Compartir
Publicidad

Cómo hacer pularda rellena de manzana y frutos secos, la receta estrella de la Navidad (con vídeo incluido)

Cómo hacer pularda rellena de manzana y frutos secos, la receta estrella de la Navidad (con vídeo incluido)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los platos más tradicionales de la Navidad es la pularda rellena y hoy queremos enseñaros a prepararla, aunque si se os antoja en cualquier otra época del año no os cortéis y dadle a la receta que bien merece la pena. Es lucidísimo llevar a la mesa una fuente con este asado, vais a quedar como profesionales de la cocina y ni os habréis despeinado. Sí, habéis leído bien. Es una receta bien sencilla. Palabrita.

Lo más importante es encargar la pularda (para rellenar) en vuestro establecimiento de confianza, porque no suele estar disponible en el momento. El resto es cuestión de picar frutos varios, dejarlos en maceración, introducirlos en el ave y hornear. Además de las explicaciones de siempre os enseñamos en proceso en vídeo, para haceros más fácil todavía la tarea de preparar pularda rellena, la receta estrella de la Navidad.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Pularda de 1,5 Kg (lista para rellenar) 1
  • Nueces peladas 70 g
  • Piñones pelados 30 g
  • Orejones 75 g
  • Uvas pasas de corinto 75 g
  • Dátiles sin hueso 75 g
  • Jamón serrano en lonchas 50 g
  • Manzana reineta 3
  • Cebolla grande 1
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Pedro Ximénez 500 ml

Cómo hacer pularda rellena de manzana y frutos secos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 50 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 1 h 30 m
  • Reposo 24 h

El día anterior a cocinar la pularda ponemos todos los frutos en maceración en el Pedro Ximénez. Para ello picamos las nueces, los orejones y los dátiles, cortamos una de las manzanas en dados y troceamos el jamón serrano. En un cuenco amplio colocamos estos ingredientes y agregamos los piñones y las uvas pasas. Regamos con el Pedro Ximénez, cubrimos y dejamos macerar 24 horas.

Escurrimos bien la mezcla (guardando el líquido) y rellenamos la pularda, que habremos salpimentado previamente. Para que no se salga el relleno cerramos bien las patas y la apertura con hilo de bramante. Cortamos la cebolla en juliana y troceamos en láminas las otras dos manzanas. Cubrimos con ello la base de una fuente de horno, colocamos encima la pularda rellena, regamos con un poco del líquido de maceración y horneamos a 180ºC durante una hora y media (1 hora por cada kg que pese la pularda).

De vez en cuando regamos con los jugos que soltará la pularda para que no se seque. Para evitar que se dore en exceso, podemos cubrir con papel de aluminio durante la primera hora y destapar los últimos 30 minutos. Pasamos a una fuente de servir, colamos la cebolla y la manzana, que servimos como guarnición, y pasamos los jugos a una salsera. Servimos inmediatamente.

Con qué acompañar la pularda rellena

Como plato principal de una mesa de celebración, a la pularda rellena le van de maravilla guarniciones como estas patatas asadas con mantequilla al eneldo y unas zanahorias asadas, pero podéis encontrar todo tipo de ideas aquí y elegir las que más os gusten.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio