Publicidad

Arroz blanco en olla exprés: la forma más rápida (y la mejor) de hacer la básica guarnición

Arroz blanco en olla exprés: la forma más rápida (y la mejor) de hacer la básica guarnición
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando escuché hablar de esta receta fui tremendamente excéptico. ¿Arroz blanco en olla exprés? "No puede salir bien", pensé. Pero, claro, tuve que probarlo, y mi vida culinaria cambió.

Tras probar decenas de métodos, sigo pensando que está es la forma en que mejor sale el arroz blanco, al menos el de tipo redondo. Los granos quedan sueltos, y en un punto perfecto, casi imposible de lograr con otras técnicas que requieren cocciones más prolongadas. Y, encima, es de largo la forma más rápida de cocinarlo.

La única dificultad de esta receta reside en respetar los tiempos a rajatabla. Si no estamos atentos el arroz se nos puede quemar con relativa facilidad. Pero una vez cogido el truco es una receta de cabecera a la que recurriréis constantemente. No indicamos cantidades porque aquí todo es cuestión de proporciones: una de arroz, por una de agua. Siguiendo esta regla se puede hacer la receta para tanta cantidad como quepa en la olla.

Ingredientes

Para personas
  • Arroz redondo
  • Laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Diente de ajo
  • Sal

Cómo hacer arroz blanco en olla exprés

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Cocción 10 m
  • Reposo 1 m
Collage Arroz

Echa un chorro de aceite de oliva en la olla exrpés y caliéntalo a fuego medio. Añade un diente de ajo por cada vaso de arroz y deja que se dore ligeramente.

Cuando el diente de ajo esté dorado, y el aceite aromatizado, vierte el arroz, y deja que se cocine durante aproximadamente un minuto removiendo todo el rato. Añade una hoja de laurel (o más si vas a hacer mucho arroz), una pizca de sal, y vierte el mismo volumen de agua que de arroz.

Cierra inmediatamente la olla y sigue cocinando a fuego medio hasta que asome el primer aro de la olla (o comience a dar vuelta la válvula, si estás usando una olla convencional), algo que ocurrirá en menos de 5 minutos. En este momento retira la olla del fuego y espera a que baje por completo la válvula.

Cuando abras la olla verás que no hay ni rastro de agua. Remueve el arroz, deja que repose un minuto, y sirve de inmediato.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Qué acompañar con el arroz blanco

Este arroz es la guarnición perfecta para cualquier plato al que venga bien un arroz blanco o, claro está, para hacer un clásico arroz a la cubana. A mi me encanta con pisto manchego, con bacalao con tomate, o unas buenas carrilleras, como las del vídeo adjunto, pero las posibilidades son infinitas.

En Directo al Paladar | Receta de arroz con leche cremoso exprés
En Directo al Paladar | Receta de arroz con pollo: un plato único insuperable

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios