Compartir
Publicidad
Publicidad

Restaurante Pa i Raïm, la tierra y el mar

Restaurante Pa i Raïm, la tierra y el mar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de semanas, aprovechando que estuvimos en Girona para la presentación anual de los vinos alemanes, decidimos darnos una vuelta por la Costa Brava. Estuvimos en Palafrugell, paseando por la ruta Josep Pla.

Eso sí, a nuestra manera. Es decir, no nos movimos de la segunda casilla. Justo donde está este restaurante: Pa i Raïm, en la casa pairal de la familia Pla en Palafrugell, en la c/ Torres i Jonama, 56.

El Restaurante lo regentan descendientes del famoso escritor. En la sala, con firmeza y seguridad, Rosa Durán, sobrina-nieta de Pla. Y en los fogones su hija Roseta Jorba y Pep Ferriol.

Bueno, más bien Pep en los calderos, donde la cocina tradicional empordanesa se hace esperar; mientras, Roseta se entretiene con sus elaborados y muy bien decorados postres, como el "souflé de chocolate líquido con helado de ciruelas al Armagnac" que ven en la foto de arriba. Supremo.

Ya ven ustedes que hemos empezado por el final. Por el postre. Y es que este souflé nos dejó muy buen recuerdo. El chocolate estaba en su punto, liquidito pero cremoso, muy bien compensado en amargor y dulcedumbre. Y el helado de ciruelas fue el contrapunto ideal: caliente, frío. Fantástico.

Pero antes nos dimos un paseo por el mar con los erizos del primer plato, solos, crudos, con tan sólo un poco de pan y mantequilla a cada bocado. Sencillo y correcto. Un plato de temporada. Recuerdan ustedes que les hablé de la Garoinada. Pues eso, garoines, garotes, erizos de mar. Tienen un gusto muy peculiar, marino, aunque con un ligero dulzor que me recuerda a los pescados de aguas continentales, a las percas americanas que pescaba antaño. Manías mías, seguramente.

Directo al Paladar | Pichón dos cocciones

Para continuar, un plato de desvanes y buhardillas: "Pichón en dos cocciones con arroz de setas". La primera cocción, filete de pechuga a la plancha, pura carne, sangrante y amoratada por dentro; la segunda, pierna rustida, tradicional y gustosa. Todo ello acompañado de un suave y cremoso arroz con setas. Buena ejecución de un plato que se puede encontrar en otras cartas y que a mi personalmente me suele encantar.

Para beber, una Mencía del Bierzo, de Álvaro Palacios, Corullón del 2001, un vino que se portó con los erizos y que desplego todo su abanico de aromas con el pichón y el arroz. Potente, oscuro, primitivo y voráz.

A repetir.

Pa i Raïm c/ Torres i Jonama, 56 17200 Palafrugell (Girona) Teléfono: 972 304572

Fotos | Calamar en Directo al Paladar Más información | Restaurant Pa i Raïm Más información | Fundación Josep Pla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos