Las 16 mejores recetas para disfrutar de comidas de verano caseras sin pasar calor

Las 16 mejores recetas para disfrutar de comidas de verano caseras sin pasar calor
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE
97 votos

Ante la perspectiva de un verano largo y caluroso, las ganas de cocinar se derriten como el hielo en un vaso al sol. Pese a todo, no nos queda otra que exprimir toda la inspiración que podamos para seguir alimentándonos bien en esta época, estemos o no de vacaciones. Las comidas de verano caseras deben ser sencillas, nutritivas pero sabrosas, y que no nos hagan pasar calor ni en la cocina ni en la mesa.

Que el termómetro marque temperaturas elevadas no quiere decir que tengamos que renunciar a nuestros platos cotidianos de siempre, pero es cierto que disminuye el apetito por comidas demasiado contundentes, y a nadie le apetece pasarse horas delante del fuego o del horno exhalando fuego. Para ponérnoslo fácil, reunimos aquí una pequeña pero completa selección de platos perfectos para el verano, recetas caseras y fáciles que apetecen siempre, y muy fáciles de adaptar o combinar en distintos menús.

Ensaladilla rusa clásica

Tenemos muchas recetas de ensaladilla, y no nos cansamos de probar varianes nuevas. Nos encanta prepararla a menudo en verano para dejarla lista a primera hora en la nevera, y compartirla por sí sola o con otros platos en el almuerzo o la cena, siempre vigilando al máximo la seguridad alimentaria. Para reducir riesgos, podemos emplear lactonesa -con leche o bebida vegetal en lugar de huevo-, o recurrir a una buena marca comercial.

Ensaladilla rusa

Ingredientes

Para 4 personas
  • Patata mediana 3
  • Zanahoria mediana 2
  • Huevo 3
  • Judías verdes redondas 100 g
  • Mayonesa o lactonesa 175 g
  • Sal al gusto

Cómo hacer ensaladilla rusa clásica

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 35 m
  • Reposo 2 h

Preparamos una mayonesa casera o en versión lactonesa para reducir riesgos de intoxicaciones; también podemos recurrir a una comercial de calidad. Mantenermos en la nevera.

Cocemos en agua salada las patatas y las zanahorias por un lado, y las judías por otro. Comprobamos con un palillo de vez en cuando y retiramos en cuanto notemos tierna cada hortaliza; las judías verdes estarán antes. Podemos cocer los huevos en una de las ollas, hirviéndolos diez minutos, para que la yema quede amarilla.

Sumergimos las verudras y huevos en agua helada, escurrimos y secamos bien. Pelamos las patatas y las machacamos un poco con un tenedor, sin hacerlas puré. Pelamos las zanahorias y las picamos. Picamos también las judías y pasamos los huevos por un rallador grueso, reservando un poco para la presentación.

Sazonamos y mezclamos con la mayonesa, empezando con 150 g, añadiendo más de ser necesario. Enfriamos en la nevera. Retiramos un rato antes de servir para que se atempere y servimos con la yema y clara reservadas ralladas.

97 votos

Receta completa | Ensaladilla rusa clásica

Gazpacho andaluz

Por muchas versiones y variantes que nos inventemos cada año, el imprescindible gazpacho tradicional es imbatible y ajeno a tendencias. Tan sencillo como delicioso, refrescante, hidratante y nutritivo, en cada casa se le da su toque especial, y esta es nuestra receta favorita. Corrige la textura al gusto según lo prefieras más o menos espeso, y sírvelo con la guarnición que te apetezca: huevo duro, jamón, pimiento, regañás, etc.

Gazpacho
  • Ingredientes para 4-6 personas. 1 kg de tomate pera, 1 pimiento verde italiano, 1 pepino, 2 dientes de ajo, 50 ml de aceite de oliva virgen extra, 50 g de pan de hogaza del día anterior, 250 ml de agua (aproximadamente), 1 cucharadita de sal, 30 ml de vinagre de Jerez.
  • Elaboración. Troceamos todos los ingredientes y añadimos 50 ml de aceite de oliva, 250 ml de agua de la nevera y 50 ml de vinagre de Jerez, triturando todo en la batidora. No es necesario pelar los tomates o los pimientos. Si tenéis un robot tipo Thermomix podéis poner todos los ingredientes en el vaso y triturarlos a máxima velocidad durante 4 minutos para obtener una textura perfecta. Una vez triturado, pasamos el gazpacho resultante por el colador fino, apretando con un cucharón para que quede una crema sin pieles ni semillas y lo metemos en la nevera un par de horas para que enfríe bien.

Receta completa | Gazpacho andaluz casero

Salmorejo cordobés

Nuestro compañero Pakus fue nombrado hace unos años embajador de la Cofradía del Salmorejo y se conoce bien la receta genuina original cordobesa. Esta variante más espesa del gazpacho es también más saciante, nutritiva y mucho más simple en su número de ingredientes, aunque admite muchos añadidos al gusto personal.

Salmorejo Cordobes
  • Ingredientes para 4-6 personas. 1 kg de tomate pera, 200 g de pan de miga prieta tipo de telera cordobesa, 150 ml de aceite de oliva virgen extra, 1 diente de ajo y sal al gusto.
  • Elaboración. Lavamos los tomates, retiramos lo verde del pedúnculo y trituraos sin pelar. En un bol ponemos el pan troceado y cubrimos con el puré de tomate; dejamos 10 minutos. Incorporamos el diente de ajo pelado y trituramos bien. A continuación añadimos el aceite de oliva virgen extra y volvemos a turbinar todo en el robot de cocina o a base de batidora y paciencia hasta que nuestro salmorejo sea uniforme, con un bonito color anaranjado y suficientemente compacto como para aguantar sobre su superficie los tradicionales tropezones de guarnición con los que se decora cada ración.

Receta completa | Salmorejo cordobés tradicional

Vichyssoisse o crema de puerros

Aunque también sienta de maravilla servida calentita en invierno, la tradicional sopa cremosa de puerro y patata es una delicia en los días de verano. Si la quieres probar más ligera, prueba a prepararla sin lácteos y sírvela con los complementos que más te gusten, como dados de manzana crujiente.

Vichyssoise
  • Ingredientes para 4-6 personas. 60 g de mantequilla, 500 g de puerro (parte blanca), 500 g de patatas peladas, 1 litro de caldo de pollo o verduras, 200 ml de nata de cocina, sal y pimienta negra.
  • Elaboración. Limpiamos los puerros y picamos en rodajas o en trocitos. La parte verde es perfecta para aromatizar caldos de pollo y de pescado. Lavamos, pelamos y troceamos las patatas. Rehogamos el puerro en la mantequilla, a fuego muy lento para que no tome nada de color. Cuando esté blandito añadimos las patatas y el caldo. Subimos el fuego y dejamos cocer durante 30 minutos hasta que las patatas estén bien tiernas. Después lo trituramos con la batidora y cuando se enfríe un poco, añadimos la nata líquida. Para terminar nuestra crema, la colamos por el colador fino para quitar todo resto de hebrasy enfriamos en la nevera.

Receta completa | Vichyssoise clásica

Ensalada campera

Con este nombre popular encontramos muchas fórmulas de ensalada campera o de verano, en la que cada casa tiene su receta particular. Si no has heredado la fórmula de tu familia, prueba nuestra versión y adáptala a tu gusto sin miedo. Si aliñas las patatas cocidas aún en caliente cogerán mucho más sabor antes de montar todo el plato.

Ensalada Campera
  • Ingredientes para 2-3 personas. 400 g de patatas nuevas lavadas, 1 cebolleta, 3 tomates pera, 1 pimiento verde italiano, 1 pimiento rojo italiano, 2 huevos, 1 lata de atún o bonito en aceite, 10 aceitunas verdes sin hueso, 60 ml de aceite de oliva virgen extra, 15 ml de vinagre de Jerez, 5 ml de zumo de limón, pimienta negra, sal y perejil opcional.
  • Elaboración. Cocer las patatas con los huevos lavados y sacar estos cuando hayan pasado unos 9-12 minutos de cocción. Continuar la cocción de las patatas hasta que se puedan atravesar con un cuchillo. Escurrir y dejar enfriar hasta que podamos pelarlas sin quemarnos y aliñar en caliente si se desea. Cortar en cubos pequeños o tiras los pimientos sin las semillas. Picar la cebolleta fina y trocear también los tomates, como más nos gusten. Combinar todos los ingredientes en una fuente añadiendo las aceitunas cortadas por la mitad, añadir las patatas, salpimentar ligeramente y mezclar. Preparar la vinagreta emulsionando el aceite con el vinagre, el limón y salpimentand. Servir el atún o bonito escurrido repartiéndolo por encima, añadir los huevos pelados y cortados y aliñar a discreción.

Receta completa | Ensalada campera o de verano

Ensalada caprese

Tan sencilla como tremendamente deliciosa y apetecible, la clásica ensalada italiana no necesita más que ingredientes de buena calidad para triunfar. Busca una mozzarella de búfala auténtica, buenos tomates dulces y jugosos, un aceite de oliva de primera y albahaca muy fresca. También te puedes animar con la versión de pasta, de aguacate o melocotón.

Caprese
  • Ingredientes para 2 personas. 1 tomate hermoso, 1 bola de queso mozzarella, albahaca fresca, aceite de oliva virgen extra, vinagre de Modena al gusto, pimienta negra y sal.
  • Elaboración. Lavamos bien el tomate y la albahaca y los secamos con papel de cocina. Secamos también la bola de mozzarella para facilitarnos la labor de cortarla en rodajas. A las hojas de albahaca, les retiramos el tallo para que en la ensalada, esté la parte más sabrosa solamente. Cortamos el tomate en rodajas finas. En un plato colocamos una rodaja de tomate y seguidamente una rodaja de mozzarella acaballada sobre él. Sobre cada loncha de queso mozzarella colocamos una hoja de albahaca. Repetimos la operación hasta cerrar el círculo. Decoramos con un cogollo de albahaca en el centro.

Receta completa | Ensalada caprese italiana

Ensalada de pasta

Un recurso facilísimo para tener la comida lista, esperándonos en la nevera bien fresca, es la clásica ensalada de pasta, de la que existen infinitas combinaciones posibles. Pero, antes de convertir la ensaladera en un mejunje de ingredientes sin ton ni son, conviene aplicar cierta mesura y lógica en la mezcla de elementos. Esta receta es bien sencilla y todos sus componentes funcionan.

Ensalada Pasta
  • Ingredientes para 2 personas. 200 g de pasta corta seca, 50 g de pechuga de pavo, 50 g de bonito del norte en conserva, 6 aceitunas negras, 6 aceitunas verdes. 3 tomates secos, 1 cucharada de alcaparras, mayonesa, aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Elaboración. Cocemos los fusilli en abundante agua hirviendo con sal. Escurrimos y pasamos la pasta por el chorro de agua fría. Rociamos con unas gotas de aceite de oliva. Colocamos la pasta en una ensaladera amplia. Picamos en taquitos regulares la pechuga de pavo y agregamos a la ensaladera. Añadimos el bonito, las aceitunas verdes y negras, un poco de mayonesa y mezclamos con cuidado. Troceamos los tomates secos y los echamos en la ensalada. Por último, y justo cuando presentemos, añadimos las alcaparras. Servimos muy fría.

Receta completa | Ensalada de pasta veraniega

Ensalada de arroz con pollo asado

El arroz cocido con grano suelto constituye una excelente base para enriquecer y variar nuestro repertorio de ensaladas. El basmati o largo es perfecto, aunque también nos podemos apañar con un arroz estándar que no sea muy glutinoso y esté cocido al dente, con un puntito incluso crujiente.

Arroz
  • Ingredientes para 4 personas. 200 g de arroz basmati, 50 g de maíz en grano, 100 g de espárragos trigueros cocidos, 100 g de tomate, dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, una cucharada sopera de vinagre, dos cucharasdas soperas de mayonesa, una pizca de comino, 200 g de pechuga de pollo asado, dos kumquat cortados en rodajitas.
  • Elaboración. Remojamos el arroz unos minutos, y lo cocemos siguiendo las instrucciones del fabricante. Para hacer el aliño, mezclamos en un cuenco el aceite, el vinagre, la mayonesa y añadimos una pizca de comino molido. Mezclamos bien hasta emulsionar y reservamos. Picamos los espárragos verdes en trocitos y escurrimos el maíz cocido de la lata. Cortamos los tomates en pequeñas porciones y preparamos el pollo asado, cortando la pechuga en porciones pequeñas. Si tenéis algo de salsa del pollo también es buena para mezclar en nuestro aliño, aligerándolo un poco y aportando más sabor. Terminamos mezclando los ingredientes para que queden bien repartidos y aliñamos justo antes de comernos la ensalada, para que los ingredientes no se queden lacios sino que mantengan su tersura y textura. Decoramos con el kumquat cortado en rodajas muy finas y un poco de tomillo fresco.

Receta completa | Ensalada de arroz con pollo asado, espárragos y maíz con aliño especial

Zorongollo extremeño

Típico de Cáceres y la región de la Vera, este plato es una deliciosa ensalada de pimientos rojos asados con su acompañamiento de cebolla crujiente y huevo duro, además del buen aliño. Hace falta buen pan para acompañar.

Zorongollo
  • Ingredientes para 4 personas. 3 pimientos rojos grandes, 1 cebolleta, 2-3 tomates pera o rama, 3 huevos, 2 dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra, sal, vinagre y pimienta y perejil opcional.
  • Elaboración. Asar los pimientos enteros en horno precalentado a unos 200º C durante 35-45 minutos, hasta que esté la piel negra. Se dejan sudar cubiertos con un paño o plástico para que se enfríen despegando la piel, y se pelan, desechando las semillas y los filamentos. Podemos aprovechar para asar los tomates. Cortar la cebolleta en plumas finas y colocar en un cuenco cubiertas de agua muy fría y una pizca de sal. Cocer los huevos durante unos 8-11 minutos. Enfriar, pelar y reservar. Montar el zorongollo cortando los pimientos asados en tiras, añadir pulpa de tomate asado o en conserva -opcional- y el ajo. Echar un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra, vinagre al gusto y sal moderada. Mezclar para que se combinen bien los sabores. Servir con la cebolleta bien escurrida, el huevo cortado o picado y un poco más de aceite. Terminar con pimienta negra y/o perejil picado si se desea.

Receta completa | Zorongollo extremeño tradicional

Zarangollo murciano

Un clásico del tapeo murciano que se puede degustar recién hecho o reposado en frío varias horas en la nevera. En nuestra versión lo preferimos sin patata, mucho más ligero, dejando que la jugosidad del calabacín cocinado a fuego lento y el huevo cuajado al punto destaquen en cada bocado.

Zarangollo
  • Ingredientes para 4 personas. 1 cebolla dulce o 2 cebolletas medianas cortadas en juliana fina, 1 kg de calabacines pelados con pelaverduras, 3-4 huevos (según tamaño), pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Calentar un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén o cazuela amplia y sofreír la cebolla con una pizca de sal. Bajar el fuego y dejar pochar hasta que esté muy tierna. Añadir el calabacín cortado en discos a la cebolla, salpimentar y remover. Cocinar primero a fuego fuerte sin dejar de remover, para que vaya soltando el agua. Si no entra todo de golpe, esperar a que reduzca un poco para hacer hueco; al final va a disminuir mucho el volumen. Cuando el calabacín ya no esté tan crudo, bajar el fuego y dejar cocinar lentamente. Así logramos que quede con un sabor concentrado y la textura muy suave, ahorrándonos la fritura que era más tradicional. Remover de vez en cuando y mantener la cocción hasta que esté muy tierno, unos 40-50 minutos. Finalmente cascar los huevos directamente encima, salpimentarlos y remover suavemente, integrándolos en la verdura, rompiendo las yemas. La idea es que se cuajen poco a poco, quedando muy jugosos. Mantener la cocción unos minutos a fuego suave hasta que quede la textura al gusto.

Receta completa | Zarangollo murciano tradicional

Hummus tradicional

Qué mejor época para recuperar la hummusmanía que el verano, cuando no hay que descuidar el consumo de legumbres, pero tampoco apetecen mucho los guisotes y estofados. Traemos el más tradicional, en nuestra versión favorita, pero puedes preparar también versiones distintas con aceitunas, calabacín asado, aguacate, pimientos, calabaza, etc.

Hummus
  • Ingredientes para 4 personas. 400 g de garbanzos cocidos, 70 g aceite de oliva virgen extra, 60 g de semillas de sésamo tostado o de tahina, 50 ml de agua (aproximadamente), 1 diente de ajo, 5 g de sal, 30 g de zumo de limón, 5 g de comino molido, 100 g de yogur (opcional),
  • Elaboración. Lavamos bien los garbanzos para retirar el líquido en el que vienen sumergidos en la conserva. Escurrimos e introducimos en el vaso de un robot de cocina. Añadimos el diente de ajo pelado (si retiramos el germen queda más suave), el sésamo, el comino, la sal, el zumo de limón y el agua. Trituramos hasta obtener una masa semi homogénea antes de incorporar el aceite de oliva virgen extra. Continuamos triturando unos minutos o hasta obtener una mezcla cremosa. Podemos aportar más cremosidad al hummus de garbanzos si añadimos un poco de yogur natural. En el momento de servir rociamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, semillas variadas y pimentón dulce.

Receta completa | Hummus casero de garbanzos tradicional

Pisto manchego

Nuestro país atesora un buen recetario de pistos a cada cual más suculento, aunque quizá sea el manchego el más popular y conocido. En cualquier caso, hay versiones para todos los gustos, con trucos y toques particulares en cada casa, pues no existe una receta canónica como tal. Merece la pena preparar una buena cantidad y tener reservas frías de pisto en la nevera varios días.

Pisto
  • Ingredientes para 4 personas. 2 dientes de ajo, 250 g de cebolla, 200 g de pimiento verde, 200 g de pimiento rojo, 4 tomates, 300 g de calabacín, sal, pimienta negra molida y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Escaldamos los tomates en agua hirviendo, con un corte de cruz en la base. Hervimos durante unos 15-20 segundos, los sacamos y los introducimos en un cuenco de agua helada. Los pelamos y trituramos. Pelamos los dientes de ajo y la cebolla y los picamos finamente. Lavamos bien el resto de las verduras y las cortamos en pequeños trozos de igual tamaño. Las reservamos separadas unas de otras pues las iremos añadiendo a la cazuela en distintas fases. Calentamos una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra en una cazuela y pochamos el ajo y la cebolla picados durante 15 minutos a fuego suave. Añadimos el pimiento picado y pochamos 15 minutos más. Incorporamos el calabacín y el tomate triturado, salpimentamos, tapamos y dejamos pochar durante un mínimo de una hora y media. Transcurrido este tiempo, retiramos la tapadera de la cazuela, subimos un poco el fuego y cocemos durante 15 minutos más o hasta que el agua del tomate se haya evaporado.

Receta completa | Pisto manchego tradicional

Salpicón de marisco

Los salpicones marineros son una delicia refrescante para los días de calor. Si el presupuesto y el tiempo lo permiten, merece la pena invertir en productos frescos de calidad para cocinar el marisco en casa, aunque siempre podemos aprovechar buenas conservas. También nos encanta la versión de pulpo.

Salpicon
  • Ingredientes para 4 personas. 1 centolla o buey de mar, 15 langostinos, 4 huevos, 1 cebolleta, 1 pimiento verde italiano, 1/2 pimiento rojo, 150 ml de aceite de olia virgen extra (aproximadamente), 120 ml de vinagre, 6 mejillones, 1 hoja de laurel, sal y perejil fresco al gusto.
  • Elaboración. Cocemos el buey de mar si pesa hasta un kilo, durante 17 minutos o la centolla durante 12 minutos, si pesa hasta un kilo, en una cacerola con agua, sal y una hoja de laurel. Cocemos los huevos hasta que estén hechos. Enfriamos y reservamos. Cocemos los langostinos en agua hirviendo salada dos minutos desde que comienzan a hervir. Los pelamos y reservamos. Cocemos también los mejillones al vapor hasta que se abran. Picamos el pimiento verde, el pimiento rojo y la cebolleta muy menudos, añadimos a un bol. Abrimos y picamos menudo la carne de la centolla o del buey de mar, así como los langostinos. Pelamos los huevos y los cortamos menudos. Mezclamos todos los ingredientes. Aliñamos con sal y la vinagreta compuesta del aceite y el vinagre.

Receta completa | Salpicón de marisco

Granizado de sandía y limón

La refrescante sandía es una fruta ideal para convertir en bebidas y postres tan hidratantes como deliciosos. En este caso la combinamos con limón y unas hojas de menta o hierbabuena para triturar todo con hielo y obtener un granizado la mar de fácil que querrás repetir todo el verano.

Granizado
  • Ingredientes para 2 personas. 250 g de sandía sin pepitas y sin corteza, 150 g de hielo en cubitos o pilé, 25 g de azúcar (opcional), 1 limón, menta fresca o hierbabuena al gusto.
  • Elaboración. Cortamos la sandía en dados y, si tiene pepitas, las retiramos. Dejamos en el congelador durante unas cuatro horas. Exprimimos el zumo de limón. Lavamos y secamos las hojas de menta. También podemos decorar el borde de los vasos con azúcar. Introducimos la sandía congelada en el vaso de un robot o batidora americana. Añadimos el hielo, el zumo de limón, las hojas de menta y el azúcar. Para un toque más ácido, podemos añadir la ralladura del limón. Trituramos hasta obtener textura de granizado, vertemos en los vasos y servimos.

Receta completa | Granizado de sandía y limón en 15 minutos

Helado de cerezas y yogur sin heladera

Solo se necesita un robot de cocina, buena batidora o procesador de alimentos para disfrutar al instante de un helado cremoso y saludable, con muy pocos ingredientes. Hay que congelar antes los mismos, eso sí, pues ahí está la clave de su simplicidad. Esta versión con cerezas y yogur se puede variar con plátano, fresas, frambuesas, mango, piña, o una combinación de varias.

Helado2
  • Ingredientes. 500 g de cerezas, 125-150 g de yogur natural (edulcorado opcional).
  • Elaboración. Lavamos y deshuesamos las cerezas. Las congelamos. Congelamos también el yogur. Echamos todos los ingredientes congelados en un procesador de alimentos y batimos hasta que se forme un helado cremoso. Si lo hacemos con la Thermomix, ponemos en el vaso las cerezas y el yogur y programamos a velocidad progresiva 5-10, sin tiempo, hasta que el helado alcance una consistencia cremosa. Servimos inmediatamente.

Receta completa | Helado de cerezas y yogur con dos ingredientes

Limonada de pepino

Nada como una limonada casera para refrescarse con sabor cuando más aprieta el calor. Esta versión añade pepino para aprovechar la hortaliza de temporada, añadiendo más frescor y poder hidratante. Reduce la cantidad de azúcar si lo prefieres.

Limonada
  • Ingredientes para 4 personas. 6 limones, 1 pepino, 200 g de azúcar, 1 litro de agua.
  • Elaboración. Exprimimos los limones. Con la mandolina, cortamos unas rodajas de pepino muy finas que usaremos para decorar los vasos cuando sirvamos nuestra bebida. Preparamos un almíbar disolviendo el azúcar en un vaso de agua y llevándolo a ebullición, mientras removemos bien, durante cinco minutos. Así obtenemos un producto azucarado en el que los granos de azúcar no se precipitarán en el fondo de la jarra. Dejamos enfriar el almíbar. Rallamos el resto del pepino, colocándolos después en un colador fino donde los apretamos para obtener su zumo. Si tenéis una licuadora, también podéis exprimir así el pepino y después colarlo bien, sobre todo si vais a hacer más cantidad. En una jarra, mezclamos el zumo de los limones, el del pepino y el almíbar, completando con agua hasta llegar a un litro y medio y servimos con mucho hielo.

Receta completa | Limonada de pepino casera

En Directo al Paladar | Los 23 alimentos más hidratantes para refrescarte comiendo este verano (y un montón de recetas con ellos para no aburrirte)
En Directo al Paladar | Ensaladas templadas, la guía definitiva: 28 ideas para adelgazar sin aburrirse

Temas
Inicio