Publicidad

Hoy hacemos merienda cena: sándwich de pollo asado y canónigos, una receta de aprovechamiento fácil y deliciosa

Hoy hacemos merienda cena: sándwich de pollo asado y canónigos, una receta de aprovechamiento fácil y deliciosa
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

No sé si era costumbre en vuestras casas pero en la mía algunos días no se preparaba la cena, sino algo intermedio llamado merienda-cena y que consistía en algo un poco más consistente que un simple sándwich para la merienda, que se tomaba aproximadamente a las siete y media u ocho de la tarde y que ya servía también como cena. Recordando esa tradición, he querido preparar esta receta de aprovechamiento para la merienda cena, un sándwich de pollo asado y canónigos fácil y rápida, que espero os guste.

Por supuesto podéis adaptar esta receta a los ingredientes que tengáis en casa y utilizar lechugas, rúcula, pechuga de pavo, o cualquier variedad de embutido de vuestra preferencia. El objetivo es que tengamos algo más que una merienda y que pueda servir para salir del paso y no tener que hacer una cena tradicional.

Este tipo de platos resultan muy cómodos cuando hay un partido de fútbol o una película que todos quieren ver y evitan que tengamos que ir a cocinar en pleno momento y además son excelentes como recetas de aprovechamiento para dar salida a las sobras de un pollo asado o de otros platos que tengamos en la nevera.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pan de molde tipo rústico o artesano (4 rebanadas)
  • Canónigos al gusto (puedes usar berros, rúcula o cualquier otra hoja verde)
  • Pechuga de pollo asado que os sobre de un pollo al horno
  • Tomate maduro en rodajas 1
  • Mostaza de Dijon al gusto
  • Mayonesa al gusto
  • Manzana verde (opcional)

Cómo hacer sándwich de pollo y canónigos para merienda cena

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Cocción 10 m

Para que nuestro sándwich pueda ser consistente y aguante el peso de los ingredientes, conviene que uséis un pan de molde tipo rústico, mejor si es casero, y que tostéis el pan para que sea más firme. Una vez tostado, pondremos una cucharada de mostaza en una rebanada y en la otra haremos la misma operación con mayonesa, extendiéndolas con un cuchillo.

Seguidamente cortamos el tomate en rodajas finas y colocamos tres de ellas en cada sándwich, sobre la rebanada con salsa mayonesa. Sobre los tomates, colocamos abundantes hojas de las variedades de lechugas que hayamos elegido. Yo he querido darles el toque crujiente y ligeramente amargo de los canónigos pero podéis utilizar las que tengáis en caso porque esta receta es excelente para el aprovechamiento de los restos de nevera.

Normalmente cuando en casa hacemos pollo asado, o cuando prepararmos pavo o cualquier otro asado de volátiles, preferimos comernos los muslos, contramuslos y alas, ya que resultan muy jugosos y guardamos las pechugas para estos menesteres, porque para sándwiches resultan perfectas. Para ello cortamos lonchas de pechuga con el cuchillo como veis en las imágenes y las guardamos en un tupper en la nevera.

Finalizamos nuestro sándwich de pollo y canónigos cubriendo todas las hojas con dos o tres rodajas de pechuga de pollo y cubriendo con la rebanada de pan que habíamos untado con mostaza. Al morder este sándwich se mezclan los distintos sabores y es una auténtica delicia. Opcionalmente, podéis añadir rodajas de manzana muy muy finas cortadas con mandolina y os gustará su contraste.

sandwich-pollo-merienda-cena

Con qué acompañar el sándwich de pollo y canónigos para merienda cena

Este tipo de recetas de merienda cena, como el sándwich de pollo y canónigos, resultan ideales para tomar viendo la tele con una bandeja sobre las rodillas. Complementadas con una o dos piezas de fruta, no necesitaréis más para disfrutar de un evento televisivo o una reunión familiar.

En Directo al Paladar | Receta del Serranito el clásico bocadillo del sur
En Directo al Paladar | Bocadillos solidarios preparados por cuatro grandes chefs

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir