Receta de patatas revolconas con setas o cómo dar una vuelta de tuerca a un clásico del tapeo

Receta de patatas revolconas con setas o cómo dar una vuelta de tuerca a un clásico del tapeo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE
19 votos

Siempre me ha gustado darle mi toque personal a todo lo que cocino. Ya sean recetas tradicionales o no, suelo adaptarlas y replantear nuevas versiones como es el caso de estas patatas revolconas con setas. No es que la receta clásica requiera de retoques, porque es un manjar tal cual, pero os adelanto que esta combinación es soberbia.

Prescindir de los tradicionales torreznos y sustituirlos por setas la convierte en una receta apta para veganos y vegetarianos. Algo a tener en cuenta si contáis con amigos y familiares que sigan este tipo de alimentación en vuestros círculos. También es ideal para esas ocasiones en que apetece probar algo diferente.

Las patatas revolconas con setas son súper fáciles de hacer. Yo he usado una combinación de champiñones frescos y trompetas de la muerte deshidratadas, pero podéis escoger las setas que más os gusten o lan que tengáis a mano en vuestras despensas. No olvidéis un buen pimentón, clave para que el resultado sea un éxito.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Patata 400 g
  • Diente de ajo 4
  • Champiñones 8
  • Setas deshidratadas (trompetas de la muerte o similar) 20 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Pimentón dulce de buena calidad 5 g

Cómo hacer patatas revolconas con setas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 5 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 45 m
  • Reposo 1 h

Calentamos abundante agua en una cacerola y cocemos las patatas hasta que estén tiernas. El tiempo dependerá del tipo de patata y de su tamaño. Escurrimos, dejamos enfriar, pelamos y troceamos toscamente.

Sumergimos las setas deshidratadas en un cuenco con abundante agua fría. Remojamos durante una hora, aproximadamente. Con ayuda de una espumadera y sin remover el agua, retiramos las setas, así los posibles restos de tierra se quedan en la base.

Filtramos el agua pasándola por un colador de malla fina con un par de papeles de cocina y la reservamos. Es un agua con mucho sabor que vamos a usar para añadir a las patatas al final de la receta, pero también sirve para cocer un arroz, enriquecer un caldo, etc.

patatas revolconas con setas paso a paso

Limpiamos los champiñones con un paño húmedo y los troceamos. Pelamos los dientes de ajo, los rallamos y rehogamos en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Antes de que se doren, añadimos los champiñones y las setas rehidratadas y salpimentamos. Salteamos durante un par de minutos a fuego medio. Retiramos de la sartén y reservamos.

Calentamos un poco más de aceite de oliva virgen extra en la misma sartén (sin necesidad de limpiarla) y añadimos el pimentón y las patatas. Sazonamos y machacamos groseramente con un tenedor, añadimos las setas reservadas y los jugos que habrán soltado y removemos para integrar.

Si queremos unas patatas revolconas más jugosas, podemos añadir un poco de agua de remojar las setas. Le aportará un punto de sabor extra muy agradecido. Ya tenemos listas nuestras patatas revolconas con setas y solo nos queda llevarlas a la mesa y disfrutar.

19 votos

Con qué acompañar las patatas revolconas con setas

A este clásico del tapeo español le sienta muy bien una cerveza bien fresquita, una copa de vino o cualquier bebida que esté a la altura de la potencia de sabor que tiene la criatura. Por supuesto, unas patatas revolconas con setas piden pan, mucho pan. Y si es en forma de picos, mejor que mejor.

En Directo al paladar | Tapas: 57 ideas fáciles para comer de picoteo
En Directo al paladar | Las mejores 75 tapas para conmemorar el Día Mundial de la Tapa

Temas
Inicio