Compartir
Publicidad

Pastel vegetal de pan de molde, receta clásica con una vuelta de tuerca

Pastel vegetal de pan de molde, receta clásica con una vuelta de tuerca
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sé en vuestra casa, pero en la nuestra el pastel vegetal de pan de molde es un clásico. Puede variar el relleno, la forma o el sabor, pero seguro que muchos de vosotros también lo habéis probado. En esta ocasión nuestra versión llega con una vuelta de tuerca, en forma de rollo, y una presentación de lo más divertida.

La opción clásica es montando capas con rebanadas de pan de molde intercaladas con relleno. Lo mejor es utilizar pan de molde sin corteza, o al menos recortar esta parte de rebanadas normales para que el resultado sea más tierno. El relleno es totalmente opcional y cada uno puede hacer su propia versión de este pastel salado.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Colas de gambas 100 g
  • Cogollo de lechuga 1
  • Surimi 100 g
  • Huevo XL 1
  • Aceitunas verdes sin hueso 8
  • Cebolleta pequeña 1
  • Bonito del Norte en conserva 100 g
  • Sal
  • Vinagre
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Mayonesa
  • Zanahoria pequeña 1

Cómo hacer pastel vegetal de pan de molde

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 10 m

Cocemos las gambas y el huevo y dejamos enfriar totalmente. Mientras, en un cuenco amplio, troceamos la lechuga limpia y seca, los palitos de surimi, las aceitunas, la cebolleta y el bonito. Pelamos el huevo cocido y lo cortamos menudo también, al igual que las gambas. Mezclamos todo.

Aliñamos muy ligeramente con un poco de sal, vinagre y aceite de oliva y un par de cucharadas de mayonesa. Pincelamos el pan de molde con una fina capa de mayonesa, cubrimos con el relleno y enrollamos con cuidado. Decoramos con mayonesa y zanahoria rallada, por ejemplo. Conservamos refrigerado hasta el momento de servir.

Pastel mixto de pan de molde. Receta

Con qué acompañar el pastel vegetal de pan de molde

El pastel vegetal de pan de molde debemos tomarlo fresquito, nuestra recomendación es que lo hagáis recién sacado del frigorífico, de este modo si hace mucho calor cuando lo sirváis, aún tendrá una buena temperatura.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio