Compartir
Publicidad
Publicidad

Las fuentes de Dilar, gastronomía popular

Las fuentes de Dilar, gastronomía popular
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Dilar es un bonito pueblo granadino, situado en la falda de la Sierra, es afamado por sus epicúreas manifestaciones, sobre todo gastronómicas, por su agua de excepcional calidad y por su afición al montañismo, con rutas verdaderamente preciosas, entre otras cosas.

Montañismo y gastronomía, dos aficiones que practico y que a menudo me llevan a este pueblo generoso, para muestra observar sus fuentes que hacen relamer al cansado montañero que baja tras 5 horas de marcha, atraviesa el pueblo en dirección a Las Mimbres, un Merendero muy chulo que hay al otro extremo de Dilar, a echar una merecida cerveza con, seguro, una tapa grande y rica y que, gracias a dichas fuentes llega al susodicho merendero con los jugos gástricos derramados.

De cómo aliñar aceitunas, que olivos tienen y muchos, como hacer un pucherico de trigo, que hacerlo lo hacen, solo tienes que caminar por sus calles y empinar la nariz, ahora pucherico, ahora conejo frito, más abajo fríen papas con un aceite impresionante, de cómo elaborar a la antigua usanza una cazuela de la dehesa con su bacalao, su cebolla, su pimiento y todas sus cosas.


Fuente del pucherico

No cabe duda que Dilar es un pueblo gastronómico donde los haya, sus fiestas van en ese hilo, tienen la fiesta de la matanza, la fiesta del pucherico, la fiesta del mosto que es de lo más interesante, se trata de que el día 2 de Enero todo aquel que done un libro a la biblioteca municipal, se le invita a un chato de mosto, tienen también la fiesta de las castañas que consiste en asar castañas a lo bestia en alguna plaza del pueblo, y comer todos juntos tan otoñal fruto, al final, claro, los mozos se lían a castañazos.

Dilar cuenta además con interesante patrimonio cultural, yacimientos de la edad de bronce y una privilegiada situación geográfica a orillas del rio Dilar, al pie de de la Sierra, con picos como “la boca de la pescá”, “los alayos”, “la silleta de Padul”, con infinidad de rutas tanto de senderismo como a caballo, perfectamente señalizadas, cuidadas y organizadas si es el caso.

Así que atractivos tiene Dilar, patear sus montañas aledañas y ya el camino andado, el aire puro respirado, cargadas las pilas, a degustar su arraigada y tradicional gastronomía con un buen mosto, que también lo bordan.

Fuente de la cazuela

Más información | Web Ayuntamiento de Dilar
En Directo al Paladar | La Bodega del Prójimo, de tapas por El Valle de Lecrín

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos