Boho Club (Marbella): el reto del chef Diego del Río para dar a conocer la cocina malagueña en un resort de escandinavos

Boho Club (Marbella): el reto del chef Diego del Río para dar a conocer la cocina malagueña en un resort de escandinavos
Sin comentarios

Nada más entrar en los dominios de Boho Club queda claro que este es un lugar especial: incluso en términos de la milla de oro marbellí.

El resort ocupa el antiguo Centro Forestal Sueco, una especie de colonias que funcionaban como un lugar de retiro para los altos funcionarios del Gobierno sueco. Los propietarios del resort, Quartier Properties, también suecos, adquirieron la finca a su Gobierno y, aunque han reformado por completo las estancias, el lugar sigue teniendo cierto aire a campamento, aunque a tope de amor y lujo.

Pero más allá de lo agradable del lugar, lo que atrae a los no residentes al Boho Club, que abrió sus puertas justo antes de que estallara la pandemia, es su gastronomía. Su cocina, dirigida por el chef malagueño Diego del Río, que logró la estrella Michelin para El Lago, se sirve ininterrumpidamente de 8 a 23:30 horas, y cuenta con una variadísima oferta. No es raro ver al mismo tiempo a una pareja desayunando unos huevos Benedict, a un grupo de amigas bebiendo champán y a unos ejecutivos comiendo el menú degustación, que se sirve también durante todo el día (excepto viernes y sábados).

Un atrevido menú degustación

En la carta, pero especialmente en el menú, Del Río ha querido plasmar un cocina con toques cosmopolitas, pero de marcado carácter local. Un equilibrio difícil en el que ser fiel a su esencia, pero tratando de no asustar a una clientela mayoritariamente extranjera.

“Nuestra clientela es muy muy variopinta”, reconoce el cocinero. “Hay quienes vienen y se abren, lo entienden, quieren probar algo de aquí. Y después tenemos el tipo de cliente al que le cuesta más, es más conservador y no sale del sota, caballo y rey. Hay que hacer una cocina que guste al que va buscando comer bien, al que le da igual, al que es más sibarita... Es como una relación de un matrimonio. Nos vamos conociendo, hay veces que nos peleamos, otras estamos bien, hasta que llegamos a un acuerdo”.

Gyoza
Gyozas de bogavante, con salsa de coco, cilantro y lima. Buenísimas.

Pese a este tira y afloja, Del Río no renuncia a colocar en el menú exquisiteces locales. Hay chivo malagueño, un animal que ningún sueco se imagina si quiera que pueda comerse, y que el cocinero clava en uno de los mejores platos del menú. Hay pulpo de Estepona, donde se encuentra uno de los mayores caladeros que tiene el cefalópodo en España. Y hay, claro, mucha huerta, presente a lo largo de todo el menú a través de, sopas, fondos y salsas muy bien trabajados.

Maiz
Sopa de maíz con mojo de agucate y verduras encurtidas. Un plato clásico ya en Boho Club, sabroso y refrescante.

Lo más difícil para el cocinero ha sido tener que renunciar en ocasiones a tratar a los pescados como a él le gustan, pero si vienen a comer, cuenten con encontrárselos en el punto perfecto. En nuestra visita comimos un salmonete insuperable, acompañado de sopa de cebolla, puré de gengibre y crema de queso payoyo.

“Nuestra cultura es de pescado sabroso, jugoso”, explica el cocinero. “Y el extranjero, no. No entiende el punto tan bajo del pescado. Lo quiere pasado. Siempre la carne si la piden al punto le subo uno más y con el pescado lo mismo. Como lo vean en el punto, nacarado, brillante, te lo echan”.

Salmonete
Salmonete con sopa de cebolla, puré de jengibre y crema de queso payoyo. Un diez.

Una referencia para comer bien

Con esta manga ancha, Del Río ha logrado algo impensable, y es que un resort sea una referencia para comer bien tanto para extranjeros como para locales.

Su menú degustación de diez pases, a 85 euros, es de un nivel propio de un veterano cocinero que ya sabe lo que es tener una estrella Michelin. Y teniendo en cuenta el lugar en que se sirve resulta, incluso, barato. Las cuentas salen porque hay mucho cliente dispuesto a dejarse un dineral en su abultada bodega, gestionada por el sumiller Richard Mena. Y porque, además, el restaurante se llena.

Chivo
Lo mejor del menú es la paletila de chivo, súper tierna y sabrosa, con una guarnición de toques del medio oriente: labneh, chutney de cebolla y hierbabuena.

“En Marbella tenemos muchísimos locales de esta envergadura y siempre priman mucho más el show o el espectáculo que la cocina, el detalle, el servicio”, explica Del Río. “Aquí desde el minuto uno se ha primado la cocina. En verano podemos dar a lo mejor las 250 o 230 cubiertos”.

El cocinero explica, no obstante, que en general está mejorando mucho el nivel gastronómico de Marbella. En parte debido a que con el auge del teletrabajo hay cada vez más clientela fija, que repite en los restaurantes en los que se come mejor.

Postre
La parte dulce, muy clásica, encontramos postres como esta tarta de limón con un sorbete de hierbabuena.

“Desde abril de 2020 es brutal la cantidad de gente que con el teletrabajo se vienen aquí a Málaga, pues tenemos también buenas conexiones con el aeropuerto internacional y te pones en Alemania, Suecia o Noruega en tres horas de golpe”, explica Del Río. “Está aumentando la población, porque vienen aquí a trabajar desde su casa y a lo mejor una vez al mes pues tienen que ir a su oficina a rendir cuentas”.

Y todo esto hace que, poco a poco, el público extranjero vaya apreciando las bondades de la gastronomía local. “En los comienzos me pedían mantequilla pero a mansalva y a día de hoy al revés, hemos cambiado las tornas y quieren aceite”, concluye Del Río.

Boho

Qué pedir: el menú degustación, bien largo, es la mejor opción para conocer la cocina de Del Río, pero muchos de sus platos se ofrecen también en carta. El chivo y el salmonete son imprescindibles, pero lo mejor es dejarse aconsejar con lo que haya de temporada.

Datos prácticos
Dónde: Urb. Lomas de Río Verde, 144. Marbella (Málaga)
Precio medio: Menú 85€. Vinos desde 32€/botella.
Reservas: 952157222 y en su página web.
Horarios: abre todos los días, pero el menú degustación no se sirve viernes ni sábados.

En DAP | Gastroguía de Marbella y la Costa del Sol: qué comer en las playas malagueñas (y qué restaurantes no debes perderte)
En DAP | Dani García anuncia un nuevo restaurante en Marbella inspirado en 'El festín de Babette': “El pasado es el futuro”

Temas
Inicio