañar el pudin de manzanas y soletillas

El pudin de manzanas y soletillas debe hacerse el día antes a su consumo previsto ya que debe reposar toda una noche refrigerado. Podemos tomarlo solo, tal cual, o bien acompañado de nata, por ejemplo, aunque os recomiendo que no le agreguéis nada más.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio