Compartir
Publicidad

Tarta tradicional de Santiago: receta típica gallega

Tarta tradicional de Santiago: receta típica gallega
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un auténtico bocado de pura almendra, así es la tarta tradicional de Santiago. Esta torta dulce es uno de los iconos de la gastronomía gallega, y conocida en todo el mundo en parte gracias a los miles de peregrinos que todos los años llegan a la capital compostelana.

De forma redonda, textura esponjosa y granulada y su aroma típico a yema y almendra, la tarta de Santiago es famosa por su decoración a base de azúcar lustre y la cruz de la Orden de Santiago dibujada en su superficie como señal de identidad propia.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Leche (para la masa) 50 ml
  • Aceite de girasol (para la masa) 50 ml
  • Harina de trigo (para la masa) 130 g
  • Azúcar (para la masa) 25 g
  • Sal , 1/2 cucharadita (para la masa)
  • Huevos L 4
  • Almendra molida 200 g
  • Azúcar 200 g
  • Limón 0.5
  • Azúcar glas para decorar

Cómo hacer tarta tradicional de Santiago

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 25 m
  • Cocción 35 m
  • Reposo 30 m

Comenzaremos preparando la masa de la base. Para ello en un bol mezclamos el aceite con la leche, la harina, el azúcar y la sal. Removemos con un tenedor hasta que veamos que se va formando una masa suave y blandita. La tapamos con un paño y la dejamos reposar media hora.

Cuando pase el tiempo de reposo, enharinamos ligeramente un papel de horno y con otro por encima, vamos estirando la masa con el rodillo hasta dejarla muy fina, como de tres milímetros de grosor aproximadamente.

Retiramos el papel superior y le damos la vuelta a la masa encima del molde de tarta desmontable. Igualamos los borde y cortamos con un cuchillo los trozos sobrantes para dejarla a la altura del molde. Precalentamos el horno a 180 grados.

Para el relleno ponemos en un bol los huevos, el azúcar y la ralladura de limón y batimos con varillas hasta que hayan doblado su volumen. Entonces añadimos la almendra molida y removemos mezclando todo muy bien. Vertemos sobre la masa base e igualamos la superficie, horneamos durante 35 minutos.

Cuando la tarta esté fría la desmoldamos y le ponemos la plantilla de la Cruz de Santiago centrada, espolvoreamos con azúcar glas por toda la superficie y levantamos con cuidado el cartón de la plantilla para que quede marcado el dibujo.

tarta santiago

Con qué acompañar la tarta tradicional de Santiago

La tarta tradicional de Santiago se degusta a temperatura ambiente. Hay otras versiones que se preparan sin base, para ello suprimiríais ese paso y simplemente horneáis el relleno en un molde engrasado con mantequilla. Os recomiendo que la preparéis, es una auténtica delicia gallega.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio