Compartir
Publicidad

Receta de tarta de calabaza, el postre imprescindible del otoño

Receta de tarta de calabaza, el postre imprescindible del otoño
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque está disponible todo el año, el otoño es la mejor época para disfrutar de la calabaza. Las tardes largas y frías invitan a hornear con ella y preparar dulces caprichos que saben a gloria con una taza humeante de nuestra bebida favorita. La tarta de calabaza o pumpkin pie es uno de los postres imprescindibles en Estados Unidos, y desde hace años también en mi cocina.

Esta tarta es tremendamente fácil, solo la base resulta más laboriosa. Podemos usar nuestra masa quebrada o brisa favorita o incluso hojaldre, aunque yo recomiendo esta versión integral de las pies americanas. Con espelta y avena, añadiendo huevo para reducir un poco la mantequilla, la textura más rústica combina muy bien con la cremosa calabaza y los aromas especiados del relleno.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Mantequilla sin sal muy fría 150 g
  • Harina de espelta integral 130 g
  • Harina de avena 120 g
  • Azúcar moreno (para la masa) 5 g
  • Sal (para la masa) 2 g
  • Huevo (para la masa) 1
  • Puré de calabaza asada 470 g
  • Huevo 2
  • Yema de huevo 1
  • Nata líquida para montar 120 g
  • Canela molida 4 g
  • Jengibre molido 3 g
  • Nuez moscada molida (una pizca) 0.5 g
  • Clavo molido (una pizca, opcional) 0.5
  • Azúcar moreno o panela 140 g
  • Sal una buena pizca

Cómo hacer tarta de calabaza

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 30 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 1 h 10 m
  • Reposo 1 h

Lo ideal es tener ya la calabaza previamente asada, triturada y escurrida. Aquí se detalla el proceso, pero básicamente hay que asarla abierta por la mitad y limpia, hasta que esté muy tierna, triturar la pulpa y dejarla escurrir toda la noche para que suelte el agua.

La masa necesita reposo en frío, por lo que se puede preparar el día antes. Cortar la mantequilla en cubos pequeños y triturar con las harinas, la sal y el azúcar en un procesador de alimentos, picadora o robot. Se puede hacer a mano con un tenedor grande o estrujando con las manos, si las tenemos frías.

Añadir el huevo y triturar un poco más hasta tener una masa homogénea y húmeda, pero no muy pegajosa. Si estuviera muy seca, añadir un poco de agua muy fría. Formar un disco fino, envolver en plástico film y dejar en la nevera como mínimo 30 minutos, mejor un poco más.

Tarta de Calabaza. Paso

Precalentar el horno a 200ºC y engrasar un molde de tarta rizado de unos 24-26 cm de diámetro. Estirar la masa con un rodillo, sobre papel antiadherente para que sea más fácil, hasta dejar un grosor de unos 3-4 mm. Forrar el molde, apretando con cuidado y recortando los bordes que sobren. Pinchar el fondo con un tenedor, cubrir con papel sulfurizado y añadir pesos de hornear (o arroz o legumbres secas).

Hornear durante 10 minutos, retirar el peso y hornear unos 8-10 minutos más, hasta que empiece a dorarse. Dejar enfriar fuera del horno y bajar la temperatura a 180ºC.

Batir todos los ingredientes del relleno con unas varillas hasta tener una mezcla homogénea. Ajustar la cantidad de especias al gusto, añadiendo pimienta de Jamaica o cardamomo si tenemos y nos gusta. Otra opción es usar pumpkin spice.

Cuando la masa esté ya casi fría, llenar con la crema de calabaza, igualar la superficie con una espátula y hornear durante unos 40-45 minutos. Comprobar pinchando con un palillo en el centro, que deberá salir casi limpio. Dejar enfriar la tarta de calabaza por completo en una rejilla antes de servir.

Tarta de Calabaza

Con qué acompañar la tarta de calabaza

Esta deliciosa tarta de calabaza pide un buen té, infusión o café al lado, o un simple vaso de leche o bebida vegetal reconfortante. En Estados Unidos la suelen servir con nata montada y canela molida, aunque personalmente creo que no le hace falta. Si la guardamos en la nevera es recomendable dejar que se atempere un poco antes de servir, para no matar los sabores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio