Compartir
Publicidad

Los cinco alimentos que pueden ayudarte a prevenir la gripe esta temporada

Los cinco alimentos que pueden ayudarte a prevenir la gripe esta temporada
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La alimentación que llevamos puede influir notablemente en el sistema de defensas de nuestro organismo, por ello así como se sabe que determinados nutrientes resultan clave a continuación te mostramos cinco alimentos que pueden ayudarte a prevenir la gripe esta temporada.

Las gripes así como los resfriados son ocasionadas por un virus, y pueden ocasionar malestar general, fiebre, tos y debilidad durante varios días. Para prevenir su desarrollo, los siguientes alimentos pueden ser de gran ayuda:

Frutas y verduras

Peter Wendt 123928 Unsplash

Son alimentos ricos en fibra, con alto contenido acuoso y con variedad de sustancias con efecto antioxidante así como con propiedades inmunomoduladoras y antiinflamatorias como señala un estudio publicado en 2010.

Además, los polifenoles presentes en variedad de frutas y hortalizas poseen efecto antioxidante y como concluye una investigación realizada en Italia, pueden tener acción antimicrobiana siendo por ello de ayuda para prevenir la gripe y otras enfermedades respiratorias.

Lo mejor para aprovechar sus propiedades es consumir al menos una ración fresca (sin cocción) cada día de frutas y verduras de las cuales se recomienda un mínimo de cinco porciones e idealmente 10 raciones diarias.

Agua

Rawpixel 973120 Unsplash 1

El agua como tal así como otras bebidas o preparaciones ricas en agua son de gran ayuda para conservar la hidratación adecuada del organismo.

Una deshidratación leve puede afectar la integridad de estructuras que sirven de barrera de defensa para el organismo, o bien, pueden reducir secreciones de sustancias que forman al sistema inmunitario como las presentes en la saliva según señala un estudio publicado en 2012.

Asimismo, la adecuada hidratación evita la sequedad de mucosas y contribuye a la fluidez de posibles secreciones respiratorias que podrían contribuir al desarrollo así como a la gravedad de la gripe.

Podemos beber agua como tal o incorporarla a diferentes preparaciones como sopas, cremas y otros platos de cuchara varios.

Té verde

Rawpixel 477807 Unsplash

Las infusiones como el té verde contribuyen a una adecuada hidratación en invierno, pero además, este ingrediente que podemos sumar a preparaciones como un batido, una gelatina o bizcochos podría ser de ayuda para reducir la incidencia del virus de la influenza como señala una investigación publicada en Complementary and Alternative Medicine.

Además, como señalan científicos de Crea del Sur, las catequinas con efecto antioxidante del té verde tienen un efecto antiviral que sería de mucha utilidad para prevenir la gripe y también, el resfriado común.

Legumbres

Monkgogi Samson 487376 Unsplash

Las legumbres son ricas en proteínas vegetales, ofrecen mucha fibra que posee un efecto antiinflamatorio en nuestro cuerpo y además, son ricas en zinc un nutriente vinculado a menor incidencia de infecciones como señala un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition.

Una investigación publicada en 2011 confirma que la ingesta de zinc reduce las probabilidades de sufrir gripes y resfriados por su influencia en nuestro sistema de defensas.

Podemos acudir a legumbres secas o de bote en su reemplazo, para elaborar guisados, salteados, ensaladas, hamburguesas, albóndigas y tantos otros platos como nuestra imaginación lo sugiera.

Pescado azul

Caroline Attwood 301746 Unsplash

El pescado azul es fuente de grasas sanas para el organismo entre las que destaca el omega 3 con efecto antiinflamatorio que puede favorecer el adecuado funcionamiento del sistema de defensas.

Pero además, el pescado graso como el salmón, caballa, sardinas, atún, anchoas y otros son fuente de vitamina D que como señalan científicos estadounidenses contribuyen a la producción de péptidos antimicrobianos que serían de ayuda para prevenir la gripe y otras infecciones.

Podemos disfrutar de diferentes pescados azules al horno, en conservas, ensaladas, tartas e incluso, pizzas.

Además de estos alimentos para prevenir la gripe, se requieren de buenos hábitos como realizar ejercicio regular y dormir lo suficiente cada noche para cuidar la salud del organismo y protegerlo ante estas y otras enfermedades más frecuentes durante el otoño y el invierno.

Imagen | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio