Tarta cerebro para Halloween: receta fácil, rápida y sin horno

Tarta cerebro para Halloween: receta fácil, rápida y sin horno
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE
33 votos

Si sois amantes de Halloween, es más que probable que conozcáis la tarta cerebro. Existen múltiples maneras de prepararla, pero esta es la más fácil y rápida. Sin horno y lista en 30 minutos. No tenéis excusa para no lanzaros a hacerla ya mismo.

La base está hecha de bizcochos de soletilla comprados en el supermercado, pero si hubiéramos tenido restos de bizcocho en el congelador habríamos tirado de ellos. Una vez desmigados los hemos mezclado con queso crema y mermelada consiguiendo una masa compacta y jugosa a la que hemos dado forma ovalada.

El resto, como podréis intuir, ha consistido en preparar una cobertura con queso crema con la que simular el cerebro. Hay quien utiliza cilindros finos de fondant y luego los pinta con sirope de fresa. Es una opción magnífica y con la que se consiguen mejores resultados. Usad la que más os convenga.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Bizcochos de soletilla 200 g
  • Queso crema 200 g
  • Colorante alimentario en gel de colores rojo y rosa
  • Azúcar glasé 25 g
  • Sirope de fresa 50 g
  • Mermelada de fresa 10 g

Cómo hacer tarta cerebro para Halloween

Dificultad: Media
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 30 m

Introducimos los bizcochos de soletilla en un bol amplio y los frotamos con las manos hasta convertirlos en migas finas. Añadimos la mitad del queso crema, la mermelada de fresa y 1/4 cucharadita de colorante rojo. Removemos bien para incorporar todos los ingredientes y obtener una masa homogénea.

Forramos con papel film transparente un bol pequeño y reservamos. Si tenemos uno de forma ovalada, mejor que mejor. Si no es el caso, con uno redondo nos apañamos. Rellenamos con la masa de bizcochos de soletilla y reservamos en la nevera.

Paso a paso tarta cerebro

Mezclamos el queso crema con el azúcar glasé y un poco de colorante rosa, removiendo bien hasta que tenga un color homogéneo. Introducimos en una manga pastelera con boquilla redonda. Si vamos a servir la tarta inmediatamente, pasamos a decorarla. Si no es el caso, guardamos en la nevera.

Desmoldamos el bizcocho y con ayuda de las manos aplastamos un poco por los laterales para dar una forma más realista al cerebro. Con ayuda de una brocheta o el lado romo de un cuchillo marcamos la separación de los hemisferios.

Con mucho cuidado decoramos toda la superficie con la crema de queso, haciendo las formas características del cerebro. Por último rellenamos los huecos y separaciones más grandes con sirope de fresa, usando un biberón de cocina o un pincel para no deformar la decoración.

33 votos

Con qué acompañar la tarta cerebro

Esta tarta cerebro es genial para poner el broche de oro a una comida o cena de Halloween o como una opción más en una mesa temática. Si sois de los que celebra esta fiesta por todo lo alto, en este recopilatorio de recetas tenéis muchas más ideas, tanto dulces como saladas, con las que sorprender a los vuestros.

En Directo al paladar | 16 ideas para decorar tu mesa en Halloween que puedes encontrar en Amazon por menos de 15 euros
En Directo al paladar | Las once recetas de Halloween que harás con tu Thermomix en cero coma

Temas
Inicio