Tarta de espárragos verdes y queso gruyère, perfeca para la cena o compartir de picnic

Tarta de espárragos verdes y queso gruyère, perfeca para la cena o compartir de picnic
13 comentarios
18 votos

Esta tarta de espárragos verdes y queso gruyère es ideal como comida ligera acompañada con una ensalada o bien como entrante para completar una cena con invitados. En este caso he hecho la masa en casa, si veis que os complica mucho la receta o no tenéis tiempo, siempre podréis recurrir a una masa comprada. De todas maneras es fácil y sencilla de preparar, eso si, tenéis que respetar los tiempos de frío para obtener un buen resultado.

El relleno que lleva lo he completado con unos tomatitos cherry que la hacen más jugosa, pero en estas tartas saladas la imaginación al poder y puedes suprimirlos o bien cambiarlos por otros ingredientes.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Harina de trigo 260 g
  • Mantequilla fría 125 g
  • Yema de huevo 1
  • Agua muy fría 60 ml
  • Espárragos trigueros o verdes (un manojo) 300 g
  • Tomate cherry 6
  • Nata líquida para cocinar 125 ml
  • Queso gruyère 50 g
  • Huevo 2
  • Sal

Cómo hacer tarta de espárragos verdes y queso Gruyère

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h 10 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 50 m
  • Reposo 30 m

Comenzaremos echando en un bol la harina, la sal y los cubitos de mantequilla bien fríos. Amasar rápido hasta formar una especie de migas. Añadir la yema, e ir añadiendo las cucharadas de agua helada una a una según vaya pidiéndonos la masa. Ir uniendo todos los ingredientes hasta formar una masa suave, no sobreamasarla. Formar una bola y cubrirla con film transparente, dejarla en la nevera media hora.

Una vez que pase el tiempo estirar la masa entre dos papeles de horno hasta dejarla bien fina. Forrar un molde rectangular o redondo y recortar con el propio rodillo la masa que sobra. Llevar de nuevo a la nevera durante otros diez minutos. Mientras, precalentar el horno a 200ºC. Rellenar la masa con legumbres o pesos de pastelería y hornear durante diez minutos. Retirar las legumbres y seguir horneando otros diez minutos más.

Poner una olla de agua hirviendo con sal, lavar y recortar las yemas de los espárragos de el ancho del molde, el resto picarlo en trocitos pequeños. Escaldarlos durante dos minutos, escurrir y reservar. Picar los tomatitos cherry a la mitad. Rallar el queso y echarlo en un bol con la nata y los dos huevos batidos.

Paso a paso tarta de esparragos verdes y queso Gruyère

Bajar la temperatura del horno a 160ºC, retirar la masa y echarle en la base los trozos pequeños de espárragos y las mitades de los tomates, verter por encima la masa líquida y disponer las yemas de espárragos por encima haciendo un adorno. Hornear 40 minutos.

18 votos

Un vistazo a…
Tres recetas al horno fáciles y rápidas, para comer bien sin despeinarse

Con qué acompañar la tarta salada de espárragos

Esta tarta de espárragos verdes y queso Le Gruyère se degusta caliente o a temperatura ambiente. Lo mejor es hacerla en un molde de base desmontable, para poder servirla fácilmente en la mesa sin él, puesto que este tipo de tartas son de masa frágil.

En Directo al Paladar | Tarta tatin salada de espárragos y zanahoria: receta vegetariana
En Directo al Paladar | Receta de tarta de espárragos con masa de queso gruyère

Temas
Inicio