Publicidad

Los ingredientes que debes evitar en tu ensalada si quieres lograr un plato verdaderamente sano y ligero

Los ingredientes que debes evitar en tu ensalada si quieres lograr un plato verdaderamente sano y ligero
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Las ensaladas son uno de los platos más escogidos en verano por su rápida elaboración y su temperatura habitualmente fresca. Sin embargo, no todas las opciones son realmente nutritivas como pensamos: te mostramos los ingredientes que debes evitar en tu ensaladas si quieres lograr un plato verdaderamente sano y ligero.

Fiambres y embutidos que suman grasas de mala calidad, sal y azúcar

Fiambres

Los fiambres y embutidos son usados muchas veces como fuente de proteína para nuestra ensalada. Sin embargo, pueden aportar menos de este nutriente de lo que pensamos y concentrar calorías derivadas de grasas de mala calidad, almidones y azúcares.

Además, pueden sumar sal en exceso a la ensalada y así, perjudicar nutricionalmente la misma.

Lo recomendable en su reemplazo es emplear carnes frescas y magras cocidas o bien, pescados o mariscos enlatados que son siempre mejores opciones a nivel nutricional.

Salsas y aderezos comerciales que pueden ser fuente de azúcares y sal en exceso

Salsas

Los aliños y salsas de nuestras ensaladas siempre es recomendable elaborarlos en casa, con ingredientes de calidad y sin azúcar añadido o sal en grandes cantidades.

Las salsas o aderezos comerciales no sólo pueden tener grasas de mala calidad sino también, aportar una notable cantidad de calorías derivadas de azúcares que es recomendable evitar en la dieta habitual.

Picatostes, chips u otros ingredientes fritos que suman grasas y calorías

Picatostes

Es habitual encontrar ensaladas tradicionales como la César que incluyen ingredientes fritos como los picatostes o croutones que no son más que dados de pan sumergidos en aceite y aportan grasas y harinas refinadas en grandes proporciones.

Otros ingredientes fritos que pueden sumarse a ensaladas son chips de frutas o verduras, frutos secos o semillas fritas y saladas, nachos y semejantes que añaden textura crujiente y muchas grasas que nos incentivan a comer y comer saciarnos verdaderamente.

Son mejores alternativas dados de pan integral tostados al horno, chips horneados o frutos secos o semillas tostadas sin sal añadido.

Miel, azúcar o siropes fuente de azúcares y calorías vacías

Azucaredulcorantes

Muchos aliños incluyen en su interior miel, azúcar, siropes, jarabes u otras fuentes de azúcares libres que no aportan más que calorías vacías que recomendamos evitar.

Asimismo, si caramelizamos algunos ingredientes podemos estar empleando azúcares añadidos que no suman nada a nivel nutricional a nuestra ensalada sino todo lo contrario.

Si queremos un sabor dulce sin ingredientes de mala calidad, recomendamos adicionar frutas desecadas picadas, frutas frescas o bien, en pequeñas proporciones zumos de frutas frescas.

Gulas, surimi y otros sucedáneos del pescado con nutrientes de escasa calidad

Surimi

Si queremos sumar pescado o mariscos la mejor alternativa son las conservas o alternativas ahumadas en pequeñas cantidades, pues gulas, surimi, sucedáneo del caviar y otros productos que no son más que derivados del pescado aportan nutrientes de escasa calidad.

Estos productos pueden ofrecer sal en grandes cantidades, almidones u otras harinas refinadas en su interior y azúcares con pocas proteínas y grasas de calidad como pensamos cuando hablamos de pescado.

Por ello, mejor evitar todo aquello ultraprocesado que encontramos en el supermercado y que no es pescado o marisco congelado como tal u opciones enlatadas.

Nuggets, salchichas y otros ultraprocesados pobres a nivel nutricional

Snacks

Las ensaladas admiten todo tipo de ingredientes, y algunas alternativas "inventadas" o inspiradas en platos de fast food pueden incluir ultraprocesados como nuggets, salchichas, productos de bollería, snacks comerciales y demás que no son más que productos de pobre calidad.

Estos ingredientes son carnes procesadas en el caso de los primeros que es aconsejable evitar y aportan en general escasa fibra, proteínas y nutrientes de calidad, mientras que pueden sumar desde grasas trans hasta azúcares, harinas refinadas, sal y calorías en exceso.

Estos son los ingredientes que debes evitar en tus ensaladas si quieres lograr platos verdaderamente sanos y ligeros para incorporar a tu dieta este verano, saciandote con buenos nutrientes.

Imagen | Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios