Compartir
Publicidad
Publicidad

Uno de cada tres pescados consumidos en España puede transmitir anisakis, según la OCU

Uno de cada tres pescados consumidos en España puede transmitir anisakis, según la OCU
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

España podría situarse a la cabeza de países europeos por intoxicaciones y alergias derivadas del anisakis, según advierten los alergólogos del grupo Hospitales Vithas Nisa, aludiendo a datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

En época veraniega solemos preparar con más frecuencia aperitivos caseros con base de pescado crudo, (anteriormente os hemos contado recetas fáciles para preparar sushi y ceviche), y por eso conviene extremar las precauciones para evitar la intoxicación.

Los expertos advierten que los marinados de frutos de mar con escasa cocción pueden aumentar el riesgo de sufrir la colonización de este parásito y recomiendan siempre la congelación previa durante más de 24 horas.

Uno de cada tres pescados consumidos en España puede transmitir anisakis, según la OCU, y el riesgo aumenta dependiendo de la procedencia: el 50% del pescado del Cantábrico podría contener este parásito, mientras que la incidencia en la pesca procedente del Mediterráneo no llega al 6%.

Ente otros motivos de la propagación del parásito se encuentra la práctica habitual de evisceración del pescado en alta mar. Al lanzar las vísceras al agua, otros peces las comen, se infectan y así se extiende el anisakis.

Rene Gademann Boquerones Anisakis

Anisakiasis: la enfermedad infradiagnosticada

A pesar de las advertencias de los expertos, la anisakiasis (patología gastrointestinal debida al consumo de pescado con anisakis) se podría estar extendiendo en los hogares españoles porque nos falta cultura de prevención -mediante el congelado- e incluso información sobre sus síntomas.

EL ANISAKIS PUEDE PROVOCAR PATOLOGÍAS GASTROINTESTINALES O ALERGIA
Chema Concellon Pescado

“Existen dos tipos de alteraciones que se pueden desencadenar cuando entramos en contacto con este parásito: infección gastrointestinal o alergia.

La infección gastrointestinal o "anisakiasis" se manifiesta con dolor de estómago, diarrea, vómitos, náuseas... o bien estreñimiento y obstrucción intestinal. Los síntomas pueden tardar entre 24 y 48 horas desde que se ha consumido el pescado.

En cambio, la alergia aparece pocos minutos o pocas horas después de consumir un pescado contaminado.

Los síntomas de una reacción alérgica pueden ir desde leves, como urticaria, a muy graves, como shock anafiláctico", explica la alergóloga Victoria López, del grupo Hospitales Vithas Nisa.

El parásito anisakis solo muere al freír, asar o congelar el pez, pero sobrevive en otros platos, como sushi, ceviche, boquerones en vinagre y sardinas a la brasa.

La OCU señala que los pescados de agua dulce no presentan riesgo de anisakis, más frecuente en especies como merluza, besugo, bacaladilla, boquerones, pijota, pescadilla, gallineta, abadejo, bacalao o jurel.

Alta incidencia de anisakis en España

Según un reciente estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Aberdeen, dirigido por Miguel Bao Domínguez, la "anisakiasis" tiene una incidencia de 8.000 casos al año en España. La media europea ronda los 500 casos anuales.

Los investigadores concluyen que, en nuestro país, las principales fuentes de intoxicación son los boquerones en vinagre y sardinas asadas, que no alcanzan los 60 grados centígrados necesarios para matar al parásito.

Prohiruka Komunikazio Taldea Sardinas

Por regiones, el anisakis tiene más presencia donde más se consume estos platos: Andalucía, Madrid, Cantabria y País Vasco.

La investigación del CSIC apunta, además, que de 10.500 menús de boquerón en vinagre hay un caso de anisakiasis, lo que representaría aproximadamente 8.000 casos de anisakiasis al año.

“Ante estos datos se puede afirmar que España tiene una elevada incidencia de la enfermedad, que está subestimada e infradiagnosticada debido, fundamentalmente, a dos motivos.

En primer lugar, las dificultades para diagnosticar esta enfermedad, debido a la ausencia de síntomas específicos o a la falta de investigación clínica.

En segundo lugar, a que la anisakiasis puede no ser reportada porque no es una enfermedad de declaración obligatoria”, explica el investigador Miguel Bao.

Frank Boquerones Flickr

A pesar de que la hostelería cuida mucho el tratamiento del pescado, los expertos advierten que el mayor riesgo de intoxicación se debe a que no extremamos las precauciones en casa.

Por una parte, si compramos pescado fresco para consumir casi crudo o poco cocinado, en muchos casos no lo congelamos lo suficiente por falta de tiempo o congelador potente. En este artículo os explicamos, además, que los alimentos congelados también caducan.

Y por otra parte, los frigoríficos de menos de tres estrellas no alcanzan la temperatura necesaria para destruir el parásito. Los de tres o más estrellas requieren un tiempo mínimo de congelación a -20 grados durante cinco días, según las recomendaciones de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN)

Todo pez marinado, salado, ahumado, escabechado o en vinagre debería ser congelado previamente

En resumen, si queremos sorprender a nuestros invitados o familia con un delicioso plato de pescado crudo o semi crudo, más vale prevenir.

Todo pez que vaya a ser marinado, salado, ahumado, escabechado o en vinagre debería ser congelado previamente: a -20 grados centígrados durante cinco dias o bien a -35 grados durante un tiempo mínimo de 24 horas. De lo contrario, nos arriesgamos a sufrir esta zoonosis parasitaria.

Imágenes | Marco Giacomuzzi en Flickr | René Gademann en Flickr | Chema Concellón en Flickr | Hiruka komunikazio-taldea | Frank en Flickr
En Directo al Paladar | ¿Estás comiendo sushi de calidad? Las claves para distinguir el buen sushi del malo
En Directo al Paladar | Los siete secretos para hacer un buen ceviche en casa

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos