Publicidad

Ensalada de remolacha, queso de cabra y arándanos: la ensalada morada que te sorprenderá

Ensalada de remolacha, queso de cabra y arándanos: la ensalada morada que te sorprenderá
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La remolacha no entró en nuestras vidas siendo un ingrediente como en esta ensalada de remolacha, queso de cabra y arándanos. En sus orígenes era cultivada con fines medicinales, hasta que en la época del Renacimiento conquistó a la gastronomía europea, convirtiéndose en una hortaliza de raíz muy apreciada.

Encontraréis remolachas frescas en los mercados de mayo a septiembre. En invierno, sin embargo, la tendréis que comprar ya cocinada al vacío. La remolacha puede ser alargada, globosa o aplanada y de varios colores. Hay tres variedades: la remolacha azucarera, rica en sacarosa, la remolacha forrajera para la alimentación del ganado y la remolacha roja que es la variedad que nos comemos y protagonista de esta ensalada de hoy.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Remolacha 2
  • Brotes de espinacas 100 g
  • Brotes de remolacha 25 g
  • Queso fresco de cabra 150
  • Pan de hogaza 50 g
  • Cebollino al gusto
  • Vinagre de vino tinto , 2 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra , 4 cucharadas
  • Arándanos 12
  • Sal y pimienta al gusto
  • Semillas de amapola al gusto

Cómo hacer ensalada de remolacha, queso de cabra y moras

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 5 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 45 m

Precalentamos el horno a 180 grados centígrados. Envolvemos cada remolacha en papel de aluminio o de horno y las horneamos durante 45 minutos. Este paso podéis obviarlo si las usáis ya cocidas. Dejamos enfriar las remolachas asadas. Las pelamos y las cortamos en rodajas finas, las repartimos en un plato de servicio y las colocamos superponiéndolas unas encima de las otras.

Cortamos la hogaza de pan en cubos, y los doramos en un poquito de aceite de oliva. Pasamos los picatostes para un papel absorbente que les absorba el aceite.

Mezclamos en un bol los brotes, el queso de cabra en dados, el cebollino picado y los arándanos. Aliñamos todo con el vinagre de vino tinto y el aceite de oliva virgen extra. Salpimentamos al gusto. Espolvoreamos con semillas de amapola justo antes de servir.

ensalada remolacha

Con qué acompañar la ensalada de remolacha, queso de cabra y arándanos

Por su sabor dulce y un toque terroso, la ensalada de remolacha con queso de cabra y arándanos combina bien con la cebolla, los cítricos y los condimentos fuertes. Así que os proponemos para acompañar unas cebollas rellenas o bien modificar el aliño de vino tinto por otro de sabor más potente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir