Publicidad

Rosquillas dulces de anís y vino con aceite de oliva. Receta

Rosquillas dulces de anís y vino con aceite de oliva. Receta
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace poco tenía una de esas tardes tontas de sábado en las que me encontraba en casa sin muchas ganas de hacer nada. Me puse a vagar por la red y de repente me encontré con una receta que sin pensarlo mucho decidí preparar en ese momento. Se trata de unas galletas o rosquillas dulces de anís y vino con aceite de oliva, muy fáciles y adictivas.

La receta original la ví en un blog italiano, pero quise modificarla un poco utilizando buen aceite de oliva y añadiendo un poco de Chinchón dulce para potenciar aún más el aroma anisado. Si no tenéis en casa, podéis emplear solamente vino blanco en su lugar.

Ingredientes para unas 40 unidades

  • 350 g de harina de repostería, 170 g de azúcar, 100 g de aceite de oliva, 80 g de vino blanco, 20 g de anís dulce, 8 g de levadura química (impulsor), 1-2 cucharadas de semillas de anís, 1 pizca de sal, azúcar extra para rebozar.

Cómo hacer rosquillas dulces de anís y vino con aceite de oliva

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas engrasándolas o cubriéndolas con papel especial para hornear. Colocar la harina en un recipiente amplio y mezclarla con la levadura química y la sal. Formar un hueco en el centro y echar el aceite de oliva, el vino blanco y el anís dulce.

Trabajar todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea. Añadir las semillas de anís al gusto y amasar con las manos para distribuirlas bien. La masa debe ser lisa y suave, húmeda y maleable pero no pegajosa. Añadir más vino o harina para ajustar la consistencia.

Tomar pequeñas porciones de masa y darles forma de cilindro fino, de unos 10-14 cm de largo y no más de 0.5 de ancho. Unir los extremos para formar roscos y rebozarlos con cuidado en el azúcar. Distribuir las rosquillas en las bandejas. Hornear durante unos 20 minutos, hasta que se hayan dorado. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Rosquillas dulces de anís y aceite de oliva. Pasos de la receta

Tiempo de elaboración | 1 hora Dificultad | Fácil

Degustación

Estas rosquillas dulces de anís y vino con aceite de oliva son muy aromáticas y crujientes, perfectas para acompañar una taza de café, té o una copita de licor dulce. Si se guardan en un recipiente hermético aguantan muy bien durante varios días.

En Directo al Paladar | Receta de rosquillas caseras de anís En Directo al Paladar | Bizcochitos, galletas de canela y anís. Receta de Nuevo México

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir