11 recetas con quesos franceses para un picoteo del finde de mucho acento

11 recetas con quesos franceses para un picoteo del finde de mucho acento
Sin comentarios
3 votos

A nuestros vecinos transpirenaicos se les dan bien muchas cosas, pero si hablamos de cocina, más allá de cualquier rivalidad poco provechosa, hemos de encomendarnos a sus quesos.

Presumen de tener más quesos que días en el año, lo cual nos parece un fabuloso reto, y es que el universo de los quesos franceses es casi inabarcable. Podríamos empezar a enumerar nombres y estaríamos así unos cuantos párrafos porque el deleite es casi infinito.

Sin embargo, hay un par de nombres que se repiten una y otra vez, quizá los más conocidos e internacionales, como son el queso brie y el queso camembert, dos cremosas y fundentes joyas de pasta blanda que, cuando son buenos, son excelentes.

Lógicamente, un país que presume de su cocina y de su materia prima, también deja hueco a que entre fogones y cazuelas el queso se cuele. Para algunos, sacrilegio (pocos); para otros placer, placer divino.

La realidad es que podemos sacarle mucho partido en cocina a este par de tesoritos, más allá de la cacareada cena de picoteo -televisión mediante- y disfrutar de su aterciopelada textura en unas cuantas preparaciones.

Medallones de camembert horneados con mermelada de grosellas

Medallones de camembert horneados con mermelada de grosellas

A esta receta le va bien cualquier camembert (o queso que se le parezca en textura y forma), al que el rebozado le da un toque crujiente muy interesante. Huelga decir que, si no os gustan las grosellas, podéis apostar por otras mermeladas.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Queso Camembert 300 g
  • Huevo batido 1
  • Copos de maíz tostado u otros cereales para empanar
  • Mermelada de grosella (o la que prefiráis)

Cómo hacer medallones de queso camembert horneados con mermelada de grosellas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 5 m
  • Reposo 5 m

Lo primero que tenemos que hacer es cortar los medallones de queso. Para ello, me gusta guardar el queso durante media hora en el congelador, para que esté un poco menos cremoso. Entonces corto con un aro de emplatar un cilindro que después corto por la mitad en dos medallones. El resto del queso, es decir la parte que queda por fuera del aro, no la tiramos sino que la utilizamos para untar en tostas, o para añadir en cremas de verduras a las que aportará sabor y textura cremosa.

La siguiente operación es machacar los copos de cereales elegidos con un mortero para conseguir un polvo con el que empanar los medallones. En casa preferimos mezclar esos copos machacados con pan rallado pero si queréis podéis hacer el empanado solo con copos o como más os guste.

Pasamos los medallones por huevo, después por copos de cereales y seguidamente hacemos una segunda pasada de huevo y pan rallado para que el rebozado aguante bien el queso fundido en su interior. Para asegurarnos de que mantendrán su forma, los horneamos dentro de cápsulas para magdalenas o muffins.

Además, para que no se deshagan al meterlos al horno, lo que hacemos es volver a meter los medallones en el congelador durante 30 minutos antes de hornearlos, y en ese tiempo aprovechamos para precalentar el horno a 190ºC. Luego bastará con 7 minutos de horneado por cada cara para sacarlos bien crujientes y servirlos con la mermelada.

3 votos

Receta | Medallones de camembert horneados con mermelada de grosellas

Mini quiches de queso brie, cebolla caramelizada, pera y romero

Mini quiches de cebolla caramelizada, pera y romero

Para esta receta vamos a utilizar queso brie, que es especialmente válido porque funde muy bien y porque a la pera le va de maravilla, donde además el matiz de la cebolla queda bastante bien. Como es habitual, si tenéis otro queso cremoso pero con cierta consistencia en casa, utilizadlo.

  • Ingredientes para 15 unidades. 1 hojaldre rectangular refrigerado, 90g de cebolla caramelizada, 80g de queso brie o camembert, 1 pera conferencia grande, 1 huevo L, 200ml de nata líquida para cocinar, 10ml de mostaza de Dijon, romero fresco, pimienta negra molida y nuez moscada molida (opcional).
  • Elaboración. Precalentar el horno a 190ºC con ventilador, o 200ºC con calor arriba y abajo. Engrasar ligeramente con aceite o mantequilla el molde, solo si no es antiadherente. Lavar y secar el romero y la pera. Sacar unas hojitas de romero y picarlas finas. Pelar la pera y cortarla en cubitos pequeños. Estirar el hojaldre sin dejarlo muy fino y recortar círculos con un cortapastas o un vaso, que sean más grandes que las cavidades del molde. Forrar los huecos procurando que no haya burbujas de aire. No tiene por qué quedar perfecto, se puede reajustar la masa moldeando con los dedos. Cortar el sobrante y guardar para otra elaboración en la nevera. Repartir la cebolla caramelizada en el fondo de cada tartita y rellenar con trocitos de pera y queso picado o desmenuzado, añadiendo una pequeña porción de romero. Batir en un cuenco el huevo con la nata y la mostaza, salpimentar y aderezar con nuez moscada. Cubrir las quiches con la mezclar y hornear durante unos 12-15 minutos en la mitad inferior del horno.

Receta | Mini quiches de cebolla caramelizada, pera y romero

Queso camembert relleno de frutos secos

Queso Camembert relleno de frutos secos

Los sabores avellanados que de por sí tienen este tipo de quesos, sumados al perfil láctico y mantecoso, le van de perlas, como es lógico, a los frutos secos, ya sea en ensalada o en preparaciones tan curiosas como esta.

  • Ingredientes para 1 unidad. 1 queso camembert, 50g de queso mascarpone, 25g de ciruelas pasas o uvas pasas y 25g de nueces peladas.
  • Elaboración. Comenzamos poniendo las pasas en un pequeño cuenco con agua y calentándolas en el microondas, a potencia completa , durante un minuto. De esta manera conseguiremos que se re-hidraten más rápido y acortaremos tiempos de elaboración. Una vez rehidratadas, escurrimos las pasas y las reservamos hasta el momento de añadirlas al relleno del queso. Con sumo cuidado, cortamos la parte superior del queso camembert con ayuda de un cuchillo afilado y la retiramos, como si de una tapa se tratase. Vaciamos el queso, procurando no dañar la base ni los bordes. Mezclamos el camembert que hemos retirado y el mascarpone, y removemos hasta obtener una masa homogénea. Es posible que lo tengamos que calentar un poco para que ligue mejor. Si utilizamos nueces enteras, las partimos con las mano para obtener trozos más pequeños, pero que se noten. No queremos reducir las nueces a polvo, así que cuidado en este paso. Agregamos las nueces troceadas y las pasas rehidratadas a la mezcla de quesos y rellenamos el camembert. Nos sobrará relleno, pero este lo podemos guardar para otra elaboración. Cubrimos el camembert con la parte superior de su corteza, que hemos retirado para poder vaciarlo, y presionamos ligeramente. Introducimos el queso en un recipiente de tamaño adecuado y apto para horno, lo tapamos con papel de aluminio y horneamos a 140 ºC durante 10 minutos.

Receta | Queso Camembert relleno de frutos secos

Crêpes de espárragos y queso brie

Crêpes de espárragos y queso brie

Es posible que con esta receta acabes cantando La Marsellesa porque irradia francesidad por los cuatro costados. La pareja del espárrago con el queso es espléndida, tanto en preparaciones templadas como frías, por no hablar de las cremas, pero esta preparación es especialmente fácil y resultona.

Receta | Crêpes de espárragos y queso brie

Turrón de queso camembert y frutos secos

05 turrón de queso camembert y frutos secos

¿Para qué esperar a Navidad si puedes darte este capricho salado y sencillísimo de hacer? Solo tienes que coger un buen queso, los frutos secos que prefieras (los pistachos le van genial) y algunas frutas deshidratadas.

  • Ingredientes para 12 personas. 240g de queso camembert, 60g de queso crema, 60ml de nata líquida espesa, 80g de pistachos pelados, 20g de uvas pasas sultanas, 1 lámina de gelatina, sal y pimienta negra molida.
  • Elaboración. Raspamos el queso camembert con un cuchillo para quitar parte de la corteza. Troceamos e introducimos en un cacito junto con el queso crema y la crème fraîche (o nata líquida). Calentamos a fuego suave hasta que se funda el camembert. Mientras tanto ponemos la lámina de gelatina a remojar en agua fría. La hidratamos durante cinco minutos. Pelamos los pistachos y pesamos para obtener la cantidad correcta. Forramos el molde (que podemos fabricar con un brick de leche) con papel vegetal para que sea más fácil el desmoldado. Cuando el camembert se haya fundido, salpimentamos al gusto, retiramos el cacito del fuego y trituramos con una batidora de mano. Añadimos la gelatina bien escurrida y removemos bien para integrar. Incorporamos también los pistachos y las pasas sultanas. Vertemos la mezcla en el molde. Alisamos la superficie, cubrimos con más papel vegetal y guardamos en la nevera para que tome cuerpo. Mínimo cuatro horas, incluso mejor si lo dejamos toda la noche. Una vez solidificado, solo queda desmoldar y servir.

Receta | Turrón de queso camembert y frutos secos

Croissants de hojaldre rellenos de lacón, brie y ciruela

Croissants de hojaldre rellenos de lacón, brie y ciruela

Otro magnífico tres en uno con el que ser más francés que el 'Liberté, Egalité et Fraternité' donde metemos salado, dulce y tres texturas diferentes bien apetecibles. Un bocado para repetir.

  • Ingredientes para 8 unidades. 1 hoja de hojaldre (preferiblemente redondo), 125g de queso brie, 100g de lacón, 2 ciruelas medianas maduras, 100ml de agua, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, tomillo fresco o seco, pimienta negra molida y sal.
  • Elaboración. Sacar la masa de hojaldre de la nevera unos minutos para que se atempere. Precalentar el horno a 200ºC y preparar una bandeja con papel sulfurizado. Estirar el hojaldre sobre una superficie limpia ligeramente enharinada, o sobre papel de horno, usando un rodillo para dejar un grosor fino. Cortar en triángulos del mismo tamaño. Trocear el queso brie en piezas pequeñas, retirando la corteza. Cortar el lacón en piezas y trocear las ciruelas, desechando el hueso. Repartir unas láminas de lacón en el centro de cada triángulo, añadir el queso y piezas de ciruelas. Dar un golpe de pimienta negra y agregar unas hojitas de tomillo. Enrollar con cuidado, desde la parte más grande hacia la punta. Distribuir los croissants en la bandeja. Mezclar el bicarbonato con el agua y pintar la superficie de cada uno. Añadir sal y pimienta y hornear durante unos 15 minutos, hasta que se hayan dorado bien al gusto.

Receta | Croissants de hojaldre rellenos de lacón, brie y ciruela

Hojaldre relleno de queso camembert

hojaldre relleno de queso Camembert

No temáis al horno porque esta receta está lista en un cuarto de hora y os aseguramos que el resultado una vez puesto sobre la mesa va a levantar a la gente de sus asientos.

  • Ingredientes para una unidad. 1 lámina de hojaldre bien fría, 1 queso camembert, 30g de mermelada de frutos rojos, 20g de nueces peladas y 1 huevo batido.
  • Elaboración. Cortamos el queso Camembert por la mitad, en dos discos. Mejor si usamos un cuchillo especial para queso para que la hoja no se quede pegada y resulte más fácil. Untamos una de las mitades con mermelada y colocamos las nueces por encima. Cubrimos con la otra mitad de queso. Extendemos una lámina de hojaldre, que habrá de estar bien fría, y, sobre ella colocamos el queso relleno. Recortamos el hojaldre para ajustarlo al máximo al tamaño del queso y cubrimos bien, asegurando que no quedan grietas por ningún lado o se saldrá parte de queso con el calor del horno y perderemos relleno. Pincelamos con huevo batido y transferimos a una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado. Cocemos en la parte inferior del horno (para que la base no quede cruda), precalentado a 210º C, durante 15 minutos o hasta que esté dorado. Servimos inmediatamente.

Receta | Hojaldre relleno de queso camembert

Triángulos de camembert fritos

Triángulos de Camembert fritos.

Son un clásico del mundo de los ultracongelados y los procesados, pero podemos emularlos en casa con más facilidad de la que pensáis y hacerlos incluso más ligeros recurriendo al horno. Todo ventajas.

  • Ingredientes para 12 unidades. 1 queso camembert, 1 huevo M, una cucharada de leche (15g), pan rallado y aceite de oliva virgen extra para la fritura.
  • Elaboración. Antes de comenzar es importante asegurarse que el queso Camembert está bien frío para que lo podamos manipular sin problema. Para ello, lo tenemos en la nevera o lo metemos en el congelador 20 minutos antes de comenzar. Cortamos el queso en 12 porciones de igual tamaño y las separamos (o compramos los quesos camembert que ya vienen cortado). Batimos el huevo junto con la leche. Pasamos cada porción de queso por el huevo y, después, por el pan rallado. Repetimos la operación para crear una capa de empanado gruesa y que no se nos escape queso al freír. Calentamos abundante aceite en una sartén pequeña, sin pasarnos con la temperatura para que los triángulos de queso no revienten con el contraste. Mi placa de inducción tiene nueve posiciones y yo he utilizado la número siete. Freímos los triángulos de dos en dos, volteando una sola vez y procurando manipularlos lo menos posible. En cuanto tomen un poco de color, los retiramos y dejamos que escurran sobre papel absorbente. Esperamos unos minutos antes de servirlos y los acompañamos de uvas, mermelada, chutney, miel, etc.

Receta | Triángulos de camembert fritos

Tosta Estela de tomate y queso brie

Tosta Estela de tomate y queso camembert

No pensemos que todo lo que ocurra entre el brie (o el camembert) en nuestra cocina tiene que pasar necesariamente por el horno o por la freidora. En crudo y con un buen aliado puede hacer maravillas.

  • Ingredientes para 2 personas. 6 rebanadas de pan de centeno o semillas, 1 diente de ajo, un queso brie o camembert en formato crema, 4 tomates maduros y firmes, sal gruesa o en escamas, aceite de oliva virgen extra y pimienta negra molida (al gusto).
  • Elaboración. Cortar el pan en rebanadas de medio centímetro de grosor, aproximadamente. Calentar a fuego fuerte una buena sartén de hierro o parrilla, y repartir un chorrito de aceite de oliva por su superficie. Inmediatamente, depositar el pan, presionando al principio para que se tueste bien. Girar y tostar de la misma forma por el otro lado, agregando algo más de aceite si fuera necesario. Cortar el diente de ajo por la mitad y frotarlo en una de las caras de cada rebanada de pan. Untar con queso camembert, sin la corteza. Alternativamente, usar crema de queso camembert o brie. Lavar, secar y cortar los tomates en rodajas no muy gruesas. Si es posible, combinar varios tipos de tomate diferentes. Repartir sobre la capa de queso y disponer en platos o una fuente. Regar con buen aceite de oliva virgen extra y aderezar con escamas de sal y pimienta.

Receta | Tosta Estela de tomate y queso camembert

Piruletas de queso camembert y frambuesa

Piruletas de queso camembert y frambuesa

Fáciles, baratas, rápidas de hacer y para toda la familia, además puedes hacerlas a gran escala y ventilarte parte de un aperitivo o picoteo sin apenas manchar trastos.

  • Ingredientes para 9 unidades. 1 lámina de hojaldre, 1 queso camembert y mermelada de frambuesa o cereza (o de la fruta que te apetezca).
  • Elaboración. Precalentar el horno a 200ºC. Extender la lámina de hojaldre y cortarla en 18 cuadrados con un cortapizzas. Colocar en cada base de la mitad de los cuadrados un palo de brocheta. Cortar nueve cuñas de queso y colocarlas en cada uno de la mitad de los cuadrados, encima poner una cucharadita de mermelada de frambuesa. Cerrar con otro cuadradito de hojaldre apretando bien los bordes con un tenedor. Colocar en una bandeja de horno con papel de hornear o una lámina de silicona y hornearlos durante 15 minutos en el horno o hasta que estén bien dorados.

Receta | Piruletas de queso camembert y frambuesa

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Minitartas tatin de manzana con camembert

Minitartas tatin de manzana con Camembert
  • Ingredientes para 6 personas. 2 manzanas, 1 lámina de hojaldre, 50g de mantequilla, medio queso camembert, hierbas provenzales, sal y pimienta al gusto.
  • Elaboración. Precalentamos el horno a 200 grados C. Estiraremos la lámina de hojaldre y cortamos cuatro discos un poco más grandes que los moldes de tartaleta que vayamos a emplear. Engrasamos los moldes con mantequilla. Pelamos y descorazonamos las manzanas cortándolas en rodajas gruesas. En una sartén derretimos la mantequilla y salteamos las rodajas de manzana hasta que las veamos un poco blandas. Reservamos. Colocamos unos trozos de queso en el fondo de los moldes enmantequillados, después una rodaja gruesa de manzana, salpimentamos ligeramente y le colocamos el disco de hojaldre, intentando remeter los bordes hacia dentro con el mango de una cucharilla. Hornear durante veinte minutos. Una vez horneados darles la vuelta para presentarlos.

Receta | Minitartas tatin de manzana con camembert

Imágenes | iStock

En Directo al Paladar | 15 quesos franceses imprescindibles (pero poco conocidos): historia, propiedades y cómo degustarlos
En Directo al Paladar | Saganaki: la receta griega de queso feta frito que querrás comer día sí y día también

Temas
Inicio